La epigenética, más allá del código genético

La epigenética, más allá  del código genético

Explica cómo una neurona y el corazón que tienen el mismo ADN y la misma genética son tan distintos

Screen Shot 2016-07-22 at 11.41.35 AM

La genética es lo que se hereda del padre y de la madre, somos una mezcla 50% de cada uno, pero también hay factores químicos que regulan esa genética y es lo que se conoce como la epigenética (por encima de la genética).

Los   gemelos  tienen el mismo ADN, la misma genética, pero pueden tener comportamientos diferentes y enfermedades distintas, porque  también influye la forma cómo se regulan esos genes,  manifestó Manel Esteller Badosa, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge en Barcelona,  España, durante el IV Summit Centroamérica y Caribe, realizado en Panamá.

Explicó cómo una neurona y el corazón que tienen el mismo ADN y la misma genética son tan distintos.

Donde más se ha estudiado es en el cáncer, sabemos que en esta enfermedad la célula tumoral selecciona e inactiva genes protectores, que no pueden actuar químicamente, impidiéndole  frenar  la actividad de los genes anticancerígenos, dijo Esteller.

Agregó  que la epigenética nos define como especie, hay una epigénética de chimpancés, de la mosca, de la abeja, etc., además tenemos una epigenética que en parte nos viene del padre y de la madre.

Mencionó Esteller que son cinco fármacos que se utilizan  en el contexto de leucemias y linfomas, en tumores de las células blancas de la sangre y de los ganglios, que son eficaces contra  estas enfermedades, debido a que  pueden  cambiar las marcas químicas del ADN, para que se parezcan a las células normales y las célula de la leucemia recuerde que alguna vez fue una célula normal o un linfocito, y lo hace eliminando marcas químicas de su genoma.

Otro elemento interesante es que, además  de tratamientos y fármacos, la epigenética  puede predecir si un tumor  será poco agresivo o muy agresivo, si va a dar muchas metástasis o pocas metástasis y  si  va a ser sensible a un fármaco u otro.

Todos los pacientes en el futuro serán tratados en función de su composición genética y epigenética, y su escritura celular determinará el tratamiento más adecuado

Para determinar los datos genéticos del paciente,  se evalúa la anatomía patológica  del tumor en un microscopio,  y se puede conocer si le falta un trozo de ADN, o si le sobra y si tiene alguna  mutación.

Si tiene alterado el gen A, lo adecuado sería el fármaco A, para  el gen B  sería el fármaco B. Hoy en día la medicina personalizada solo se  utiliza en 30% de los casos, pero hace 15 años era  5%, por, lo tanto, en los próximos diez años llegaremos a un  60% seguro, indicó Esteller.

Para las personas que saldrían positivos en algún tipo de tumor, se contaría con el medicamento y  se le daría seguimiento. Si se sabe que una persona tiene riesgo de padecer algún tipo de tumor, en vez que vaya al médico cada dos años, debe hacerlo cada seis meses.

Las pruebas epigenéticas son confiables porque aparte de conocer el  comportamiento de los tumores y de predecir principios tumorales, permiten diseñar terapias específicas.

Las pruebas epigenéticas y genéticas se basan en los mismos principios, por lo que  puede utilizarse tanto una y como  la otra, concluyó Esteller.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia