La lengua española tiene una nueva gramática

La lengua española tiene  una nueva gramática

Leoncio Vidal Berrío M.

lberrío@capital.com.pa

Capital

La Nueva Gramática Básica de la Lengua Española hace honor a su nombre. Está destinada al gran público y quiere convertirse en la gramática de todos, así se expresó Salvador Gutiérrez, académico de la Real Academia Española y coordinador de la Nueva Gramática Básica de la Lengua Española, durante la presentación de este libro en el marco de la celebración del Congreso de la Asociación de Academias que se realizó en Panamá del 21 al 25 de noviembre de 2011.

La publicación de esta obra constituye la culminación de un largo proceso que duró casi ocho décadas y que vio la luz bajo la dirección de Ignacio Bosque, académico ponente de la obra, quien trabajó en ella desde 1998 hasta el 2009.

La Real Academia había publicado una gramática extensa en el año 2009 y era una gramática para especialistas, había publicado posteriormente una gramática de unas mil páginas, pero para filólogos y estudiantes universitarios, indicó Gutiérrez.

Pero lo que se necesitaba era una gramática que fuera comprensible para todo el mundo, porque el idioma es de todos, es de los que son filólogos y estudiantes, pero también de los que son trabajadores, los que hacen una carrera de enfermería, medicina, ingeniería, es decir todos necesitan una gramática para conocer la maravillosa estructura que hay detrás de la lengua.

Un enunciado es como una catedral, o aquí como un rascacielos, por dentro tiene una estructura y luego van colgándose las palabras. Ver esas estructuras es comprender la lengua explicó el académico.

Según Gutiérrez, esto no representa ningún tipo de cambios, porque posiblemente si es para la enseñanza serviría para unificar la terminología y metodología, para que todos los libros de textos puedan adoptar un patrón común que redunde en beneficio de los estudiantes.

Eso sería un gran beneficio de esta gramática si sirve de base común para que todos los estudiantes tengan el estudio de la lengua con la misma terminología, concepción y mismo orden, aseguró.

Siguiendo la tradición académica, en el 2010 se publicó el Manual de la Nueva Gramática de la Lengua Española, obra que conserva la estructura y la coherencia de su modelo, a la vez que presenta los contenidos de forma abreviada, dijo José Manuel Blecua, director de la Real Academia Española.

Esta versión se dirige expresamente al amplio espectro de hispanohablantes que, habiendo recibido una primera instrucción en sus estudios de primaria y de secundaria, deseen acercarse a comprender mejor el funcionamiento de su lengua.

En la conformación de la gramática básica se ha decidido, por un lado, conservar un aire de familia que evidencie su vinculación con sus dos hermanas mayores. Se mantiene así la esencia doctrinal y terminológica de la Nueva Gramática y del Manual, se conservan asimismo su rigor conceptual, su coherencia explicativa y su vocación normativa manifestó Blecua.

No obstante, al hallarse abierta hacia un conjunto mucho más amplio de destinatarios, combina esos valores con una brevedad descriptiva y con una organización didáctica que la harán más próxima a quienes la consulten.

Entre los contenidos de la Nueva Gramática Básica de la Lengua Española, esta obra adopta una secuenciación de contenidos ordenada, jerarquizada y gradual. Explica los términos técnicos con definiciones claras.

También se optó por incluir ejemplos sencillos, no extraídos de textos, con el fin de que el lector comprenda mejor las características fundamentales de cada construcción. Se centra la atención en los aspectos esenciales de cada análisis.

De igual forma, adjunta un índice terminológico que señala dónde está definido cada término y en qué lugares aparece de forma relevante, además de destacar en trama especial las informaciones normativas que surgen al hilo de las descripciones gramaticales.

Finalmente, Blecua expresó que al igual que las otras dos versiones, la Nueva Gramática conjuga la dimensión descriptiva con la normativa; pero, a diferencia de ellas, se centra principalmente en el español estándar y elige en cada caso las opciones cultas mayoritarias entre los hispanohablantes. Aspira, en definitiva, a convertirse en la gramática de todo el mundo.

Más informaciones

Comente la noticia