La Hipotecaria apuesta por acciones preferidas

La Hipotecaria apuesta por acciones preferidas

Ricardo González J.

rgonzalez@capital.com.pa

Capital

La Hipotecaria se decidió por realizar una emisión de $15 millones en acciones preferidas no acumulativas para proveer capital adicional a su  patrimonio y al de sus subsidiaras, con el propósito de financiar el crecimiento de sus activos productivos.

La emisión se compone de 150.000 acciones a un costo de $100 por unidad, las cuales no tendrán derecho a voz ni a voto y recibirán dividendos cuando éstos sean declarados por la Junta Directiva y con preferencia a los tenedores de las acciones comunes.

De acuerdo con el prospecto informativo de la emisión, cada acción preferida será ofrecida inicialmente a la venta en el mercado primario en la Bolsa de Valores de Panamá (BVP) al 100% de su valor nominal y el emisor podrá variar de tiempo en tiempo, el precio de venta inicial.

El gerente general de La Hipotecaria, John D. Rauschkolb destacó que han participado activamente en el mercado de valores desde 1999 y durante los últimos 11 años han emitido Valores Comerciales Negociables, notas corporativas, acciones preferidas y bonos hipotecarios.

Hemos sido uno de los mayores emisores de valores por volumen en la historia de la BVP y para nosotros lo más significativo es tener una trayectoria comprobada que es de suma importancia para los inversionistas, destacó el ejecutivo.

Destacó que su experiencia ha sido excelente, debido a que  los mercados de capitales de Panamá son cada vez más profundos y desarrollados.

Rauschkolb explicó que La Hipotecaria se decidió por acudir al mercado de valores en lugar de buscar un financiamiento tradicional en la banca, debido a que con las acciones preferidas están  levantando capital, mientras que la banca se dedica casi exclusivamente a otorgar facilidades de crédito (deuda).

En otras palabras queremos aumentar la base de capital de nuestra empresa holding con el fin de financiar futuro crecimiento de las empresas operativas, sostuvo Rauschkolb.

 

Las acciones

Una vez la Junta Directiva de La Hipotecaria haya declarado dividendos de acciones preferidas, cada inversionista tendrá derecho a recibir un dividendo anual equivalente a una tasa fija sobre el valor nominal de las mismas que será fijada por lo menos tres días hábiles de anticipación a la fecha de oferta y debidamente comunicado a la Comisión Nacional de Valores.

Las Acciones Preferidas tendrán derecho a recibir los dividendos con preferencia a los tenedores de las acciones comunes y otras series de acciones preferidas creadas por el Emisor que no gocen de los mismos derechos y privilegios que las acciones preferidas.

Si la junta directiva decide no declarar ni pagar dividendos para cualquier período anual, los dividendos que, de haber sido declarados hubieran sido pagados en dicho período, no se acumularán para ser declarados o pagados en un período siguiente.

Las acciones no tienen fecha fija de redención, pero podrán ser redimidas a discreción, luego de transcurridos cinco años desde la fecha de la oferta, en forma parcial o total. Sin embargo La Hipotecaria podría redimirlas sin que los tenedores reciban compensación alguna por la oportunidad que pierden de seguir recibiendo los dividendos estipulados.

Además, en caso de que las acciones, por razón de las condiciones prevalecientes en el mercado, se llegaren a negociar a un valor por encima de su valor nominal, aquellos tenedores que las compraron a un valor por encima de su valor nominal podrían sufrir un menoscabo de su capital, si en ese momento se decidiera ejercer la opción de redención.

Las acciones preferidas no se encuentran garantizadas por activos o derechos específicos de La Hipotecaria. No existirá un fondo de amortización; por consiguiente, los fondos para el pago de los dividendos provendrán de los recursos generales de la empresa, en especial de sus utilidades retenidas y los dividendos recibidos de sus subsidiaras.

 

La empresa

La Hipotecaria es una compañía tenedora que es dueña de subsidiaras que se dedican principalmente al negocio de generación, administración y titularización de préstamos hipotecarios y préstamos personales en Panamá y El Salvador.

Adicionalmente, es dueña de una compañía en Colombia que iniciará operaciones similares en este año y de una reaseguradora que reasegura riesgos directamente relacionado con el negocio de la generación, administración y titularización de préstamos hipotecarios en estos tres países. La empresa  no opera un negocio sino consolida los resultados de sus subsidiaras y recibe dividendos de las mismas.

Al 31 de diciembre de 2010 La Hipotecaria mantenía un nivel de endeudamiento (pasivos totales/patrimonio total) de 5,36 veces. De colocarse la totalidad de la emisión, el índice de apalancamiento (pasivos totales/patrimonio total) disminuiría a 3,89 veces.

A la fecha, el capital autorizado de la empresa está constituido por 3.000.000 de acciones, divididas en 2.000.000 de acciones comunes, sin valor nominal y 1.000.000 de acciones preferidas, con un valor nominal de $100,00 cada una.

La compañía no mantiene acciones en Tesorería y tiene 1.056.068 acciones comunes emitidas y en circulación. Actualmente 943.932 acciones comunes y 900.000 acciones preferidas del capital social autorizado se encuentran sin emitir y La Hipotecaria no tiene ningún compromiso de emitir dichas acciones.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias