La UE incluye a Panamá en lista de terceros países de alto riesgo, en medio del FinCEN de lavado de dinero en su propio sistema financiero

La UE incluye a Panamá en lista de terceros países de alto riesgo, en medio del FinCEN de lavado de dinero en su propio sistema financiero

La Unión Europea (UE), cumpliendo la Directiva (UE) 2015/849, para supuestamente combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, incluyó a Panamá en su lista de terceros países de alto riesgo, lo que obliga a los bancos de ese bloque económico a aplicar una mayor vigilancia en las relaciones comerciales y transacciones, pese a que varios bancos de ese bloque económico han sido señalados por participar en el lavado de unos $2,000,000,000,000 ($2 billones, en inglés).

La inclusión de Panamá en la lista de terceros países de alto riesgo, a partir de hoy 1 de octubre de 2020, lo que implica la aplicación de “requisitos de vigilancia reforzada”, es decir, “controles adicionales” en los intercambios económicos y financieros entre nuestro país y la UE.

Según la UE esta lista es producto de una metodología revisada para la identificación de terceros países de alto riesgo, que asegura la aplicación de “un proceso robusto, objetivo y transparente”, planteando “amenazas significativas para el sistema financiero de la Unión y, por lo tanto, el funcionamiento adecuado del mercado interior”.

Entre los países que fueron incluidos en la lista este 1 de octubre, además de Panamá, figuran: Bahamas, Barbados Camboya, Botswana, Ghana, Jamaica, Islas Mauricio, Mongolia, Myanmar, Nicaragua y Zimbabue.

Escándalo FinCEN

No obstante, la publicación de las jurisdicciones que la UE ha integrado a su lista de terceros países de alto riesgo se registra a pocos días que una filtración de documentos bancarios reveló que varios de los bancos más grandes del mundo, incluyendo algunos de la UE, permitieron el movimiento de unos $2 billones en actividades fraudulentas o sospechosas, incluyendo lavado de dinero para grupos criminales y terroristas.

Los llamados “FinCEN Files” consisten en más de 2,000 Reportes de Actividad Sospechosa, (SARs, por sus siglas en inglés), enviados por entidades financieras al Departamento del Tesoro de Estados Unidos (EE.UU.), alertando a las autoridades de posibles actividades criminales de 1999 al 2017. Los archivos fueron filtrados a la página web Buzzfeed y compartidos al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (Icij).

Los documentos indicarían que el gigante inglés HSBC transfirió unos $80 millones en fondos fraudulentos mediante movimientos a través de EE.UU. hacia Hong Kong como parte de un esquema fraudulento, a pesar de haber recibido advertencias de las autoridades estadounidenses.

También señalan que el Danske Bank de Dinamarca, un país miembro de la UE lavó $230,000 millones en su sucursal de Estonia, otro país miembro de la Ocde, la UE y Gafi. Documentos recientemente publicados por el FinCen Leaks revelan el trato especial que recibieron clientes provenientes de Rusia, de estados de la antigua Unión Soviética, del este de Europa y de Asia central.

Mientras el alemán Deutsche Bank es acusado de transferir fondos de lavadores de dinero vinculados con grupos criminales y terroristas.

Hitler Cigarruista
[email protected]
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com