La pandemia es un reto para el abordaje de la hipertensión

La pandemia es un reto para el abordaje de la hipertensión

La prevalencia de la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares en los pacientes con COVID-19 es alta; en un estudio realizado en China publicado por la Revista The Lancet ésta fue de 38%. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la hipertensión es una de las causas principales de muerte prematura en todo el mundo. Existen alrededor de 1150 millones de personas con hipertensión a nivel global, dos tercios viven en países de ingresos medios y bajos.

Por eso, en el marco del Día Mundial de la Hipertensión, este 17 de mayo, la Federación Centroamericana y del Caribe de Laboratorios Farmacéuticos (Fedefarma) hace un llamado a los pacientes a mantener controlado este padecimiento y a ser estrictos en el seguimiento de los protocolos para evitar el contagio del coronavirus.

“En el contexto actual, es aún más relevante que los hipertensos tomen conciencia del control y cuidados que requieren.  Además, los centros de atención primaria de salud tienen un papel importante que desempeñar para garantizar el acceso continuo a la atención, reducir el riesgo de infección por el virus del SARS-CoV-2​ y manejar adecuadamente a los pacientes con estas comorbilidades que contraen la COVID-19”, resaltó Victoria Brenes, Directora Ejecutiva de Fedefarma.

Además, 1 de cada 4 hombres y 1 de cada 5 mujeres tienen hipertensión; y lo peor del caso es que solamente 1 de cada 5 hipertensos tiene controlada la presión arterial, a pesar del uso de medicamentos y otras medidas. En Latinoamérica, el 13% de las muertes y el 5,1% de los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) pueden ser atribuidos a la hipertensión.

La pandemia un reto para el abordaje de la hipertensión

Fedefarma destaca que al ser la hipertensión arterial el principal factor de riesgo cardiovascular, y que los pacientes con mayor riesgo cardiovascular son precisamente los que tienen la mayor posibilidad de sufrir COVID-19 grave y severo, la identificación, manejo y especial atención de este padecimiento es trascendental durante la pandemia; más ahora que la emergencia sanitaria ha perjudicado muchos aspectos del control de las enfermedades crónicas.

El ejercicio regular, la dieta saludable, el control del peso, reducción del estrés y de la ansiedad son piezas fundamentales del manejo de la hipertensión; todas estas actividades preventivas se han visto afectadas a nivel mundial debido al contexto generado por el virus pandémico.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las personas con enfermedades cardiovasculares tienen mayores tasas de depresión y otras afecciones de salud mental. Esto se ve agravado por el estrés y la ansiedad debidos a la incertidumbre y el aislamiento social provocados por la COVID-19.

También, hay reportes de un aumento de fatalidades y de eventos cardiovasculares como consecuencia de la disminución de actividad física.

Recomendaciones para hipertensos

Control médico dos veces por año.

Adherencia estricta a la terapia de medicamentos.

Mantener permanentemente el peso corporal ideal.

Mantener permanentemente un programa de ejercicios para fortalecimiento cardiovascular

Tener una dieta baja en ácidos grasos saturados, alta en fibras, baja en carbohidratos y rica en vegetales y leguminosas.

En las personas con antecedentes familiares de esta enfermedad, mantener un control médico anual o semi anual a partir de los 35 años. En personas sin antecedentes familiares de este tipo, y en especial en las mujeres, establecer un control médico anual a partir de los 45 años. No fumar.

Más informaciones

Comente la noticia