La globalización no tiene la culpa de los problemas de ingresos

La globalización no tiene la culpa de los problemas de ingresos

Food factory workers in production line for inspection and packi

El comercio y la globalización han sido injustamente culpados por el Brexit y el auge de Donald Trump, según un estudio sobre los ingresos que desacredita la popular idea de que un mundo más interconectado ha conducido al estancamiento de la clase media baja en los países ricos.

La idea de que la gente común se ha visto afectada injustamente durante los últimos 30 años por el auge de los mercados emergentes, como China, y por los ingresos de los súper ricos del mundo fue difundida por el llamado gráfico del elefante ideado por el economista Branko Milanovic, un ex alto funcionario del Banco Mundial.

Los expertos en desarrollo aclamaron el gráfico como el gráfico que explica el mundo. Sin embargo, un nuevo estudio realizado por la Resolution Foundation, una organización benéfica británica fundada para apoyar los intereses de las personas con ingresos bajos o medios, ha invalidado sus conclusiones.

Después de replicar detalladamente los datos de ingresos globales proporcionados por el señor Milanovic, el análisis de la Resolution Foundation se opone a la conclusión de que la globalización y el comercio perjudican a las clases medias de los países ricos.

En una actualización independiente de los datos de 2008 a 2011, el señor Milanovic también descubrió que hubo un mayor crecimiento de los ingresos entre precisamente los grupos afectados por el estancamiento de los ingresos en los 30 años previos, y mucho menores ganancias para las personas con el 1% de los ingresos globales. Su actualización también demostró que los ricos del mundo se vieron muy afectados por la crisis financiera mundial, lo cual en realidad sirvió para reducir la desigualdad.

Se puede decir que la crisis ayudó a reducir la desigualdad, dijo al Financial Times.

La Resolution Foundation encontró que el crecimiento demográfico más rápido en los mercados emergentes hace que sea difícil comparar los ingresos de las clases medias bajas en un período de tiempo porque su posición en la escala de ingresos globales cambió. Una mayor cantidad de familias chinas hizo parecer que los pobres de Estados Unidos (EE.UU.) se encontraban más arriba en la escala de ingresos globales en 2008 que en 1988.

Si los ingresos no hubieran cambiado en todos los países, este efecto de la población por sí solo provocaría disminuciones evidentes de 25% en algunos puntos de la escala de ingresos globales asociadas con las personas más pobres en los países ricos. Eso generó la característica forma de elefante, según la Resolution Foundation.

Estos resultados se vieron exacerbados por factores periféricos, como los antiguos estados soviéticos de Europa del Este, los cuales tenían ingresos en la misma zona que disminuyeron después de la caída del comunismo.

Si se ajusta el gráfico para poblaciones constantes y se elimina a China, los ex estados soviéticos y Japón, se muestra una extensión del crecimiento del ingreso relativamente pareja en todo el mundo. China es un claro elemento atípico por su fuerte desempeño.

Aunque la globalización produce una serie de desafíos para las familias de ingresos más bajos, dijo Torsten Bell, director de la Resolution Foundation, tenemos que tener claro que el débil crecimiento del ingreso usualmente tiene sus raíces en la política interna, y culpar a la globalización alivia la presión sobre los gobiernos.

El análisis de la Resolution Foundation sugiere que el destino de los ingresos de la clase media baja varía mucho por países, e incluso con un aumento de la desigualdad en muchos lugares, a las clases medias bajas de los países ricos no les ha ido mal.

El señor Milanovic ha sido pionero de la investigación sobre las comparaciones de ingresos a nivel mundial y dice los grandes ganadores del proceso de la globalización han sido las clases pobres y medias de Asia.

Chris Giles y Shawn Donnan
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL