La importancia de las calificaciones de riesgo

La importancia de las calificaciones de riesgo

Existen muchos tipos de mediciones que buscan evaluar y dar una visión respecto del desempeño tanto de un banco o empresa, como de la economía de un país.

Las calificaciones de riesgo representan una opinión independiente y válida respecto a su capacidad de cumplir con sus compromisos financieros.

Dichas opiniones o calificaciones se basan en el análisis de profesionales experimentados quienes evalúan e interpretan información relevante de una organización. Por lo general, los analistas la obtienen principalmente de los estados financieros auditados publicados, de informes solicitados a los emisores, así como de entrevistas y discusiones con la gerencia de cada organización.

Los expertos utilizan esa información y su criterio para evaluar la condición financiera y la gestión de riesgo de la entidad.

Estas calificaciones ponen de manifiesto la consistencia de su estrategia, la flexibilidad financiera y operativa, mejora continua y solvencia de cada institución; pues, a través de su extenso proceso, logran determinar su capacidad de cumplir sus obligaciones financieras con inversionistas, bancos, y en el caso de las entidades financieras, con sus depositantes.

De esta manera, las instituciones financieras como las otras entidades, enfocan sus planes y estrategias para obtener mejoras continuas de sus calificaciones. Su objetivo, es ubicarse en los niveles más altos dentro de la escala de las distintas agencias calificadoras y reflejar por ende mayores niveles de solidez y menor riesgo.

Las corporaciones, los gobiernos, compañías de seguro, entidades financieras e incluso los proyectos, utilizan las calificaciones crediticias para proporcionar una visión independiente de su solvencia crediticia, así como, ayudan a comunicar su calidad, reflejando mayor transparencia, expandiendo el universo de actuales y potenciales inversores.

Destacando además que en la medida que mejore la calificación de riesgo también se puede obtener financiamiento a un menor costo relativo y tener acceso a nuevos mercados financieros y de capitales.

Es fundamental mantener una buena calificación de riesgo para nuestro país, que refleje mayor estabilidad y solidez económica.

Gracias a ello, los inversionistas internacionales y empresas multinacionales estarán más dispuestos a considerar a nuestro país a la hora de realizar compras de deuda soberana o de instalar operaciones. En el caso de Panamá, ello le ha dado la capacidad de financiar grandes proyectos, incorporar participantes en el Centro Bancario Internacional y la instalación de empresas multinacionales.

En conclusión, la calificación crediticia es uno de los factores más importantes que los inversionistas deben considerar al tomar sus decisiones.

Es por ello, que tanto las instituciones privadas como entidades estales, deben estar en la búsqueda de una continua mejora de su calificación de riesgo.

La pluma invitada de ElCapitalFinanciero.com es:

 

Hilario Ramírez
VPA de Calificación de Riesgo y Relaciones con Inversionistas
Multibank

Más informaciones

Comente la noticia