La tecnología y la innovación imprimen un nuevo impulso al desarrollo económico de China

La tecnología y la innovación imprimen un nuevo impulso al desarrollo económico de China

De acuerdo con los datos publicados recientemente por la Oficina Nacional de Estadísticas de China (DNE, por sus siglas en inglés), el nuevo índice de impulso de desarrollo económico del país en 2020 alcanzó la marca de 440.3, un aumento del 35.3% con respecto al año anterior.

“Los resultados demuestran que para 2020, a pesar del fuerte impacto de la pandemia, los nuevos motores del desarrollo económico con nuevas industrias, nuevos formatos y modelos de negocio lograron un rápido crecimiento, y la economía demostró resiliencia y vitalidad, un fuerte indicador de desarrollo económico de alta calidad”, destacó Lu Haiqi, director del Instituto de Ciencias Estadísticas de la DNE.

El Índice del Nuevo Impulso de Desarrollo Económico es un indicador estadístico con nuevos sectores, nuevas formas y nuevos modelos de negocio (concepto denominado “los tres nuevos”), que demuestra la tendencia y evolución del desarrollo de nuevos impulsos económicos y cuentan índices en cinco categorías: economía digital, vitalidad económica, innovación, capacidad de conocimiento, transformación y actualización.

En 2020, todos los subíndices mejoraron, entre ellos, el índice de economía digital es de 1,323.6, un aumento del 54.8% con respecto al año anterior, cuya tasa de contribución al crecimiento total del índice es del 81.7%. La economía digital es la que está creciendo más rápido y es la que más contribuye al crecimiento general del índice.

El número de usuarios de Internet en China sigue aumentando. A finales del 2020, el número de usuarios de Internet móvil en China alcanzó los 1,349 millones, un aumento del 2.3% en comparación con el año anterior; el tráfico de acceso a Internet móvil alcanzó los 165,600 millones de Gigabytes (GB), 1.36 veces y 80.3 veces las cifras de 2019 y 2014, respectivamente; el número de usuarios con acceso a Internet de banda ancha alcanzó los 480 millones en hogares, un aumento del 7.6% en comparación con el año anterior.

También siguen apareciendo nuevos formatos de negocios. Las oficinas en línea, la consulta remota y las entregas sin contacto son sectores cada vez más desarrollados.

Para el 2020, el volumen de transacciones de la plataforma de comercio electrónico de China alcanzará los 37.2 billones de renminbi, un aumento anual del 4.5%.

Los nuevos modelos de consumo están creciendo rápidamente. En 2020, las ventas minoristas nacionales en línea obtuvieron 11.76 billones de renminbi, un aumento del 10.9% con respecto al año anterior.

“Adaptándose a la nueva demanda de los consumidores que se encuentra bajo los requisitos de prevención y control de epidemias, continúan apareciendo nuevos formatos minoristas en línea y el panorama del consumidor se expande cada vez más”, detalló Lu Haiqi.

En 2020, la proporción del gasto nacional en investigación y desarrollo (I+D) en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) fue del 2.4%, un aumento del 0.16% con respecto al año anterior; el número de patentes concedidas por 10.000 empleados de I+D alcanzó las 4.639, lo que sufría un aumento sustancial del 34.6% con respecto al año anterior y 2.1 veces en comparación con 2014.

El valor del contrato del mercado de tecnología fue de 2,825.15 mil millones de renminbi, un aumento del 26.1% en comparación con el año anterior, y el mercado de tecnología mantuvo un rápido crecimiento.

“Los tres nuevos” valores económicos agregados del año pasado representaron alrededor del 17.08% del PIB, indicó Long Haibo, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo, adscrito al Consejo de Estado de China.

Long Haibo precisó que China ha coordinado la prevención y el control de epidemias y el desarrollo económico y social, y es el primer país del mundo en reanudar el trabajo y la producción. También fue el primero en lograr un crecimiento económico positivo. Esto es inseparable de la implementación en profundidad de la estrategia de desarrollo orientada a la innovación.

“Gracias a la digitalización y la inteligencia para promover la reanudación del trabajo y la producción, y avanzar en la digitalización inteligente y la actualización de la industria dentro del proceso de reanudación del trabajo y la producción, la estructura económica de China puede mantener su optimización continua”.

Las industrias estratégicas emergentes se están desarrollando rápidamente. En 2020, el valor agregado de las industrias emergentes estratégicas de China representó el 11.7% del PIB, un aumento de 0.2% con respecto al año anterior y un aumento de 4.1% con respecto al 2014.

“China está respondiendo activamente al desafío de la epidemia, fortaleciendo la coordinación y la programación del trabajo y presentando un conjunto de políticas y medidas para apoyar a las industrias emergentes.

En particular, se profundizará en la estrategia de desarrollo de la innovación industrial de Internet, avanzará la industria de circuitos integrados y programas, se creará un área piloto para aplicaciones de innovación de inteligencia artificial y se apoyará a las nuevas industrias. La industria del automóvil de energía alternativa promoverá el crecimiento y la expansión de nuevas industrias”, aseguró Lu Haiqi.

La proporción de manufactura de alta tecnología siguió aumentando. En 2020, el valor agregado de la industria manufacturera de alta tecnología de China aumentó un 7.1% con respecto al año anterior, un 4.3% por encima de la tasa de crecimiento del valor industrial agregado superior al tamaño designado, lo que representa el 15.1% del valor agregado de dicha industria. 

Por: Lu Yanan

China Daily

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias