La urbe es siempre un motivo para seguir leyéndola

La urbe es siempre un motivo para seguir leyéndola
Los 500 años ha propiciado la edición de textos históricos que animan a volver sobre las huellas y mirar con esperanza el futuro | Violeta Villar Liste

La Feria Internacional del Libro (FIL) de Panamá 2019 culminó, pero no las ganas de seguir leyendo.

El máximo evento de las palabras compartidas se desarrolló del 13 al 18 de agosto, en el Centro de Convenciones Atlapa, organizado por la Cámara Panameña del Libro (Capali) y dejó un buen gusto en la sensibilidad, gracias al peregrinar de niños y adultos, buscando el libro necesario. Los organizadores esperaban una cifra de 100,000 asistentes.

La FIL Panamá 2019 tuvo un eje articulador: Los 500 años de la ciudad de Panamá.

Esta fecha se convirtió en un despertar de emociones y en una curiosidad legítima por desandar huellas y hurgar en la memoria.

Que el título de la FIL cantara “Lee nuestro pasado, imagina tu futuro”, no pudo ser más acertado y se convirtió en el justo resumen de una necesidad que se tradujo en un interés inusitado de los asistentes por los libros de historia.

Maricarmen Sarsanedas, encargada de la Librería de Panamá Viejo, situada en el Centro de Visitantes Panamá Viejo, ubicado a un costado de la estatua Morelos, y también presente con su stand en la FIL, explicó que el “libro estrella”, y más vendido, es justo el oficial conmemorativo de los 500 años de fundación de la ciudad.

El texto es una joya y reúne los documentos gráficos del Archivo General de Indias (Sevilla, España) “alusivos a Panamá Viejo, Casco Antiguo, Darién y las fortificaciones de Portobelo y San Lorenzo”.

Fue editado en un esfuerzo conjunto del Patronato Panamá Viejo y Ediciones Balboa, con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes de España.

El libro se ha vendido bien “pero en las últimas semanas ha sido impresionante”, dijo Sarsanedas, con particular interés de los lectores nacionales, superando en compras a los visitantes extranjeros.

Otro texto de buena lectura y solicitado por sus referencias históricas, es El legado histórico de Panamá Viejo (Primer Premio del  Concurso Internacional de Ensayo Histórico Panamá Viejo 2019), de Mario José Molina Castillo, editado por el Patronato Panamá Viejo y Ediciones Balboa.

Sociedad, economía y cultura material: Historia urbana de Panamá la vieja, de Alfredo Castillero Calvo, fue  otra obra  de gran demanda.

De igual modo, en el stand de La Librería, los visitantes pudieron admirar y adquirir textos dedicados al Canal de Panamá, a los parques nacionales, la Guía de las Aves de Panamá y hasta un recetario propio de Ediciones Balboa, para reconocer el legado de la urbe y del país desde sus variados temas.

Más allá de la FIL, y desde su experiencia en La Librería, Sarsanedas confiesa su sorpresa “por la inmensa cantidad de personas que compran libros. Tenemos el cliente que se inclina por textos históricos, de filosofía, de investigación científica, novelas negras o de otros géneros o quienes encargan libros específicos”.

Priscilla Delgado, directora nacional de Publicaciones del Instituto Nacional de Cultura (Inac), valoró la presentación de textos en homenaje a los 500 años de la ciudad de Panamá, como parte del Programa de Formación de Escritores (Profe) de la institución.

En concreto se dieron a conocer la novela colectiva Portal Waykán (20 autores) y también la obra colaborativa Muros y calles (18 escritores), todos alumnos del profesor Ariel Barría.

En este mismo entusiasmo histórico, Osvaldo Reyes estuvo con su libro Asesinato en Portobelo, “un crimen encubierto por Henry Morgan, un juez corrupto con sus propios intereses y un escribano tratando de descubrir la verdad detrás de un asesinato en Portobelo”.

Por otra parte, el stand dedicado a los 500 años de la ciudad de Panamá, favoreció conversatorios y espectáculos, dedicados a la capital desde sus distintas aproximaciones.

Una experiencia a voz viva fue la del Grupo de Lectores de Panamá que reúne a un promedio de 23 grupos literarios, quienes se encuentran por y para la palabra.

Keysha Howard explicó que es el tercer año del grupo en la FIL y fueron invitados para estar presentes como red y dar fuerza “a nuestra revolución lectora que dice: El panameño sí lee”.

En el stand tenían un espacio dedicado al “libro que le cambió la vida”,  con frases inspiradoras de quienes reconocen cuán transformadora es la lectura.

La FIL 2019 fue inaugurada el 13 de agosto con la presencia del presidente de la República, Laurentino Cortizo, quien expresó el apoyo de su Gobierno a la educación y la cultura.

Ese mismo día fue aprobado, en tercer debate, el proyecto de Ley que crea el Ministerio de Cultura, luego sancionado, desde la visión de convertir la  cultura “en el cuarto pilar del desarrollo” y con un presupuesto que no será menor al 1% del Presupuesto General del Estado.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia