La Fed sostiene que los bancos pueden capear cómodamente una recesión severa

La Fed sostiene que los bancos pueden capear cómodamente una recesión severa

Los bancos más grandes de Estados Unidos permanecerían bien capitalizados en caso de un impacto económico severo, dijo el jueves la Reserva Federal después del control anual de salud de las instituciones financieras, allanando el camino para que emitan recompras de acciones y dividendos.

Los 34 supervisados por la Fed con más de $100,000 millones en activos sufrirían pérdidas combinadas de $612,000 millones en una hipotética recesión severa, dijo el banco central, pero eso los dejaría con alrededor del doble de la cantidad de capital requerido bajo sus reglas.

Como resultado, los bancos, incluidos JPMorgan Chase JPM.N, Bank of America BAC.N, Wells Fargo WFC.N, Citigroup C.N, Morgan Stanley MS.N y Goldman Sachs GS.N pueden usar su exceso de capital para emitir dividendos y recompras a los accionistas.

Bajo su ejercicio anual de “prueba de solvencia” establecido después de la crisis financiera de 2007-2009, la Fed evalúa cómo les iría a los balances de los bancos frente a una hipotética recesión económica grave. Los resultados dictan cuánto capital necesitan para estar sanos y cuánto pueden devolver a los accionistas.

Los bancos deben esperar hasta el cierre de los mercados a las 2030 GMT del lunes para anunciar sus planes de distribución de capital.

Aunque los escenarios de 2022 se diseñaron antes de la invasión a Ucrania por parte de Rusia y la perspectiva hiperinflacionaria actual, deberían tranquilizar a los inversores y a las autoridades monetarias de que los bancos del país están bien preparados para lo que los economistas advierten que es una posible recesión en el país a finales de este año o el próximo.

Los 34 bancos sufrieron fuertes pérdidas en el escenario en el que la economía se contraería un 3.5% este año, impulsada en parte por una caída en los valores de los activos inmobiliarios comerciales, y la tasa de desempleo saltaba al 10%.

Pero incluso entonces, la Fed dijo que los coeficientes de capital bancario agregados seguían siendo aproximadamente el doble de la cantidad mínima requerida por los reguladores.

En 2020, la Fed cambió la forma en que funciona la prueba, desechando su modelo de “aprobado-no aprobado” e introduciendo un régimen de capital más matizado y específico para cada banco.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias