Lagrimas del vino

Lagrimas del vino

lagrimas

Uno de los temas más protocolares a la hora de tomar vino en una buena copa,  son las sensaciones que este nos causa a nivel visual, por su comportamiento al contacto con el cristal. Y muchos se preguntan  ¿qué se ve en la copa?

En el argot enogastronómico existe un fenómeno denominado Las Piernas del Vino, buscando una connotación erótica dentro de la cata, o las lágrimas,  si quisiéramos ser más románticos.

Cuando hablamos de piernas o lagrimas queremos describir las gotas que descienden en la superficie interna de la copa cuando la agitamos.

La presencia de estas se debe a la densidad del vino y se hacen más presentes de acuerdo con intensidad. Hay una relación entre la viscosidad del vino y los alcoholes existentes en él, siendo el etanol y el glicerol los más destacados.

De ahí que muchas personas, tras observar las lágrimas del vino, pueden deducir o estar muy cerca de saber cuál es el grado alcohólico del vino que están tomando.

Los aspectos externos también influyen en cómo se comportan las lágrimas y entre estos factores se encuentran la temperatura entre la copa y el líquido servido, la higiene del cristal y los posibles restos de detergente que pudieran quedar adheridos al momento de lavar la copa y la calidad del cristal, etc.

Las lágrimas nos expresan densidad, textura y un posible grado alcohólico, pistas interesantes a la hora de iniciar una cata de vino.

¿Y tú? ¿Disfrutas de las lágrimas del vino? Te invito a que te dejes hipnotizar por ellas y disfrutes de un buen caldo.

Miguel Briceño
Sommelier
mbriceno@medimexsa.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL