Las autoridades deben prevenir el impacto del coronavirus

Las autoridades deben prevenir el impacto del coronavirus
Ni el presidente de la República, Laurentino Cortizo, ni el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander,  se han pronunciado sobre los posibles impactos económicos| Archivo

Lo primero que debemos decir es que la epidemia de coronavirus que afecta a la República Popular China es una tragedia humana que ya alcanza a millones de personas y ha cobrado la vida de cientos de seres humanos en ese país, pero que además ya está comenzando a tener un fuerte impacto en la economía mundial.

Si bien se trata de una situación de salud pública, que debe preocuparnos a todos, también es de vital importancia que  las autoridades nacionales comprendan que su impacto va más allá, toda vez que está afectando negativamente la producción y el consumo de bienes en el gigante asiático, a lo que hay que sumar la decisión de un gran número de líneas aéreas de dejar de volar a diversas ciudades en China y el cierre de operaciones de considerables multinacionales  establecidas en el gigante asiático, lo cual tendrá un impacto negativo

Las consecuencias de esta emergencia sanitaria ya comienzan a sentirse en la economía global, por ejemplo, los precios de los commodities se han movido a la baja en las últimas semanas, mientras que las exportaciones e importaciones procedentes y con destino a China se han reducido significativamente.

Y lógicamente esta situación tendrá un impacto negativo en la economía panameña, comenzado por la suspensión de los vuelos de Air China entre Beijín y Ciudad de Panamá, debido a las restricciones impuestas por Estados Unidos (EE.UU.) a vuelos procedentes de China.

Recordemos además que China es el segundo usuario del Canal de Panamá y que la ruta entre los principales puertos chinos y los puertos de la Costa Este de EE.UU. es una de las más importantes para los ingresos de la vía acuática y cualquier merma en el número de tránsitos tendrá un impacto negativo en los ingresos del Canal y en sus aportes al Estado panameño.

Otra actividad económica afectada por la epidemia de coronavirus, es el movimiento comercial de la Zona Libre de Colón (ZLC) que tiene en China a uno de sus principales proveedores de mercancías con el fin de ser reexportadas a diversos países de América Latina y el Caribe.

Igualmente se pueden ver afectadas las incipientes exportaciones de productos agrícolas y agroindustriales panameños a la República Popular China, entre las que destacan rubros como café, piña y carne de res.

De hecho, las exportaciones de carne de res al mercado chino se han visto frenadas por una reducción del 40% en el precio por parte de los productores brasileños.

Sin embargo, lo más preocupante para Panamá es la caída del precio del cobre, ya que de acuerdo con todas las proyecciones económicas de los analistas, la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país para el 2020 depende en gran medida del cumplimiento de las expectativas de exportación de ese metal por parte de Minera Panamá, S.A. (First Quantum Ltd.), que inicialmente se estimaron en un valor anual de $2,000 millones, una meta que podría ser difícil de alcanzar si los precios de los commodities en los mercados internacionales siguen cayendo.

Es un tema preocupante porque conforme al socio director de Indesa, Felipe Chapman, el desempeño de las exportaciones de cobre puede variar hasta en 1.0% el crecimiento del PIB, es decir, que si las expectativas de crecimiento del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para este año están entre 4.0% y 4.5%, la caída de los precios del cobre podrían reducir ese incremento entre 3.0% y 3.5%, una tasa de crecimiento que a todas luces es insuficiente para disminuir la creciente tasa de desocupación y empleo informal, que cerraron el 2019 en 7.1% y 44.9%, respectivamente.

Hasta ahora la preocupación de las autoridades ante la epidemia de coronavirus se ha centrado en la prevención.

Tanto la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) como el Aeropuerto Internacional de Tocumen (Tocumen, S.A.)  han tomado acciones para tratar de prevenir el ingreso de la enfermedad a nuestro país, mientras el Ministerio de Salud (Minsa) ha adoptado los protocolos necesarios para el manejo de posibles casos de esta enfermedad que se puedan presentar,  cuya tasa de mortalidad se ubica en el 2% de los afectados.

No obstante, hasta el momento, ni el presidente de la República, Laurentino Cortizo, ni el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander,  se han pronunciado sobre los posibles impactos económicos que sin duda alguna tendrá en la economía global y local, y más importante aún, qué medidas se pueden adoptar para afrontar esta nueva realidad que se nos viene encima.

Es cierto que gran parte de la reactivación económica que busca impulsar la Administración del presidente Cortizo se centra en la ejecución del presupuesto de inversión valorado en $3,143 millones (lo que incluye el inicio de las obras del Cuarto Puente sobre el Canal y la Línea 3 del Metro), de una cartera de 17 proyectos que serán desarrollados a través de la figura de Asociaciones Público Privadas (APP) valoradas en $2,000 millones y en la concreción de proyectos inmobiliarios (construcción de 35,803 soluciones de vivienda) mediante una inversión de $2,951 millones.

Todo ello suma $8,094 millones, que de ejecutarse en un 100% tendría un gran impacto en el desempeño económico del país, ya que conforme a estimaciones de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) cada $1.00 que se invierte en construcción tiene un impacto multiplicador de $3.00, lo que implica que el flujo económico de estas inversiones alcanzaría los $24,282 millones.

Además, se generarían miles de empleos bien remunerados, lo que ayudaría a reactivar el consumo interno de bienes y servicios, ayudando grandemente a la reactivación económica.

Sin embargo, el impacto de la epidemia de coronavirus podría diluir los beneficios de estas inversiones, lo que hace necesario que el Ejecutivo diseñe una estrategia, una hoja de ruta clara y viable, para enfrentar la situación y evitar que los efectos negativos terminen por acabar con las expectativas de crecimiento del país para el presente año, tomando en cuenta la estrecha relación existente entre Panamá y la República Popular China. 

Editorial
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias