La Gran Recesión 2006-2009

La Gran Recesión  2006-2009

Eudoro Jaen

Banquero

 

 

La Gran Recesión, como se conoce la Crisis Financiera Global del 2006-2009 ha sido la mayor crisis financiera en la historia de la humanidad.  Es la primera gran crisis financiera global; distinta a  la Gran Depresión del 1929  por su origen en el sector financiero, la magnitud de contagio, las pérdidas ocasionadas y sus persistentes  secuelas.

Se ha escrito mucho sobre los orígenes y causas de la Gran Recesión y  aquellos que les interesa conocer más sobre el tema les recomiendo leer las publicaciones de Noriel Roubini; Kenneth Rogoff y  Carmen Reinhart y   Raghuram G. Rajan. A Noriel Roubini  se le atribuye el merito de haber anticipado la Gran Crisis desde el año 2002: Algunos lo llaman El Profeta del Desastre.

Nadie le hizo caso. Hoy día es el Gurú Económico de moda. Su último libro, Crisis Economics, (Economia de Crisis), escrito en conjunto con Stephen Mihm  amerita su cuidadosa lectura. A partir del siglo XX las crisis financieras se hacen más frecuentes. Es precisamente el tema del libro de Roubini, quien mantiene que vivimos  en un mundo de continuas crisis financieras y por lo tanto, debemos aprender a vivir en crisis,  de ahí el  título del libro.

Se ha escrito mucho sobre las causas de la Gran Recesión,  se destaca  la aparición del fenómeno financiero conocido como  Banca Sombra, un sistema financiero informal paralelo al sistema formal que operaba  sin ninguna regulación y supervisión y la proliferación de instrumentos financieros exóticos complejos  de alto riesgo. Por mi parte, mis lecturas sobre el tema (y no soy el único) me lleva a la conclusión que la avaricia es la causa principal de la crisis. Todas las manifiestas causas de la crisis tienen un elemento subyacente común; un  mismo estímulo emocional: Un excesivo y descontrolado deseo de riqueza personal o simplemente,  avaricia.

Otro elemento común durante y después de la crisis es la frecuente incidencia  de Riesgo o Peligro Moral, una situación que ocurre  cuando los individuos toman decisiones de riesgo a sabiendas de que no serán responsables de las consecuencias. Riesgo Moral se observa por la tendencia de los directivos de las entidades financieras a aprobarse para sí mismos y conceder millonarias bonificaciones a los gerentes aún cuando sus instituciones están en condiciones financieras precarias. Se manifiesta también con   la existencia de  las instituciones too big to fall (demasiado grande para que quiebren) y por la creación de instrumentos financieros conocidos como Credit Default Swap (CDS); una especie de seguro de no pago.

Los gobiernos, algunos con éxito, han buscado frenar la tendencia de los directivos y administradores de instituciones financieras de auto gratificarse con millonarios sueldos y bonos sin consideración a los resultados financieros de sus empresas, pero  sin éxito en Estados Unidos, donde se cometen las mayores ofensas.

Los gobiernos y los bancos centrales toman medidas extremas para salvar las instituciones too big to fall por el temor real de que sus quiebras provoquen una mayor crisis global. Estas instituciones   toman riesgos excesivos  conscientes que serán salvadas por las autoridades monetarias si encuentran graves problemas. La solución está en  desmembrarlas para que dejen de ser too big to fall, pero usan su gran poder para bloquear toda medida legal en esa dirección.

La creación  de CDS estimula la toma de riesgos pues sus tenedores saben  que en problemas  otros pagaran las consecuencias. La proliferación de los CDS puso al borde de la quiebra a AIG, la mayor aseguradora del mundo, cuando sus tenedores exigieron pago de sus CDS  pero fue salvada por el gobierno americano, precisamente por ser too big to fall

Una situación que estimula  Riesgo Moral es la presencia de seguros de depósitos ya que los banqueros tienden a tomar mayores riesgos cuando existen estos instrumentos. Afortunadamente en Panamá no existe seguro de depósitos; esta realidad  y la buena regulación bancaria  reducen la incidencia de  riesgo moral en nuestro Centro Bancario y estimula  una  administración financiera prudente.

Al final de cuentas, avaricia y riesgo moral  provocan la mayor crisis financiera de la historia.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL