La decisión más esperada, a la vuelta de la esquina

La decisión más esperada, a  la vuelta de la esquina

Building icon with inscription "Fed". Financial data on computer

Fue una semana volátil en los mercados a nivel global, con el  S&P 500 cayendo cerca del  2% en la sesión del pasado viernes, siguiendo la trayectoria de los precios del petróleo y con la incertidumbre de lo que podría ser la primera subida de tasas en más de una década. El Nasdaq fue el mayor
afectado cerrando por debajo de la  barrera sicológica de los 5.000 puntos.

Esta  semana tendremos la tan esperada reunión de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) los días 15 y 16, evento que acaparará la atención de todos los participantes del mercado para descifrar el futuro del dólar y las implicaciones de  una  decisión de esta naturaleza.

Hemos vivido bastante volatilidad últimamente. El VIX, mejor conocido como el índice que mide el miedo en los participantes del mercado, tocó los 23  puntos y cerró cerca de los  20  puntos el jueves, lo que indica que hay un alto nivel de incertidumbre.

Los bonos de Estados Unidos (EE.UU.) a 10 años cerraron en 2,15%, cayendo casi 10 puntos básicos el viernes, lo que nos indica  que hay una ola de compradores en busca  de activos menos riesgosos.

En materia económica, los inventarios empresariales estadounidenses del mes de octubre se mantuvieron sin cambios, mientras que la cifra de septiembre fue revisada a 0,1% desde el 0,3%. Además recibimos la lectura preliminar  de diciembre (Michigan) del sentimiento del consumidor registrando un  91,8.

Los precios al productor de EE.UU. subieron inesperadamente en noviembre, debido a  que el costo de los servicios aumentó, pero la tendencia subyacente siguió apuntando a presiones inflacionarias débiles. El Departamento de Trabajo dijo  que su Índice de Precios al Productor avanzó un 0,3% tras haber caído un 0,4% en octubre.

La  Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo en un informe el viernes que  el mercado mundial de petróleo  se mantendrá con   exceso de oferta al menos hasta finales de 2016, empujando el precio aún más abajo.

Mientras que en noticias de Asia, el yuan chino cayó  a su  nivel más bajo en  cuatro años y medio, después  que el Banco Popular de China planeará  nuevas devaluación de su moneda para contrarrestar al dólar que ha estado pesando en la balanza comercial.

El dólar cotizaba a la baja frente  a las  principales monedas, con el euro en $1,099 y el yen en 120,98  frente al dólar.   

Abraham Benzadon
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia