¿Las alianzas navieras tendrán algún impacto para el Canal de Panamá?

¿Las alianzas navieras tendrán algún impacto para el Canal de Panamá?

Las tres navieras más grandes de Japón buscan fusionarse y crear la tercera empresa del mundo

NYK Arcadia  am 20.6.11 ausgehend Hamburg

La noticia en el mundo marítimo durante estos días festivos en Panamá fue el anuncio de las tres navieras más grandes  japonesas NYK Line, Mitsui O.S.K Line y Kawasaki Kisen Kaisha (K-Line), sobre su pretensión de fusionar sus operaciones para hacer frente a problemas financieros de la industria, pero esto podría tener un impacto directo en los tránsitos del Canal de Panamá a partir del 1 de julio de 2017, fecha en la cual se espera que se establezca la nueva empresa resultante.

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, dijo que aún no han analizado el impacto que podría tener esta medida en los tránsitos por el Canal.

No obstante, debemos recordar que una vez que dio inicio las operaciones del Canal ampliado, la naviera Mitsui empezó a desplegar sus buques neopanamax a través de esa vía acuática, rompiendo en dos ocasiones el récord en peajes pagados.

Además, las tres navieras japonesas con planes de fusionarse despliegan sus buques en servicios por el Canal de Panamá y aparecen en el ranking de las principales navieras portacontenedores que utilizan la ruta acuática panameña. De hecho, Japón es el cuarto usuario de la vía interoceánica.

De acuerdo con medios internacionales el acuerdo, que está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias, busca establecer una nueva empresa conjunta que integre las empresas de transporte de contenedores (incluidas las empresas de explotación de terminales en todo el mundo, con exclusión de Japón) de las tres compañías para firmar un contrato de integración de negocios y un acuerdo de accionistas.

Los recursos fusionados representan el 7% del mercado mundial del transporte marítimo, por un total de 256 buques portacontenedores; la fusión, según estimaciones publicadas en medios de prensa, ahorraría un estimado de $1.000 millones al año y crearía la tercera empresa de contenedores de más alto rango en el mundo.

El presidente de NYK Line, Tadaaki Naito, dijo: Si no queremos que el número de compañías navieras japonesas pase a cero, tenemos que crear una compañía fuerte.

La firma consultora internacional Drewry dijo que, si bien se considera que este es un paso importante para hacer del transporte de contenedores una industria que pueda sostener la rentabilidad, el proceso de integración será un desafío.

Sin embargo, Drewry señaló que las adquisiciones recientes han sido impulsadas por la necesidad y la promesa de sinergias de ahorro de costos, economías de escala, mejor posicionamiento competitivo y una mejor protección de los fundamentos de la industria débil predominante.

Las alianzas, junto con las fusiones y adquisiciones, han sido una respuesta al entorno de bajo crecimiento, donde un número significativo de transportistas no han hecho dinero en el pasado reciente. Anticipamos una mayor actividad de consolidación, pero la industria podría tener que esperar hasta que el impacto de las ganancias de la consolidación se vuelva tangible, dijo el director de investigación de contenedores de Drewry, Neil Dekker.

Estas tres navieras japonesas forman parte de The Alliance, la unión de varias navieras entre ellas la surcoreana Hanjin, la cual quebró y de la naviera alemana Hapag Lloyd junto la taiwanesa Yan Ming, la cual deberá entrar en operaciones en abril de 2017. Precisamente en días pasados The Alliance dio a conocer sus servicios Transpacífico (Asia-Costa Este de Estados Unidos), en el cual se incluyó tres servicios por la ruta del Canal de Panamá y dos servicios por el Canal de Suez. 

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia