¿La serotonina produce felicidad?

¿La serotonina produce felicidad?

El misterio acerca de la función central ha confundido a los científicos desde 1948

Young man thinking with glowing brain illustration

Un grupo de investigadores de la Fundación Champalimaud de Lisboa, Portugal,  podría estar un paso más cerca de descubrir la verdadera función de la serotonina, la sustancia química producida en el cerebro y que habitualmente  está vinculada a la felicidad.

Según un estudio publicado en la revista científica estadounidense Current Biology, la sustancia tiene una conexión más directa con la paciencia que con el bienestar emocional o felicidad.

Está presente en varios medicamentos antidepresivos, a pesar  de ser comúnmente relacionada  más con la sensación de alegría.

Hay otras opiniones sobre la verdadera función de la serotonina.  Hay una impresión generalizada de que causa felicidad, pero nuestras investigaciones muestran que esa afirmación es contradictoria, dijo el neurocientífico estadounidense Zachary Mainen, director del Programa de Neurociencias de la Fundación Champalimaud y responsable de la investigación.

El equipo de cintíficos liderado por Mainen, busca pistas sobre la función central de la serotonina que, según sus últimos avances, puede tener alguna relación con la paciencia.

Los científicos llegaron a esa conclusión tras realizar experimentos con ratones, en los que los animales tenían que esperar una cantidad indeterminada de tiempo para recibir una recompensa.

Los ratones fueron manipulados de forma que la serotonina pudiese ser artificialmente activada a través de láser, explicó el especialista.

Los investigadores constataron que los ratones esperaban más tiempo bajo el efecto de la sustancia, y  aunque la diferencia fue de segundos, Mainen asegura que porcentualmente es una diferencia significativa.

Medio siglo de estudio

La relación de la serotonina con la sensación de felicidad es una percepción pública, aclaró el especialista, pero científicamente es un poco más complicado.

Según el neurocientífico, hay poca información que relacione a  la serotonina como una causa directa de la sensación de bienestar.

Hay otras drogas, además de los medicamentos antidepresivos, que actúan en el funcionamiento y producción de serotonina, como los  alucinógenos, hongos y LSD, pero normalmente no se les relaciona con un sentimiento de felicidad, afirmó.

El misterio acerca de la función central de la serotonina ha confundido a los científicos desde que se aisló y se nombró la sustancia por primera vez en 1948. Muchos estudios defienden efectos diferentes en los movimientos, toma de decisiones, percepción, ansiedad e incluso otros efectos no relacionados con emociones.

El gran problema es el panorama general, la función central, resumió Mainen.

La serotonina tiene efectos colaterales negativos sobre el apetito y la actividad sexual, por lo que Mainen sugiere que la felicidad no es un efecto directo de la sustancia química.

Si el efecto fuera hacerte feliz, los efectos colaterales serían más energía y actividad sexual, por ejemplo, algo relacionado con esa sensación de alegría justificó el científico.

Otro hecho que corrobora la teoría de que la función central de la serotonina no es la alegría,  es que los antidepresivos tardan cerca de tres semanas hasta que empiezan a funcionar.

Hay algún otro proceso anterior que tarda semanas en desarrollarse, pero todavía no sabemos qué es exactamente, explicó.

Respecto a los posibles avances  en el área de los fármacos utilizados en tratamientos de depresión y ansiedad, Mainen destacó que con esta investigación, se podrá entender mejor lo que hace la serotonina y cómo los medicamentos afectan su funcionamiento en el organismo. 

Sassha Fuenmayor Yépez
Sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia