La Ciudad de Panamá será sede en 2023 de la cumbre internacional contra el tabaco

La Ciudad de Panamá será sede en 2023 de la cumbre internacional contra el tabaco
El CMCT de la OMS es el primer tratado internacional jurídicamente vinculante que promueve la salud públical Archivo

La Ciudad de Panamá acogerá en noviembre de 2023 la décima Reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco (CMCT) y la Tercera Reunión de las partes del Protocoló para la Eliminación del Comercio Ilícito, informaron sus organizadores.

“Este evento se realizará a finales del mes de noviembre 2023, nos acompañarán representantes de 182 países partes del convenio, delegaciones de países no miembros, Organizaciones No Gubernamentales, Organizaciones Intergubernamentales”, puntualizó Reina Roa coordinadora de la Comisión para el Control del Tabaco del Ministerio de Salud (Minsa).

Destacó que la reunión tiene el objetivo de realizar los preparativos de este encuentro en Panamá y desde ya ir definiendo cuales son las necesidades que el país debe atender para poder llevar a cabo esta reunión, donde se analizarán diversos tópicos enfocados en la prevención del consumo de tabaco en los países aliados.

Igualmente dijo que Panamá viene trabajando en el control de tabaco y que actualmente el país cuenta con una prevalencia nacional en población de 15 años y más del 5%, y en jóvenes de 7.8%.

Por su parte Dominique Nguyen, responsable Técnico de la Convección de la Organización Mundial de la Salud manifestó que se escogió a Panamá como sede del evento, porque ha venido trabajando arduamente en el tema de prevención contra el tabaquismo.

“En el mundo mueren 8 millones de personas al año por efectos y enfermedades causados por el consumo el tabaco”, destacó Nguyen.

El CMCT de la OMS es el primer tratado internacional jurídicamente vinculante que promueve la salud pública. Se negoció bajo el control de la OMS y se adoptó en 2003, convirtiéndose en un instrumento jurídico esencial para apoyar al mundo en su intento de hacer avanzar la salud pública y acabar con la epidemia de tabaquismo.

Desde su entrada en vigor en 2005, el Convenio ha sido una poderosa herramienta en la lucha antitabáquica mundial, dando lugar a estrategias y legislaciones nacionales que han reducido la prevalencia del consumo de tabaco y las ventas de productos de tabaco, incluida la protección de los menores y de la población en general.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias