La industria panameña representa empleo, estabilidad e inversión local

La industria panameña representa empleo, estabilidad e inversión local
“Hay una serie de mercados tradicionales como Centroamérica donde hemos presentado dificultades de acceso por barreras no arancelarias”.| Fotos: Violeta Villar Liste

Roy Rivera tiene un año de retos por delante. El actual presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) fue juramentado el pasado 18 de octubre de 2018 con la misión de impulsar este sector estratégico de la economía del país.

“Más que un cambio es una constante”, explicó a Capital Financiero al comentar los retos que acompañarán su gestión, con una agenda que comparte con igual determinación el equipo directivo y, en general, quienes forman parte del gremio.

Impulsar la Ley 25 que modificó la Ley 76 de 2009 que dicta medidas para el fomento y desarrollo de la industria y lograr que parte del consumo del sector público sea de productos nacionales, son prioridades en una larga lista de acciones por lograr que el país entienda el protagonismo de la industria local.

-¿Cuál es la posición del SIP ante las negociaciones de China y Panamá para un Tratado de Libre Comercio (TLC)?

-Nuestra posición ante estas discusiones es bastante sencilla: Si se produce en Panamá debe excluirse de la negociación del TLC. Panamá tiene una capacidad de producción limitada pero una industria que representa empleo, estabilidad e inversión local, razón por la cual, a la hora de negociar, la prioridad es que no se pierda un solo empleo de las industrias establecidas.

Por otra parte, tratar de conseguir escenarios para que esas industrias tengan capacidad de expansión y acceder a nuevos mercados.

“En general, los TLC deben convertirse en herramientas para mejorar el intercambio comercial de Panamá con el resto del mundo, sin descuidar nuestra cadena productiva, en especial, aquellos sectores sensibles”.

-¿Hasta ahora las discusiones han respetado las posiciones del sector industrial?

-Sí las han respetado. Como SIP presentamos más de 40 posiciones por segmentos de la industria pidiendo que se protegieran.

“Debemos enfatizar que cuando solicitamos respeto a las posiciones y excluir de las negociaciones ciertos rubros, no estamos hablando solo de industrias. Nos referimos a personas, trabajo y producción nacional, un componente importante de nuestro país”.

-¿Cómo evalúa la posibilidad de colocar los productos panameños en el mercado chino, en particular luego de los acuerdos exitosos durante la Feria Internacional de Importación de China?

-La clave para entrar al mercado chino reside en lograr la aprobación de los protocolos sanitarios, porque la mayor parte de la industria panameña es de transformación agroalimentaria.

Tenemos buena capacidad de exportar alimentos a un mercado de 1,400 millones de habitantes y, por esta vía, incorporar al productor del interior del país a la internacionalización de los procesos e impactar de manera positiva la cadena de valor.

“Los productos con mayores posibilidades de entrar al mercado chino son las frutas, los vegetales, los pesqueros, avícolas y cárnicos.

Muy importante son los alimentos con valor agregado como las carnes de hamburguesa, las salchichas o chorizos (tanto de carne como de pollo) los filetes de pescado, los nuggets, incluidos los lácteos y los quesos”.

-¿Qué información maneja sobre el avance de los procesos de habilitación de las plantas por parte de los funcionarios chinos?

El Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) ha designado una dirección específica cuyo único objetivo es lograr el acceso mediante protocolos sanitarios al mercado chino.

“Es una actividad bastante compleja y especializada que tiene que ver con inspecciones sanitarias a las plantas, cumplimiento de las normas y de trazabilidad en los productos que se están elaborando. En esta tarea ya se está trabajando y hay avances”.

-¿Qué gestiones se han realizado para avanzar en los procesos de exportación hacia Estados Unidos (EE.UU.), Europa y otros mercados?

-Hay una serie de mercados tradicionales como Centroamérica donde hemos presentado dificultades de acceso por barreras no arancelarias. En los casos de EE. UU. y Europa si bien las reglas son más claras también hemos tenido trabas por temas sanitarios, pero en general hemos sido exitosos.

“Uno de los principales mercados a desarrollar por Panamá es el de la Comunidad del Caribe (Caricom), con una presencia considerable de cadenas hoteleras y turistas que consumen productos tropicales y a los cuales Panamá tiene las facilidades de surtir por su cercanía”.

-¿Cuál es en la actualidad el diagnóstico del sector industrial?

-Para el segundo trimestre del año 2018 (últimos datos disponibles), la industria manufacturera creció 2.2% en su valor agregado, un mejor desempeño comparado con el mismo periodo del año anterior, cuando fue de 1.0%.

El Valor Agregado Bruto (VAB) de la industria se incrementó en $12 millones con respecto al segundo trimestre del año 2017.

“De enero a julio de 2018 el sector industrial manufacturero presentó un crecimiento acumulado de 1.6% y una tasa de crecimiento promedio en los últimos cinco años de 2.6%”.

-¿Qué sectores han crecido más?

En el segundo trimestre del año algunas actividades vinculadas con la producción nacional han mejorado su desempeño. Sin embargo, este crecimiento debe sustentarse en una planificación de corto, mediano y largo plazo de tal forma que sea un crecimiento sostenible.

Las industrias manufactureras mejoraron su desempeño, en particular sustentado en la producción de alimentos que en conjunto creció 8.7%.

“Las actividades pecuarias también mejoraron, principalmente por el aumento del sacrificio de cerdos (18.5%); el de aves (9.8%) y ganado vacuno (1.7%).

“La agricultura y la ganadería crecieron en general 3.6% y la pesca 4.7%.

“En el caso de la fabricación de azúcar se registra un sorprende crecimiento de 85.9%, así como el procesamiento y conservación de pescado con 9.9%”.

-¿Qué segmentos crecieron menos?

-Ha existido una significativa disminución en  bebidas (-6.0%).

La huelga de la construcción generó un impacto importante en la fabricación de cemento, cal y yeso (-25.5%) y la producción de concreto premezclado (-39.0%).

“Sin embargo, me gustaría resaltar que la gente puede sentir que en las condiciones actuales el comercio y los servicios en general están afectados, pero los sectores primarios y secundarios, es decir, pesca, ganadería, agricultura y transformación industrial, se han visto fortalecidos”.

-¿Cómo se expresa en las estadísticas esta dinámica positiva del sector industrial?

La industria creció 2.2.%,  pero las exportaciones lo hicieron mucho más: 10.5% entre enero y julio de 2018, lo cual se expresa en $427.9 millones.

En el mes de julio de 2018 fueron representativas las exportaciones de bananas, harina de pescado, camarones y langostinos de agua fría.

“Es importante resaltarlo porque cuando los países sufren los vaivenes propios de los ciclos económicos, en materia de inversión a largo plazo es la industria la que ofrece una constante a través del tiempo.

“Debemos dar importancia a los servicios, a la banca y al turismo, pero es necesario fortalecer alternativas como la industria y la agroindustria porque son estables cuando ocurren este tipo de situaciones en la economía”.

-¿Cuántos empleos genera el sector industrial en el país?

En el año 2018 ocupaba a más de 145,000 personas, convirtiéndose en el cuarto empleador más importante del país. Si sumamos esta cantidad a los empleos generados en el sector agrícola, estamos hablando de 400,000 empleos, el 22% de la población panameña, con un impacto muy grande en el interior del país donde las opciones aportadas por el sector terciario son inexistentes.

“Nos parece interesante llamar la atención sobre la necesidad de tener una canasta diversificada, con expresión en el Producto Interno Bruto (PIB) y que fortalezcamos la industria y la producción primaria para poder tener un país consolidado”.

-¿Puede hacernos un comparativo del desempeño entre los años 2017 y 2018?

-Nuestra primera reflexión apunta hacia la estabilidad de la industria y la necesidad de fortalecerla. En 2017 el aporte total a la economía fue de $2,103.3 millones (crecimiento de 2.3%) y esperamos que este año mejore su desempeño.

-¿Cuál es la participación del sector industrial en el PIB?

Al segundo trimestre del año 2018 la participación del sector industrial fue de 5.2%. En este aspecto quiero hacer una reflexión porque si con un aporte de 5.2% generamos el 22% del empleo, con 7.5% podríamos emplear a cerca de 100,000 personas más. Son puestos de trabajo de largo plazo, con capacitación y mejor pagados. Esta visión debería llevar a contar con estrategias que nos permitan aportar el 10% del PIB.

-¿Qué medidas se requieren para estimular el desempeño de la industria?

– Es importante contar con estabilidad jurídica porque las inversiones industriales y de transformación llevan mucho tiempo desde el instante en que se toma la decisión estratégica de negocios.

“Un segundo aspecto, es lograr que las instituciones sean efectivas al momento de la tramitación de los permisos. No digo ser permisivos pero sí eficientes, además de tener acceso a fondos de fomento de desarrollo que en Panamá son muy limitados.

Nos manejamos con la banca comercial, pero en otros países tienen destinados fondos con intereses más convenientes y facilidades.

“Otro punto importante es que el Estado panameño tenga un componente de consumo de bienes producidos en Panamá.

“Hay productos locales que podemos ofrecer, desde el agua que se consume en las reuniones hasta la comida de los centros de aprovisionamiento para los hospitales o construir con materiales elaborados en el país. Nos tenemos que dar el trato de nación más favorecida”.

-¿Cuál es alcance de la Ley de Fomento Industrial?

-La Ley tiene por objetivo crear un marco institucional y un cuerpo normativo que propicie el desarrollo competitivo del sector industrial y agroindustrial nacional.

“Hasta ahora el balance es positivo. Comenzó a ejecutarse el año pasado y recordemos que se debe invertir para poder aplicar a los beneficios de la ley. Hay un despertar en adecuaciones industriales gracias a los estímulos contemplados en la ley”.

-¿Qué prácticas exitosas en materia ambiental han implementado las industrias locales?

-La industria por definición es a largo plazo, por tanto el concepto sostenibilidad está muy arraigado. Parte de la gestión industrial es gestionar sostenibilidad y viabilidad del negocio.

“En ese contexto, tenemos una de las mejores alianzas público privada con el Ministerio del Ambiente (MiAmbiente), con el que desarrollamos el evento de referencia en el país en esta materia, el Simposio Internacional de Ambiente”.

-¿Qué vinculación  mantiene el sector industrial con las universidades?

-Tenemos acuerdos desde el año 2015 con la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), orientados a elevar el perfil del recurso humano y la productividad de la industria manufacturera.

“Estamos promoviendo el proyecto de desarrollar la visión empresarial en los estudiantes para que vayan de ingenieros a industriales y fomentar este espíritu en la academia, además de incentivarlos a realizar sus prácticas en las empresas. La historia hasta el momento es bastante buena”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias