Latino América: Adiós a la abundancia

proyecciones de crecimiento del PIB cREDIT sUISSE 14-15

Hemos reducido nuestro pronóstico de crecimiento real del Producto Interno Bruto (PIB) para 2015 de 2,2% a 1,3%. Esto se debe a proyecciones más bajas en seis de los ocho países que cubrimos en la región (Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela), mientras que nuestro pronóstico para Chile se mantiene sin cambios. Específicamente, ahora esperamos que la economía brasilera se contraiga 0,5% en el 2015 versus nuestro pronóstico anterior de un crecimiento de 0,6%. El pronóstico de crecimiento para México en 2015 fue revisado y de 3,9% a 3,3% en nuestro último reporte trimestral de pronóstico. Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela también tuvieron revisiones significativas, sin embargo representan proporciones menores en la figura del conglomerado regional. Nuestro estimado de crecimiento real del PIB para 2014 es de 0,9% comparado con el de 1,2% de noviembre pasado, en tanto que nuestra proyección para el 2016 se suavizó ligeramente de 2,8% a 2,6%.

En noviembre, nuestro pronóstico de inflación regional para 2015 se ha elevado de 9,6% 11,0% interanual. Esto sería un incremento de un 104% estimado interanual en 2014. Una más alta inflación proyectada para Brasil y Venezuela explica la revisión de este año puesto que  esperamos que no cambien o bajen las tasas de inflación en todos los otros países que cubrimos. De acuerdo con nuestros economistas, y elevando la proyección de 6,5%, la inflación anual de Brasil será de 8,0% al finalizar el año. Entre tanto, Venezuela se mantiene como el país con la más alta inflación oficial de 78,6% para diciembre de 2015, por encima de nuestra proyección anterior de 70.4%. Inversamente, en México ahora esperamos una inflación de 3,0% al finalizar el año, contra nuestra proyección anterior de 3.7%. También proyectamos una inflación más baja en Argentina, Chile, Ecuador y Perú, comparada con las proyecciones de noviembre pasado.

Nuestra proyección para el déficit de cuenta corriente se amplió a 3,7% del PIB del 3,1% en nuestra última publicación trimestral. Ahora esperamos unos déficits más grandes de cuenta corriente en todos los países que cubrimos excepto por Argentina. Particularmente, actualmente esperamos proyectar a 3,3% del PIB el déficit de cuenta corriente de Venezuela versus un 1,6% del PIB de superávit previo, seguido de unas revisiones a la baja de nuestras proyecciones internas del precio del petróleo en 2015. También proyectamos un deterioro en los déficits de cuenta corriente de otros exportadores de petróleo, incluyendo Colombia, Ecuador y México, relativos a nuestras expectativas previas.

Los números fiscales también han empeorado; ahora proyectamos un déficit fiscal de 4,6% del PIB contra uno anterior de 4,2%. Esto se debe a expectativas de ampliación del déficit fiscal de por lo menos 0,5% del PIB en Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Específicamente, en Brasil, nuestros economistas ahora anticipan un déficit fiscal de 5,2% del PIB, comparado con un 4,5% del PIB en noviembre pasado. Mientras tanto, las proyecciones de déficit fiscal mejoraron materialmente para Chile y México. Los pronósticos divergentes en las economías grandes de la región se compensan unas a otras para prevenir un incremento más agudo en el déficit fiscal conglomerado. Finalmente, esperamos una proporción de deuda pública/PIB de 48,9% en el 2015, básicamente sin modificaciones con respecto a noviembre, mientras que nuestra proyección para deuda externa/PIB ha subido a 30,8% del 27,7% anterior. Esto último se debe a proporciones mayores en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México y Perú.

Presentación 22. América Latina: Pronósticos de Credit Suisse en cuenta corriente, balance fiscal, deuda pública y deuda externa para 2015

Sin embargo, esperamos que los estímulos monetarios y fiscales en curso, los proyectos de infraestructura interna, un sector minero más fuerte y los efectos base ayuden a la economía a recuperarse en los siguientes trimestres. Probablemente el banco central emitirá otros cortes en la tasa de interés de 25bps en el corto plazo, tomando la tasa de interés oficial al 3,0% y bajando más los requerimientos de reserva si la actividad económica falla en mostrar signos decisivos de mejoramiento. Probablemente el déficit de cuenta corriente se ampliará al 4,7% del PIB este año del 4,1% en 2014 en la medida en que los bajos precios de cobre compensan una mayor producción. Esperamos que el banco central continúe interviniendo en el mercado cambiario, pero para permitir una depreciación ordenada del sol, lo que pronosticamos será de 3.25 PEN por dólar a finales de 2015.

Finalmente, la situación en Venezuela se asemeja a algo como una olla a presión después de la caída de los precios del petróleo. Estimamos que la economía enfrente una brecha de $23,7 billones en divisas en el 2015. La respuesta del gobierno probablemente será continuar favoreciendo el racionamiento de divisas, buscar fondos adicionales en el extranjero y vender activos para ajustar las políticas económicas internas distorsionadoras. Como resultado, esperamos que el PIB se contraiga nuevamente este año, mientras que la inflación aumenta hacia el 80% y se mantiene la escasez severa de productos básicos. Los resultados potenciales adversos incluyen tensiones sociales desestabilizadoras, incumplimientos o una combinación de las dos. Creemos que es más probable que estos escenarios se materialicen en el 2016 más que en este año, pero nos mantenemos cautelosos dada la limitada transparencia del sector público en los números de activos y restricciones políticas y económicas sustanciales.   

Credit Suisse Bank
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL