La UE pone en marcha el mecanismo para proteger a sus empresas de las sanciones de EU contra Irán

La UE pone en marcha el mecanismo para proteger a sus empresas de las sanciones de EU contra Irán
Los mandatarios europeos han recordado que el pacto" es un elemento clave de la arquitectura global de no-proliferación, crucial para la seguridad de Europa y del mundo entero.| Europa Press

BRUSELAS, 7 de agosto. (EUROPA PRESS) – Este martes 7 de agosto de 2018, entra en vigor el estatuto de bloqueo, el mecanismo de la Unión Europea (UE) para proteger a las empresas y los operadores económicos europeos de los efectos de las sanciones de Estados Unidos (EU) contra Irán tras la retirada de Washington del acuerdo nuclear con Teherán.

El estatuto de bloqueo se creó en 1996 para hacer frente a los efectos de las penalizaciones contra Cuba, Libia e Irak. Sin embargo, nunca hizo falta aplicarlo, por lo que se estrenará este martes  7 de agosto después de que la Comisión Europea lo haya actualizado para que en su anexo figuren las restricciones de EU a Irán.

Según ha explicado la Comisión Europea, este mecanismo prohíbe a las empresas europeas cumplir con las sanciones estadounidenses, les permite recuperarse del daño causado y anula los efectos que las decisiones de tribunales extranjeros sobre este asunto puedan tener en la UE.

Las compañías, entidades o personas que dispongan de información sobre cualquier novedad derivada de la lista de sanciones que pueda afectar a sus intereses económicos o financieros deberán notificarlo a la Comisión en un plazo de 30 días para poder aplicar esta legislación.

La normativa también contempla excepciones en el caso de que los riesgos por incumplimiento de las sanciones extraterritoriales sean muy elevados tanto para el operador económico como para la UE. En todo caso, Bruselas deberá analizar cada caso individualmente antes de emitir una autorización.

El objetivo es mantener los canales financieros con Irán y continuar con las exportaciones de gas y petróleo. El Ejecutivo comunitario presentó la actualización del estatuto de bloqueo el 6 de junio y entrará en vigor después de que ni el Parlamento Europeo ni el Consejo hayan presentado objeciones en el plazo de dos meses.

Fuentes de la UE han asegurado que la protección de este escudo legal no se limita solamente a reparar los posibles daños económicos, sino que su alcance es “muy amplio”, ya que se trata también de “una fuerte señal de apoyo y de compromiso político” con el acuerdo nuclear de Irán.

Además, “no se debe subestimar esta protección en términos de disuasión”, ha señalado un alto funcionario de la Comisión, que confía en ganar el pulso a Washington neutralizando los efectos de sus sanciones.

Condena de la UE a las nuevas sanciones

El lunes  6 de agosto en un comunicado conjunto, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y los ministros de Exteriores del grupo E3, el francés, Jean-Yves Le Drian, el alemán, Heiko Maas, y el británico, Jeremy Hunt, han condenado la reanudación de las medidas restrictivas estadounidenses contra Teherán.

“Estamos determinados a proteger a los operadores económicos europeos involucrados en negocios legítimos con Irán, de acuerdo con el Derecho de la UE y con la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”, han asegurado.

Según han declarado en su comunicado, “el levantamiento de las sanciones nucleares es una parte esencial del acuerdo, cuyo objetivo es provocar un impacto positivo no solo en las relaciones económicas y comerciales con irán, sino, aún más importante, sobre las vidas de la gente iraní”.

Los mandatarios europeos han recordado que el pacto” es un elemento clave de la arquitectura global de no-proliferación, crucial para la seguridad de Europa y del mundo entero. Esperamos que Irán continúe implementando todos sus compromisos nucleares” establecidos en el acuerdo.

Además, han reiterado que el acuerdo “funciona y está cumpliendo su objetivo, como confirmó la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) en 11 informes sucesivos” y que seguirán trabajando con todas las partes implicadas “para mantener las relaciones económicas con Irán”.

Según los firmantes del comunicado, los esfuerzos se intensificarán y se revisarán a nivel ministerial en las próximas semanas.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL