La Ocde propone un intercambio internacional de información de operaciones con criptoactivos

La Ocde propone un intercambio internacional de información de operaciones con criptoactivos

Los criptoactivos presentan desafíos para los países abarcando temas tributarios, de lavado de activos, de adaptar la legislación civil, comercial, societaria, protección de los consumidores y datos personales, entre otros.

Por ello es importante que los países tengan acceso a la información sobre estas operaciones. 

Muchas jurisdicciones ya han establecido regímenes de información de este tipo de operaciones donde los proveedores de servicios de activos virtuales (VASP) están obligados a informar de las operaciones tanto a los organismos encargados de la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, como a las administraciones Tributarias (AATT).

Sin embargo, hoy la gran limitación para los Estados es que no tienen la facultad de regular los regímenes de información que obligan a los VASP no residentes a reportar tales operaciones.

En definitiva, los Estados actualmente no cuentan con información sobre operaciones realizadas a través de VASP ubicados en el exterior, ya que estos no tienen la obligación de compartir información con bancos centrales, autoridades tributarias u otros organismos públicos.

Los criptoactivos se pueden transferir y mantener sin la intervención de los intermediarios financieros tradicionales y sin que ningún administrador central tenga una visibilidad completa de las transacciones realizadas o de las tenencias de criptoactivos.

Por lo tanto, los criptoactivos podrían explotarse para socavar las iniciativas internacionales de transparencia fiscal existentes. 

Por tal motivo el 22/03/2022 la Ocde publicó un documento de consulta pública sobre un nuevo marco global de transparencia fiscal para permitir la presentación de informes y el intercambio de información con respecto a los criptoactivos, así como las enmiendas propuestas al Common Reporting Standard (CRS) para el intercambio automático de información sobre cuentas financieras entre países, el cual opera desde 2017 y ha incrementado año a año el número de países participantes, cuentas alcanzadas y montos cubiertos, con resultados muy exitosos desde su implementación, permitiendo la detección de operaciones offshore y su tributación.

El propósito de la consulta publicada el 22 de marzo es informar las decisiones de los responsables políticos sobre la posible adopción de dicho marco y sus componentes de diseño relacionados. 

Se prevé la recopilación y el intercambio de información relevante para los impuestos entre las AATT, con respecto a las personas que realizan ciertas transacciones en criptoactivos.

La definición de Criptoactivos se dirige a aquellos activos que se pueden mantener y transferir de manera descentralizada, sin la intervención de los intermediarios financieros tradicionales, incluidas las monedas estables (stablecoins), los derivados emitidos en forma de criptoactivos y ciertos tokens no fungibles (NFT). 

Se excluyen de la definición a las las monedas digitales de bancos centrales (CBDC),  que funcionan de manera similar al dinero que se mantiene en una cuenta bancaria tradicional y por lo tanto, los informes de las mismas se incluirán dentro del alcance del CRS.

El objetivo es que todos los activos cubiertos por el nuevo marco de declaración de impuestos también estén dentro del alcance de las Recomendaciones del GAFI, lo que garantiza que los requisitos de diligencia debida de los intermediarios puedan basarse en las obligaciones AML/KYC existentes.

Los siguientes cuatro tipos de Transacciones Relevantes serán reportables conforme al nuevo marco:

• Intercambios entre criptoactivos y monedas fiat;

• Intercambios entre una o más formas de criptoactivos;

• Transacciones de pago minorista reportables; 

• transferencias de criptoactivos.

Las personas y entidades que, como empresa, presten servicios para intercambiar criptoactivos por otros criptoactivos, o por monedas fiduciarias, deben aplicar los procedimientos de debida diligencia para identificar a sus clientes.

Junto con el Marco de Reporte de Criptoactivos (CARF), la Ocde también ha desarrollado propuestas como parte de la primera revisión integral del CRS, con el objetivo de mejorar aún más el funcionamiento del CRS, con base en la experiencia adquirida por los gobiernos y las empresas a lo largo de los años. los últimos siete años desde su adopción.

La propuesta amplía el alcance del CRS para cubrir los productos de dinero electrónico y las Monedas Digitales del Banco Central.

A la luz del desarrollo del CARF, las propuestas también incluyen cambios para cubrir inversiones indirectas en criptoactivos a través de Entidades de Inversión y derivados.

Al mismo tiempo, la propuesta contiene nuevas disposiciones para garantizar una interacción eficiente entre el CRS y el CARF, en particular para limitar los casos de informes duplicados .

La Ocde invita a las partes interesadas a enviar sus comentarios a más tardar el 29 de abril de 2022 por correo electrónico (en formato Word) a [email protected].

Se llevará a cabo una reunión de consulta pública a fines de mayo de 2022.

Sobre la base de los aportes recibidos a través de esta consulta pública, la Ocde planea finalizar las reglas y los comentarios del CARF y el CRS modificado.

También desarrollará los instrumentos de intercambio y las soluciones técnicas necesarias para respaldar los informes y los intercambios de conformidad con CARF y el CRS modificado.

La Ocde tiene la intención de informar sobre el CARF y el CRS modificado bajo la presidencia de Indonesia del G20 para su reunión de octubre de 2022.

Este es el primer bloque de los tres del CARF ya que los otros dos que se desarrollarán posteriormente son por un lado un marco de acuerdos o arreglos bilaterales o multilaterales de las autoridades competentes para el intercambio automático de información recopilada bajo CARF con la(s) jurisdicción(es) de residencia de los usuarios de Criptoactivos y por el otro soluciones técnicas para apoyar el intercambio de información.

En definitiva creo que es una muy buena iniciativa instrumentar un régimen de intercambio internacional de operaciones que involucren criptoactivos, similar al CRS. 

Alerto que, si esto no sucede, seguiremos viendo una proliferación de regímenes de información en diferentes países, lo que también creará complejidad para los VASP y contribuyentes que realizan operaciones en diversos países, incrementando sus costos de cumplimiento tributario.

Finalmente creo es clave que cada país tenga una orientación clara y un marco legislativo aplicable, donde se brinde orientación sobre cómo encuadran las criptomonedas en el marco fiscal existente es decir una guía que sea integral y aborde los principales hechos imponibles y formas de ingresos asociados con las mismas.

Alfredo Collosa
Tax Administration Consultant: IMF-CIAT- IEF -TIWB-AFIP -AMLCA
https://www.linkedin.com/in/alfredo-collosa-0b35a9140

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias