La inseguridad y la percepción

La inseguridad y la percepción

Crime Evidence Markers on Asphalt

No hay duda que la violencia es una de las grandes preocupaciones de los panameños, los reportes de los medios de comunicación sobre crímenes y robos son constantes, y si bien aún las estadísticas marcan una disminución de los hechos delictivos, no hay que esperar que las cifras aumenten para entonces tomar acciones.

El deber de los gobernantes es buscarle solución a los problemas de la sociedad y en el caso de la delincuencia en Panamá, el programa Barrio Seguro no es suficiente, y tal como coinciden muchos  panameños que han expuesto su preocupación en los diferentes medios informativos, se requiere de una mayor presencia de policías en las calles y de un estrategia bien estructurada para poder enfrentar con éxito  a los delincuentes, que al parecer le han perdido el respeto a la policía.

La situación es preocupante, ya que ni en los pueblos del interior la gente está segura, por lo que de nada sirve que se insista en que se trata de una percepción, pues es una lamentable realidad que los panameños enfrentan día a día.

Las autoridades han anunciado nuevos planes para Colón y el sector Este de la provincia de Panamá, pero si no se establecen estrategias a nivel nacional, la delincuencia se moverá de un lugar a otro, igualmente se perdió el factor sorpresa al anunciarse la fecha en que se activará un Bloque de Búsqueda para capturar a los jefes de pandillas.

En medio de esta situación también es necesario que se tomen medidas migratorias para evitar el ingreso de delincuentes disfrazados de migrantes. Las medidas deben ser integrales y también involucra a la sociedad, porque hay que volver a inculcarles a los jóvenes, el respeto, la tolerancia y la sana convivencia, valores que han quedado en el olvido y que han sido rebasados por el juega vivo y la deshonestidad.

Hay que hacer un esfuerzo conjunto para evitar que el país pase por la situación que enfrentan El Salvador, Honduras o México, pero en esta cruzada la policía tiene un papel fundamental, empezando por hacerse más visible y mejorando su capacidad de reacción.

La economía del país enfrenta un periodo de desaceleración y para seguir atrayendo a la inversión extranjera, además de la posición geográfica y del hub aéreo y logístico  requiere que los niveles de inseguridad no aumenten, sino que  disminuyan.

Y es que los panameños tienen derecho a no tener que arriesgar su vida cada mañana, cada noche. Esta es una guerra que no se puede perder, porque en juego está el futuro de todo el país. No se puede permitir que unos pocos pongan en riesgo el futuro de muchos.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia