La plataforma que podría salvar a las editoriales

Una nueva herramienta para hacerle frente a los libros digitales

ebook reader

En la actualidad los libros tradicionales y los libros electrónicos libran una ardua batalla por la preferencia de los amantes de  la lectura.

Existen personas que siguen comprando libros por su contenido, por el olor de sus páginas nuevas o por sus robustas portadas, y aunque la mayoría de las personas  utilizan computadoras, tablets, lap top y teléfonos inteligentes, aún  millones de personas en el mundo abren un libro, pasan sus páginas y disfrutan de su lectura.

Los conocidos  e-book  o libros digitales utilizan tinta electrónica y no tienen retro-iluminación, por lo que,  además de ofrecer una experiencia sin cansancio para la vista, permite un consumo muy bajo de batería,  pues solo consume cuando se pasa la página.

Un lector que cada día lee una media de 30 minutos, podría estar todo un mes sin recargar batería.

Existen modelos con wifi, conectividad 3G, colores variados y  táctiles. Tienen diversas capacidades de memoria interna, aplicación descargable y conectividad con otros equipos.

Pero hay un pequeño detalle en  esta guerra, y es que uno de los bando debe perder, y en la actualidad, las más afectadas son las  casas editoriales.

Con la llegada del libro electrónico, el sector editorial se enfrenta a una necesaria reconversión del libro impreso.

Uno de los grandes retos  del sector para lograr la sostenibilidad es garantizar  que un libro esté disponible en el punto de venta.

Para hacer frente a este problema nació e-Versus, una plataforma digital pensada para la gestión integral de fondos editoriales a nivel internacional,  que incluye a todos los actores de la cadena editoriales imprentas, distribuidoras y librerías.

Y es que en e-Versus las casas  editoriales incorporan sus títulos e informan  qué distribuidores y qué librerías pueden disponer de ellos.

En el proceso se definen los parámetros para su impresión y se conoce en tiempo real, la vida del libro, desde  su publicación, pasando por la venta, la impresión y su liquidación.

Por su lado, las librerías realizan sus pedidos a través de la plataforma, en la que contactan a la comercializadora e-Versus y a otros distribuidores, y en un plazo de 24 horas reciben los libros.

De esta forma evitan la fuga de  clientes a puntos de ventas alternativos.

Las imprentas que reciben los pedidos se escogen en función de la cercanía a la librería para  acortar los tiempos de entrega y reducir los costos de transporte.

Y por último,  las distribuidoras dan  respuesta a la demanda de las librerías e integran una base de datos para que las librerías que deseen ampliar su zona de influencia puedan contactarles.

La plataforma desarrollada por el Grupo CEP ha sido presentada a la Federación de Editores de España; al Gremio de Editores de Madrid, a la Federación de Distribuidores de España y a las asociaciones de librerías.

Cuenta  con 14.000 títulos, 60 editoriales y más de 900 librerías físicas y online.

Antes de finalizar el 2015 contará con más de 50.000 títulos disponibles y la incorporación de imprentas y librerías mexicanas, en un primer paso hacia  la internacionalización de un proyecto que, en los siguientes tres años, contará con más de 1.200 editoriales y 10 agregadores de contenidos extranjeros.

Su distribución se ampliará a toda Europa, Estados Unidos (EE.UU.) y América Latina. 

Sassha Fuenmayor Yépez
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia