La mina Cobre Panamá registra 35% de avance

La mina Cobre Panamá registra 35% de avance

Hasta el momento se han invertido más de $2.800 millones en la ejecución de sus componentes

CAM00944

No hay dudas que después del proyecto de ampliación del Canal, la construcción de los componentes del proyecto minero Cobre Panamá, por parte de la empresa Minera Panamá, una subsidiaria de la empresa canadiense First Quantum Minerals, es la obra de mayor envergadura que se desarrolla en el país, no solo porque su desarrollo costará unos $5.950 millones, cifra que supera los $5.250 millones proyectados en las obras de la vía acuática, sino también por su alta demanda de mano de obra. De hecho, en este momento la empresa cuenta con una fuerza laboral de 4.500 trabajadores de los cuales más del 83% son trabajadores nacionales, y se estima que en la fase alta del proceso de construcción llegue a los 7.000 trabajadores. Mientras que las labores de extracción de minerales, cobre y oro, requerirán de unos 2.000 trabajadores permanentes.

El proyecto contempla tres componentes principales un puerto ubicado en el área de Punta Rincón, una planta de generación de energía a base de carbón de 300 megavatios (MW), y la cual estará en operación para mediados del 2017 y una planta de proceso de la mina que contará con siete molinos para producir 320.000 toneladas de cobre anualmente, por un período de aproximadamente 34 años. Esto significará exportaciones por un valor de $2.000 millones anuales, convirtiendo al cobre en el principal producto exportable del país.

Capital Financiero conversó con Todd Clewett, gerente de país de Minera Panamá, quien explicó los avances, dificultades y expectativas que genera este proyecto que espera poner a Panamá en el mapa de los principales exportadores de materias primas en la región y cuyos beneficios ya comienzan a sentirse en las comunidades aledañas al proyecto.

Clewett compartió con nosotros su preocupación por la presencia mineros ilegales dentro del área de la concesión otorgada por el Estado a Minera Panamá, sin embargo, también expresó su confianza en Panamá como destino para las inversiones en la industria minera, no sin antes advertir que hay cosas que deben mejorar, por ejemplo, reducir la gran cantidad de permisos que se requieren para un proyecto de esta magnitud, toda vez que en Cobre Panamá se requirieron más de 500 autorizaciones de entidades públicas diversas, algo que puede ser extenuante para un inversionista extranjero.

-¿Cuál es en este momento el nivel de avance del proyecto Cobre Panamá?

-El avance total de la obra en términos de porcentaje de todos los componentes es de 35%, sin embargo, en términos de inversión, podemos afirmar que a este momento hemos adjudicado contratos por un valor de $3.400 millones, pero en gasto efectivo, es decir, desembolsos, hemos cancelado aproximadamente $2.800 millones. 

-¿Si hablamos de cada componente del proyecto (puerto, planta de energía y planta de procesos), cuánto han avanzado en cada uno de ellos?

-Hablemos primero del puerto, este tiene dos componentes, uno es un muelle que ya está construido y que ha servido para facilitar la llegada de los equipos y materiales utilizados en la construcción del proyecto, es decir, que ya está operando, de hecho, en agosto de este año recibió el primer barco internacional oficialmente. El segundo componente del puerto es el otro muelle desde donde se cargará el concentrado de cobre a los barcos que los transportarán sus centros de procesamiento, el cual estará completo en agosto o septiembre de 2016 que en noviembre de 2017 se pueda iniciar la exportación de concentrado de cobre.

En cuanto a la planta de energía, esperamos que esté en operaciones para el 2017 y que la mina comience a producir concentrado de cobre para finales de 2017, de manera que para inicios del 2018 podamos comenzar las operaciones de exportación.

-¿Pero será rentable la operación de Cobre Panamá tomando en cuenta la caída del precio del cobre y otras materias primas debido a la desaceleración de la economía china?   

-Como usted bien ha mencionado, el precio del cobre está débil en este momento debido a la desaceleración económica que está experimentando China, pero se ve que a un mediano plazo habrá una mejoría. A nosotros nos interesa invertir a largo plazo y por eso lo que esperamos son mejores precios para el año 2018 cuando esperamos comenzar a exportar, y toda la inversión que estamos haciendo es mirando al largo plazo pues la mina tiene un período de vida de 34 años, es decir, nadie está feliz con el precio del cobre pero la visión que nosotros tenemos es de largo plazo y estamos seguro que el precio del cobre va a mejorar.

¿Cuánto cobre espera extraer de esta mina Minera Panamá anualmente?

-El cálculo es de 320.000 toneladas de cobre al año y unas 100.000 onzas de oro anuales.

-¿El oro sería la actividad más rentable de la operación?

-No, el oro no, para nada, porque ni siquiera se acerca a los ingresos que generará el cobre. 100.000 onzas de oro al precio actual tiene un valor de mercado, de $1,2 millones, mientras que al precio actual de las 320.000 toneladas de cobre tendrían un valor superior, de varios miles de millones de dólares.

-¿Cómo avanza la contratación de mano de obra para el proyecto?

-La mano de obra se ha incrementado significativamente este año. A finales de 2014 éramos 3.000 trabajadores, pero actualmente estamos arriba de los 4.500, y de es totalidad entre un 83% y un 84% son panameños y de todos ellos unos 1.000 son residentes en las comunidades cercanas al proyecto. Aunque es importante saber que en el proyecto trabajan personas procedentes de 22 naciones distintas.

-Pero el Sindicato nico de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) ha

denunciado que Minera Panamá no cumple con la convención colectiva al no pagar el salario establecido para las megaobras. ¿Cómo evalúan este reclamo?

-Nosotros pagamos salarios que están muy por encima del salario mínimo. Nosotros no hemos sido calificados como una megaobra de acuerdo con la legislación panameña, pero pagamos por encima del salario mínimo, porque nosotros queremos que los buenos trabajadores se queden con nosotros. 

-¿Preocupa a Minera Panamá la aparición de mineros ilegales en las áreas de Donoso?

-Ciertamente. Es que este es un problema tanto para la comunidad como para la empresa. Para la comunidad porque estas personas que han comenzado a migrar a esta área ponen mucha presión sobre los servicios públicos, especialmente los de salud y educación, porque hay mayor demanda y no hay capacidad para responder a esas nuevas necesidades. Para nuestra empresa también es un problema porque estas personas se están ubicando en áreas que forman parte de nuestro contrato de concesión. Con los primeros grupos humanos que estaban en el área de la concesión nosotros llegamos a acuerdos transparentes para reubicarlos en nuevas áreas donde se construyeron viviendas y servicios básicos, pero la mitad aceptó movilizarse y la otra mitad prefirió permanecer en sus viviendas tradicionales, el problema es que ahora están entrando a esas zonas nuevas familias que antes no residían allí y algunas de ellas están practicando la minería ilegal.

-¿Qué afectación puede tener la minería ilegal para el proyecto?

-No estamos hablando de mineros artesanales, personas con bateas cerniendo arena en los ríos, son personas que utilizan moto bombas para remover toneladas de tierra de las riberas de los ríos, lo que genera grandes daños al medio ambiente, pero además, en este caso, están utilizando niños y niñas como mano de obra, algo que es ilegal y que agrega otro componente de preocupación a este fenómeno.   

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.paa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia