La manufactura en China vuelve a contraerse

Los datos oficiales del PMI elevan la posibilidad de otro recorte de tasas.

Automobile assembly shop

Automobile assembly shop

La actividad manufacturera china se contrajo por segundo mes consecutivo en septiembre, incrementando el pesimismo sobre el estado de la economía y elevando las expectativas de los analistas de otro recorte de tasas por el banco central.

El temor a que la desaceleración aumente en China, un fuerte comprador de materias primas y contribuyente al crecimiento global, ha asustado a inversionistas alrededor del mundo. El ritmo más lento de las fábricas chinas, muchas de ellas con el problema de exceso de capacidad, ha hecho mella en el comercio mundial, siendo Corea del Sur el último país en mostrar las heridas de exportaciones más bajas.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI, por sus siglas en inglés) oficial de China revelado el recientemente fue de 49,8 para el mes pasado, después de haber marcado 49,7 en agosto. Cifras debajo de 50 indican contracción.

El PMI más recientemente publicado fue más alto que el PMI no oficial de Caixin China que se reveló la semana pasada. El índice Caixin se enfoca en pequeñas y medianas empresas (Pymes) en China, que rutinariamente se quejan de dificultades para obtener préstamos del sistema bancario estatal.

Los bancos comerciales están renuentes a dar créditos a las Pymes pero acumulan grandes cantidades de dinero en bonos corporativos emitidos por grandes nombres, dijo Zhou Hao, economista de Commerzbank. Esto refleja aversión al riesgo y sugiere preocupación sobre la desaceleración económica en China.

El banco central de China ha recortado las tasas de interés en cinco ocasiones desde noviembre. Pero los dos recortes a las tasas de interés este verano junto con una intervención sin precedentes en el mercado por el Gobierno fallaron en frenar una caída en los mercados de valores chinos.

Los mercados globales se vieron también afectados por la devaluación aislada del renminbi por el Banco Popular Chino (Pboc) el 11 de agosto como parte de un ajuste para lograr que la tasa de cambio estuviera determinada más por el mercado. Pero la mala comunicación de la estrategia asustó a los inversionistas globales, quienes están más preocupados que nunca por la perspectiva económica china.

Los débiles datos económicos en China sugieren que habrá una relajación de la política probablemente antes de que acabe el año, dijo Bill Adams, economista de PNC Financial Services Group.

El mes pasado, la Reserva Federal de Estados Unidos (EE.UU.) (FED, por sus siglas en inglés) se mantuvo sin aumentar la tasa de interés, citando una perspectiva incierta en las economías emergentes y en China específicamente.

El Banco de Reserva de India redujo su tasa referencial de préstamos por 50 puntos base. Los bancos centrales de mercados emergentes pueden tener una política monetaria más relajada por un tiempo mayor después de la decisión tomada por la FED, añadió el señor Adams.

La economía china está creciendo a su más lenta tasa anual en 25 años. La Oficina Nacional de Estadísticas de China (NBS, por sus siglas en inglés) va a revelar su crecimiento estimado para el tercer cuatrimestre el 19 de octubre. La NBS reportó que la economía china creció un 7%, en cada uno de los dos primeros trimestres, alineada exactamente con la meta oficial del gobierno para este año.

El mercado de valores en China estuvo cerrado el jueves por el Día Nacional, el principio de un período de vacaciones de una semana. La bolsa de Hong Kong también estuvo cerrada.

Tom Mitchell
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL