Las remesas son la fuente más directa de divisas en RD

Las remesas son la fuente más directa de divisas en RD

El año pasado el país recibió $4.882,7 millones de dominicanos en el exterior

remesas-rd01

República Dominicana (RD) es uno de los principales países receptores de remesas provenientes, principalmente, desde Estados Unidos (EE.UU.), ya que se estima que alrededor del 77% de los criollos residentes en el exterior se han establecido en esa nación. Pero, el sector remesas tiene características que van más allá del hecho de recibir cada año más de $4.000 millones (en 2015 fueron $4.882,7 millones).

Aunque las remesas familiares son la tercera fuente de ingresos de divisas de RD, después de las exportaciones y el turismo, también son la fuente más tangible y directa, ya que el dinero que ingresa por esa vía es entregado de forma física al destinatario en territorio local.

Por ejemplo, el año pasado el turismo generó divisas por un poco más de $6.153 millones, pero es posible que en términos físicos, muy poco de ese dinero haya entrado al país, ya que los paquetes hoteleros son vendidos a través de turoperadores por vía electrónica y los pagos van directamente a las cadenas hoteleras que tienen sede en otras naciones, aunque sus instalaciones estén aquí.

Lo mismo ocurre con las exportaciones, ya que de los $9.672,4 millones generados por mercancías vendidas en el exterior, más de $5.632 millones corresponden a zonas francas, cuyos recursos se devuelven a los países de origen de las empresas de ese sector, la mayoría de capital extranjero.

Sin embargo, las remesas llegan directamente al país y son recibidas de manera particular por las miles de familias receptoras que utilizan ese dinero principalmente para consumo.

Características de las remesas

El estudio Las remesas en la economía dominicana publicado por el Banco Central indica que poco más del 87% del dinero que llega por esa vía es utilizado para consumo interno y cerca del 13% va a inversión o ahorro de los beneficiarios.

La mayor parte de las remesas que llegan a RD proviene de EE.UU. (71,3%), indica el Banco Central en su informe sobre la economía de 2015. Asimismo, destaca que el 14,2% viene de España, segundo país y primero de Europa como emisor de remesas. Esas proporciones responden a la cantidad de dominicanos que residen en esas dos naciones.

Los envíos de remesas desde EE.UU. en forma individual promedian los $215,00 aunque varía de acuerdo con la situación económica de esa nación. Un elemento que destaca es el hecho de que los dominicanos en el exterior puede que reduzcan el monto de los envíos en determinadas circunstancias, pero no reducen la frecuencia, pues la mayoría son el sustento de las familias que las reciben aquí.

Participación de las remesas en la economía 

La participación de las remesas en la economía no solo se mide con base en su monto como ingreso de divisas, sino, también como proporción del Producto Interno Bruto (PIB). Desde el año 2010 las remesas registran una participación que promedia cada año el 7,1% del PIB, lo cual es una muestra de su importancia en la economía. De hecho, el pasado 2015 las remesas tuvieron una participación de 7,4% del PIB, con un crecimiento en los envíos de un 6,8% en comparación al año anterior.

Formalidad

Una proporción importante de las remesas que llegan a RD es por vía informal o de bolsillo como señala el informe del Banco Central.
Los envíos de remesas formales desde EE.UU. son hechos en alrededor de 95% a través de remesadoras y una minoría (5%) por medio de entidades financieras.
Las remesas de bolsillo puede que representen alrededor del 22% del total de envíos llegados al país, mientras que alrededor del 78% viene por vías formales.
Las normas vigentes en el país establecen que un ciudadano puede introducir hasta un máximo de $10.000 sin reportarlo, mientras que si pasa de esa cantidad debe informarlo a las autoridades migratorias.

Entonces, muchas familias y amigos, cuando algún relacionado viene al país, le piden que lleve en efectivo sumas específicas para sus allegados aquí. Por eso se les llama remesas de bolsillo.

Andrea Rodríguez Valverde
El Financiero
Costa Rica

Más informaciones

Comente la noticia