La DGI espera recaudar $60 millones con nueva moratoria fiscal

La DGI espera recaudar $60 millones con nueva moratoria fiscal
La Dirección General de Ingresos (DGI) logró ingresos para el fisco por $74.9 millones, durante el pasado periodo de moratoria.| Archivo

Desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2019, estará vigente la nueva moratoria fiscal para el pago de intereses y recargos del Impuesto de Inmuebles.

De igual modo, de acuerdo con la Ley 79 del 20 de marzo de 2019, el beneficio alcanza a los intereses derivados de las obligaciones de las cuotas de la Caja del Seguro Social (CSS), “que deben pagar las personas naturales independientes y los trabajadores que reciben salarios y honorarios”.

Andrés Alonso, jefe de Exoneraciones de la Dirección General de Ingresos (DGI), explicó que con esta nueva moratoria esperan recaudar entre $50 y $60 millones.

La DGI logró ingresos para el fisco por $74.9 millones, durante el pasado periodo de moratoria, que inició el 12 de septiembre de 2018 y culminó el 4 de enero de 2019.

Solo por Impuesto de Inmuebles se recaudaron $59.5 millones.

En ese caso, el beneficio fiscal se extendió a saldo, recargo, multas e intereses de Tasa Única (sociedades anónimas o fundaciones de interés privado), Impuesto de Inmuebles y Seguro Social.

El sacrificio fiscal del Estado panameño por concepto del periodo de moratoria ascendió a $50.5 millones. 

Al evaluar la moratoria del 12 de septiembre de 2018 al 4 de enero de 2019, el funcionario resaltó que entre noviembre y diciembre de 2018, asociado también al tema de la reforma a la Ley de Impuesto de Inmuebles, hubo 600 solicitudes de exoneraciones sobre mejoras realizadas a la propiedad al 31 de diciembre de 2018, cifra que superó el promedio de requerimientos por parte de los ciudadanos en este renglón.

A partir del 1 de enero de 2019 se mantienen las exoneraciones para las viviendas con valores catastrales menores a $30,000.

La Ley 66 de 2017 establece también que estarán exentos del pago de Impuesto de Inmuebles los inmuebles (incluidas las mejoras) cuya base imponible no supere los $120,000, siempre que se constituyan en patrimonio familiar tributario o en vivienda principal.

Alonso reiteró la importancia de la disminución sustancial de las tasas impositivas para que las personas puedan estar al día con sus tributos.

Con respecto a la moratoria que se extenderá hasta el 30 de junio de 2019, señaló que todavía existen 50,000 contribuyentes con deudas y a quienes esperan atender.

Les recomendó mantener su información y correo electrónico actualizado, vinculado a la DGI para lograr realizar las consultas sobre saldos morosos.

Cabe destacar que durante este plazo (retroactivo al 1 de enero de 2019), los contribuyentes pueden realizar arreglos de pago hasta dos años para cancelar las obligaciones que determine la DGI, de allí la importancia de continuar el proceso de actualización de la información vinculada con sus propiedades. 

El jefe de Exoneraciones de la DGI reiteró que “estos periodos especiales se establecen  para que los dueños de fincas en Panamá mantengan sus cuentas limpias, saludables y de esa manera, al momento de hacer alguna transacción, contar con su paz y salvo y realizar sus trámites bancarios sin ningún inconveniente”.

Elisa Suárez, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Promotores de Viviendas (Convivienda), expresó su satisfacción por la aprobación de la Ley 79: “Seis meses de moratoria es mejor que nada”, precisó.

Convivienda había advertido que muchos contribuyentes, con la última moratoria, no tuvieron el tiempo de actualizar el valor catastral ante la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) o se percataron que, además de la vivienda tenían deuda por el terreno.

Sin embargo, Suárez destacó que en Anati los procedimientos continúan igual, de allí la necesidad  de impulsar su digitalización “en esta y todas las direcciones, porque un Estado ineficiente condena al país a descender en sus niveles de productividad y competitividad”.

Giovanna Bernal, abogada experta en temas tributarios, considera que este plazo le da una oportunidad a quienes no pudieron aprovechar el beneficio de la moratoria. 

A su juicio habría sido positivo y beneficioso incluir la Tasa Única (sociedades anónimas o fundaciones de interés privado) que  estaba incorporada en el borrador del tercer debate, pero no se consideró al momento de sancionar la Ley 79.

Recomienda a los usuarios no demorar el ingreso a la plataforma de la DGI y actualizar el valor catastral de las propiedades si todavía no lo ha hecho. 

En la resolución 201-0893 del 27 de marzo de 2019 se establece el procedimiento a seguir para quienes se acojan al periodo de moratoria.

Establece, entre otros aspectos, conforme a la Ley 79, que el periodo comprende desde el 1 de enero de 2019 al 30 de junio de 2019.

El pago se podrá realizar “en su totalidad o de manera fraccionada hasta el 30 de junio de 2019” pero  siempre y cuando se cubra la totalidad de la deuda nominal morosa. 

Si al llegar al término del plazo especial no cumplió con la totalidad de los pagos, no gozará del beneficio de la exoneración.

En el caso de los acuerdos de pago (dos años), no le causarán intereses y recargos si el nominal se paga en el término acordado, de lo contrario, se anula el convenio.

La DGI advierte que el propietario del inmueble debe actualizar la información de su bien ante la Anati, conforme a lo dispuesto en el artículo 767 del Código Fiscal.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia