La SIP pide a justicia de EE.UU. desestimar cargos contra periodistas

La audiencia de Lowery ante un tribunal de St Louis, está prevista para el 24 de agosto.

Reporter arrested as police clear streets before sundown in Ferguson

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) hizo un llamado público a la justicia de Estados Unidos (EE.UU.) para que desestime los cargos criminales contra dos periodistas, acusados mientras cubrían las protestas del año pasado en la ciudad de Ferguson, en consideración de que se violan derechos constitucionales sobre libertad de prensa.

Los periodistas Wesley Lowery del The Washington Post y Ryan Reilly del The Huffington Post, fueron acusados por presunta interferencia y violación de propiedad durante la cobertura de las manifestaciones de 2014 en Ferguson, estado de Missouri, a raíz de la muerte del joven afroamericano Michael Brown por disparos de un policía.

Lowery y Reilly se encontraban recargando sus teléfonos en un restaurante el 13 de agosto de 2014, cuando fueron detenidos por la policía. Los periodistas declararon que fueron maltratados, amenazados, esposados y no se les respondía sobre las razones de su detención.

La audiencia de Lowery ante un tribunal de St Louis, capital del estado, está prevista para el 24 de agosto. Reilly aún no había recibido citación judicial, aunque las acusaciones en su contra fueron confirmadas por autoridades estatales. Los periodistas enfrentan un año de cárcel y una multa de $1.000.

El presidente de la SIP y director del diario peruano La República, Gustavo Mohme, expresó que estamos esperanzados que el tribunal desestimará las acusaciones y el proceso, por cuanto los periodistas se encontraban en Ferguson en búsqueda de información sobre una situación de interés nacional e internacional.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información y director del semanario uruguayo Búsqueda, recordó que el año pasado 48 organizaciones de prensa, entre ellas la SIP, se envió una carta a las autoridades policiales de la ciudad y el estado reclamando por la detención de los periodistas y por la obstrucción del trabajo de la prensa.

Bruce Brown, vicepresidente para EE.UU. de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, agregó que interferir con el reporte de importantes controversias públicas es un signo revelador de un gobierno que está tratando de encubrir sus propias acciones. Acusar judicialmente a periodistas por cubrir una historia, envía una clara señal de que la policía no quiere que sus acciones sean documentadas, lo que empeora la situación.

Brown, director ejecutivo del Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa (Rcfp, por sus siglas en inglés) dijo que si bien los agentes de policía tienen que tomar decisiones rápidas durante los conflictos, también se espera que se respeten los derechos consignados en la Primera Enmienda de la Constitución. Los fiscales no tienen ninguna excusa para formular cargos a los periodistas cuando no se respetaron sus derechos.

Redacción
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia