La actividad lechera se mantiene estable

Se exporta al año unas 3.000 toneladas de productos lácteos

eating cows

La ganadería panameña está sufriendo los rigores de una prolongada estación seca, que está poniendo presión en los precios de los productos lácteos, y en especial la leche pasteurizada.

Sin embargo, en los tres primeros meses del año la producción generó un crecimiento del 1,9% con relación a igual periodo del año pasado, de acuerdo con cifras de la Cadena Agroalimentaria de la Leche.

La producción total alcanzó los 42.270.611 de litros en el primer trimestre, aunque la producción de la leche grado B y C registraron crecimientos negativos, por ser estos productores los más expuestos a la sequía. (Ver recuadro: Comparación preliminar de la recepción de leche).

Frank Tedman, presidente de la  Asociación Nacional de Procesadores de Leche (Anaprole),  señaló que el crecimiento que registra la producción de leche se incrementará, debido que es precisamente durante  los tres primeros meses del año que se afecta la producción debido a la ausencia de lluvia.

Los meses de mayor producción son julio agosto y septiembre.

Tedman destacó que se está registrando una transformación importante de  productores de leche grado B a grado A, en búsqueda de mayores ingresos.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), Euclides Díaz, dijo que hay mucho optimismo en el sector de que las cosas mejoren, por lo que el mercado se encuentra estable, debido entre otras cosas a la alta demanda de leche grado A y al restablecimiento de los aranceles  de importación que le permite a la leche grado A y grado B tener una mayor competitividad frente a la leche en polvo importada.

Sentimos que existe una política gubernamental con coherencia entre lo que se se habla y lo que hace, contrario a años anteriores donde hablaba mucho y no se hacia nada, destacó.

Todo el mundo está inspirado, ojalá esa inspiración no nos la corten, indicó Díaz, quien agregó que los precios a los productores se han mantenido, con excepción de la leche grado B en donde  se ha registrado una baja.

Sin embargo, expresó su disconformidad  debido al ingreso al país de derivados lácteos como yogurt, crema ácida, queso cheddar y  queso mozarela, entre otros, que se comercializan a muy por debajo de los costos de producción, por lo que están evaluando llevar estos casos ante la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) ante la existencia de un  posible caso de doping.

El 40% de los productos lácteos que se consumen en el país son importados.

Panamá exporta al año unas 3.000 toneladas de productos lácteos, que incluye quesos fundidos y leche evaporada hacia el Caribe y Centro América.

Díaz señaló que la preocupación que existe en la actualidad es el anuncio de la  empresa  Estrella Azul de que, a futuro, sólo comprará leche grado A y dejará de adquirir la leche industrial o grado C.

Indicó que a parte de esta pequeña piedra, el mercado está estable y ningún productor se ha quedado sin vender su leche. 

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financier

Más informaciones

Comente la noticia