Lentes gravitacionales, una luz en el espacio

Han permitido descubrir galaxias lejanas

Galaxy Cluster Abell 1689

Uno de los hechos que más me asombran de este universo en el que vivimos es el hecho de que la gravedad tiene la capacidad de doblar el espacio y con este, la trayectoria de la luz. Otro hecho que me sorprende es que dicho fenómeno es perfectamente observable. Como en un día caluroso cuando uno ve que en el horizonte las imágenes se distorsionan, o cuando uno se sumerge bajo el agua y las imágenes, en lugar de llegar bien definidas llegan con distorsión similar.

El medio en el cual viaja la luz tiene mucho que ver con cómo la percibimos. Mientras que la luz viaja a una velocidad constante en cualquier medio, la trayectoria puede variar por refracción, y así como el aire caliente o el agua pueden alterar la forma como percibimos este fenómeno de la naturaleza, la gravedad puede hacer lo mismo.

Cuando la trayectoria de la luz es alterada por la gravedad de un objeto entre el emisor y el receptor, se produce lo que se conoce como un lente gravitacional.

Los cúmulos globulares se identifican por ser grandes números de estrellas relativamente cercanas. Mientras que la gravedad de una única estrella individual no es suficiente para producir este efecto, el total de estrellas en un cúmulo si puede.

En el estudio de la astronomía, el efecto de lente gravitacional ha servido para muchas cosas. Es posible observar objetos que se encuentran detrás de otros gracias a esta distorsión. También sirve para mejorar nuestro entendimiento de la expansión universal y de distancias cósmicas.

Recientemente, gracias a un grupo de investigadores con la ayuda del Telescopio Espacial Hubble, se pudo observar la muerte de la misma estrella, cuatro veces. La supernova, como se conocen las apocalípticas muertes de estrellas, se encuentra detrás de una galaxia elíptica en un cúmulo galáctico que funciona como lente. Las múltiples proyecciones de esta supernova son observables en el patrón conocido como Cruz de Einstein.

El físico alemán Albert Einstein fue el primero en proponer la idea de lentes gravitacionales. En 50 años de propuesta la teoría, es la primera vez que se logra observar el efecto aplicado a una supernova. El efecto es notable en varias imágenes del Hubble Deep Field, cuya función es captar luz de las profundidades del espacio, más allá de nuestra propia galaxia.

Una de las más notables es la del cúmulo galáctico Abell, localizado a una distancia de entre  1.689 a 2.200 millones de años luz.

Como viajar grandes distancias es viajar en el tiempo, algunas de las galaxias y cuásares más lejanos y más antiguos se han detectado gracias al efecto magnificador de las lentes gravitacionales.

Manuel Del Moral
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia