Las Tablas vivió el lujo y el esplendor de la pollera panameña

Las Tablas vivió el lujo y el esplendor de la pollera panameña
El Desfile de las Mil Polleras realizado este sábado 12 de enero, convirtió a Las Tablas en la casa grande de la tradición, el lujo, el color y la alegría.| Violeta Villar Liste

Es el traje típico más bonito del mundo. Lo dice el panameño con el orgullo que desborda de entusiasmo y lo certifican los visitantes que cada año acuden a la ciudad de Las Tablas, en la provincia de Los Santos a vivir la fiesta del traje nacional. 

El Desfile de las Mil Polleras realizado este sábado 12 de enero, convirtió a Las Tablas en la casa grande de la tradición, el lujo, el color y la alegría.

Desde temprano las calles de la ciudad festiva parecían un jardín en las camisas y pollerones, al ritmo de los bailes típicos.

El desfile comenzó a la una de la tarde bajo la coordinación de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) y la Gobernación de Los Santos. 

La ruta del desfile inició en la Gobernación  por la avenida Carlos L. López, descendiendo por la calle Bolívar y retornando por la calle 8 de noviembre hasta finalizar en el Jardín Royal Gin.

Delegaciones de empresas, instituciones y familias completas despertaron el entusiasmo, el orgullo patrio y la admiración de quienes acudieron incluso con tres días de antelación a vivir esta celebración que exalta la tradición.

Zoila Castillero de Castillero, a quien se le conoce como la maestra Choli, es conocedora y defensora del folclore.

Explicó a Capital Financiero que la pollera santeña destaca porque en particular la de lujo es elaborada a mano, con técnicas cada vez más elaboradas.

Una pollera de lujo puede costar hasta $10,000. Son sus partes básicas la camisa y el polleron, la joyería, peinetas, flores y tembleques.

Para la maestra Choli cada desfile demuestra la satisfacción que siente Panamá por su traje nacional.

Norman Sánchez comenzó a los 14 años a diseñar polleras y a sus 57 años continúa esta labor que es mucho de inspiración, pasión y conocimiento.

Su madre Astevia Combe es costurera y se encarga de convertir las ideas de su hijo en trajes que han recorrido cerca de 16 países, como parte de delegaciones culturales del país.

En el Taller Estrella de la comunidad de Santo Domingo de Las Tablas, este creador, quien también es embajador cultural de Panamá, rinde honor a la flora y la fauna panameña en sus diseños.

Explicó que la inspiración puede ser libre, pero toda pollera debe respetar los elementos típicos del país y no incluir, por ejemplo, flores que no correspondan al paisaje panameño.

El costo de una pollera puede llegar a los $10,000. | Violeta Villar Liste

Zurcido, calado, sombreado calado y marcado constituyen las técnicas fundamentales que dan vida al traje nacional y que a lo largo de la tarde y la noche del sábado 12 de de enero lucieron las empolleradas.

Más de 250,000 personas se proyecta asistieron al Desfile, contando también con peregrinos que ya están en tierra panameña a propósito de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

En enero de 2018, en la octava versión del desfile, participaron, de acuerdo con datos de la ATP, más de 17, 000 empolleradas. 

 

El impacto económico del desfile en la península de Azuero fue de $41. 5 millones, con la presencia de 230,500 personas, entre nacionales y extranjeros.

Pero más allá del ingreso económico la gran ganancia es la puesta en valor de las tradiciones del pueblo que en familia celebra el orgullo de ser panameño.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias