La mejor temporada para viajar a Europa

Las tarifas de hotel se redujeron para los viajeros con dólares

selfie in the center of milan

La fortaleza del dólar frente al euro ha creado la mejor oportunidad de compra en una década para aquellos que quieren viajar a Europa. Incluso ciudades célebres por ser caras, como París, han registrado una caída en los precios. Las tarifas de hotel se redujeron para los viajeros con dólares, y la mayor competencia para el próximo verano boreal en rutas transatlánticas también ha contribuido a que los boletos de avión bajaran un poco.

La agencia de viajes Orbitz dice que los precios de hoteles en París reservados para hospedarse entre el 1 de junio y el 31 de agosto bajaron 10% en lo que va del año, a $231 desde $256, según las reservas realizadas hasta el 10 de marzo, frente al mismo período de un año antes. La tarifa aérea promedio a París desde Estados Unidos bajó 14%, a $1.333 desde $1.541.

Londres, París, Dublín, Roma y Barcelona son los destinos europeos más populares en lo que va del año en las reservas en Orbitz. Las tarifas de hotel totales reservadas bajaron 3% y los precios de los boletos de avión comprados descendieron 6%.

Va a ser una [temporada de vacaciones] bastante ajetreada en el Atlántico Norte, dice Craig Jenks, quien estudia la capacidad de las aerolíneas entre Estados Unidos (EE.UU.) y Europa como presidente de la consultora Airline/Aircraft Projects.

Este podría ser un buen momento para que los viajeros paguen por adelantado hoteles en Europa, para asegurarse los precios actuales.

La fortaleza del dólar estadounidense y la debilidad del euro, la moneda de 19 países europeos, llevó a la divisa europea a su mínimo en 12 años a principios del mes pasado, aunque desde entonces se ha recuperado levemente.

Randy Loomans y Anne Wetmore, una pareja estadounidense de jubilados, habían planeado viajar a Asia este año. Pero el euro barato los llevó a cambiar el destino: Pasarán un mes en Europa, en septiembre. Calculaban que un mes en Europa les costaría unos $10.000 a cada uno. Pero ahora reservaron un viaje a Roma, luego una villa en Toscana y luego estadías en Florencia, Venecia, París y Londres por un total de $4.400 cada uno.

La división de villas de la empresa de viajes y cruceros World Travel Holdings afirma que la actividad en Europa subió significativamente el año pasado entre los estadounidenses, y no sólo porque hay más gente que reserva viajes.

Observamos un claro aumento en la duración de las vacaciones que se toman los estadounidenses, hay más reservas de varias semanas que el año pasado, dice Steve Lassman, vicepresidente y gerente general de Villas of Distinction.

Además de estadías más prolongadas, los clientes están reservando clases de cocina y otras extras porque los precios son tan bajos, asegura Lassman.

Los hoteles en algunas ciudades europeas para mediados de año ofrecen algunas tarifas atractivas. Para una estadía de una semana entre el 4 y el 11 de junio, el Westin Palace en Madrid cuesta la mitad que el Westin Copley Place en Boston. Y se puede pagar $385 por noche en el W Opera de París, en las mismas fechas, o $445 en el W de Union Square en Nueva York.

STR Global, que compila datos de la industria hotelera, afirma que la tarifa promedio para una habitación en París subió 4,7% en enero, a 230 euros. Pero en dólares, bajó 13% a $260. Los precios promedio en Roma en enero registraron una caída de 2,8% en euros, y un impactante 19,2% menos si se paga en dólares.

Para las aerolíneas, la debilidad del euro y la fortaleza del dólar son agridulces. Mientras Europa se vuelve más económica para los viajeros estadounidenses, EE.UU. se vuelve mucho más costoso para los europeos que lo eligen como destino, lo que significa que la demanda de asientos desde el lado europeo del Atlántico debería debilitarse.

Las principales aerolíneas dicen que los tiquetes de avión han bajado levemente para viajes transatlánticos. Eso se debe a la debilidad económica de Europa, así como a un aumento en el número de vuelos, tanto de aerolíneas establecidas como de operadoras de bajo costo europeas que prueban nuevas estrategias.

De hecho, la tarifa promedio para viajar entre el 1 de mayo y el 31 de agosto desde EE.UU. a Europa ida y vuelta bajó 2,4% a $1.415 en lo que va de 2015 frente al año pasado, según Airlines Reporting Corp. Para boletos vendidos en Europa para viajar hacia EE.UU. este verano boreal, los precios han caído 12%, a un promedio de $879 ida y vuelta, dice ARC.

Esos menores precios están alentando a los europeos a seguir viajando. Un vocero de Lufthansa  dice que no prevé un descenso de la cantidad de pasajeros europeos que se dirigen a EE.UU.

Air Berlin está incrementando la cantidad de vuelos semanales entre Dusseldorf, Alemania, y tanto Los Ángeles como Nueva York, en EE.UU., y entre Berlín y Chicago. Ciudades estadounidenses más pequeñas también están sumando rutas de aerolíneas de bajo costo europeas.

Las aerolíneas de EE.UU. también se están expandiendo en algunos lugares. A mediados del año pasado había tres vuelos diarios entre Filadelfia y el aeropuerto Heathrow en Londres, mientras para mediados de este año habrá cinco.   

Scott McCartney
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL