La historia del panameño que impulsa el uso de microalgas

La historia del panameño que impulsa el uso de microalgas
Martín Caballero mira con buenos ojos las nuevas relaciones entre Panamá y China para impulsar el uso de microalgas.| Melissa Novoa para ElCapitalFinanciero.com

El último día que Martín Caballero habló con su profesor de la carrera de Acuicultura en el extranjero,  le preguntó: Si había algas en el mar, ¿por qué no se extraían, se cosechaban y luego se procesaban para darles algún uso?

Tiempo después, estando ya de vuelta en Panamá y habiendo enfocado su tesis de grado precisamente en el desarrollo de cultivos de algas, el acuicultor empezó a cocinar mucho más la idea para hacerla realidad.

Comenzó a investigar y hacer las pruebas para producir microalgas nativas de Panamá.

El proyecto fue uno de los ganadores de la Convocatoria Pública de Fomento a Nuevos Emprendimientos: Capital Semilla 2014.

En ese año hizo una mejora en el proceso dejando de usar gallinaza para reemplazarla por abono químico, haciendo el producto más inocuo.

En 2015 avanzó en diferentes etapas del proyecto para empezar a gestionar los permisos que se requieren. “En el tema de innovación es más difícil sacar los permisos que hacer un proyecto”, reconoce Caballero.

La demora en esos procesos le dio una visión más clara del mercado y del enfoque del negocio.

Innovador

El objetivo inicial del proyecto era usar el biofertilizante de micro algas para la agricultura.

Caballero explica que a diferencia de las macroalgas, que son las que están en las profundidades del mar y están a simple vista, hay un género más pequeño conocido como microalgas con un valor nutricional mayor que las más grandes.

Con estas propiedades el acuicultor pensó que el biofertilizante se podía usar en la agricultura de tierras altas, que es donde reside.

El producto, detalla Caballero, sirve como abono para repollo, cebolla, papa, y todo tipo de cultivos.

El uso de químicos para la agricultura no solo afecta la salud del ser humano sino del suelo, ya que van destruyéndolo al eliminar los organismos que ayudan a que la planta crezca, haciendo que los cultivos rindan menos y obligando a reponerlo con más abonos, más químicos y volviéndose un círculo vicioso.

La forma de contrarrestar esta situación es dándole alimento con un alto valor nutricional que va a hacer reactivar el suelo.

No solo aporta a la planta, sino al suelo”, dice Caballero.

Otros usos

El uso que se le puede dar a la agricultura es inmenso, pero con el pasar del tiempo Caballero fue dándole un giro al enfoque del biofertilizante de microalgas.

La estrategia de venta depende mucho de la dificultad de la producción y del mercado. En Panamá el mercado agrícola es difícil por temas climáticos y de incentivos de Gobierno”, señala Caballero.

Viendo el panorama del sector agrícola, Martín Caballero expresa que no vale la pena meterle el acelerador a fondo al proyecto basado en ese enfoque.

Uno tiene que ser sincero y evaluar si el agro va a ser un futuro promisorio o un mercado estable”, dice.

Esto, lejos de desanimar al acuicultor, lo hace ver otras oportunidades en el mercado con el uso de microalgas.

La acercamiento de relaciones entre Panamá y China le abre un mundo de posibilidades. Una de ellas -dice Caballero- es usarlo como alimento para animales (como ancas de ranas).

Aunque también lo ha visualizado como alimento para pollos y para su uso en la acuicultura.

Martín Caballero está consciente de que la innovación empresarial tiene una tasa de éxito baja porque el mercado cambia, porque la estrategia que utilizaste para crecer no funcionó y por múltiples razones que hacen fracasar la empresa.

Sin embargo,  considera que cuando logras sobrevivir y mantenerte, sabiendo que tienes un producto bueno porque lo define el mercado y las investigaciones, lo que hay que hacer es mantenerse en esa fase de ajuste y buscar otras líneas de venta.

Dos características fundamentales para mantenerse y no morir en el intento son pasión y resistencia. Y esto, afirma, a él le sobra.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL