Ley de Leasing Inmobiliario contempla beneficios fiscales y estimula la adquisición de viviendas

Ley de Leasing Inmobiliario contempla beneficios fiscales y estimula la adquisición de viviendas
El nuevo régimen es una opción para las familias jóvenesArchivo

La Ley 179 de noviembre de 2020, que regula la actividad de arrendamiento financiero de bienes inmuebles, conocida como leasing inmobiliario, ofrece beneficios desde la perspectiva fiscal, apoya la adquisición de la primera vivienda y se espera impacte de manera positiva el mercado inmobiliario panameño.

Javier Mitre Bethancourt, experto en Derecho Tributario, académico y docente investigador en temas impositivos, explicó a Capital Financiero importantes beneficios que podrán ayudar a la reactivación de un mercado inmobiliario ralentizado todavía más con la circunstancia de la pandemia.

Desde el punto de vista fiscal, indicó, la Ley de Leasing Inmobiliario establece “que el monto pagado bajo un contrato de arrendamiento financiero no causa el impuesto a la transferencia de bienes corporales muebles y la prestación de servicios (ITBMS)”.

En segundo lugar, prosiguió, en cuanto a la renta producida por los alquileres pagados en arrendamiento, para el arrendador será considerada renta gravable y las sumas pagadas en intereses serán deducibles para el arrendatario, ya sea persona natural o persona jurídica.

“En tercer lugar, se contempla la exoneración del impuesto a la transferencia de bienes inmuebles ITBI (2%) cuando corresponda a la primera venta y además, estará exonerado de este mismo impuesto, si al finalizar el plazo del contrato de arrendamiento, el bien inmueble sea traspasado al arrendatario”.

El experto señaló que si las  operaciones de arrendamiento financiero “tienen por objeto financiar la adquisición de bienes inmuebles destinados a fines agropecuarios, de vivienda principal, estará exceptuadas de la retención por el Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI)”, sobretasa de 1% anual por préstamo personal o comercial mayor de $5,000.

-¿Puede ser una buena inversión en función del modelo tradicional de adquisición de viviendas?

-Recordemos que esta medida aspira a convertirse en una opción para las personas que deseen adquirir un propiedad y que no cuentan, entre otros requisitos, con los fondos suficientes para dar el abono inicial necesario que actualmente solicitan las entidades bancarias para otorgar los financiamientos de compra de una vivienda.

“El Leasing inmobiliario se caracteriza porque el arrendatario, es decir, la persona que alquila el inmueble, pague por un determinado periodo un canon de arrendamiento o alquiler y dichas sumas pagadas serán reconocidas como parte del precio de la potencial compraventa del inmueble”.

Mitre Bethancourt, resaltó que esta modalidad “está principalmente dirigida a beneficiar al segmento de la sociedad más joven del país, ya que son a quienes se les hace más complicado optar por un financiamiento tradicional para la compra de su vivienda, y con esta nueva opción se aspira a incluir al leasing inmobiliario dentro de las diferentes opciones de financiamiento para adquirir un inmueble”.

-¿Esta ley ampara al inversionista extranjero o solo favorece al panameño o al residente?

-Esta ley ampara tanto al inversionista extranjero como al panameño o residente, ya que con esta Ley podrán ejercer el negocio de arrendamiento financiero de bienes inmuebles, bancos, empresas fiduciarias y las personas jurídicas autorizadas por la Superintendencia de Bancos de Panama, previo cumplimiento de los requisitos establecidos en la Ley.

“Además, toda empresa que a la fecha de la entrada en vigencia de la Ley (diciembre 2019) se encuentre autorizadas por la Dirección de Empresas Financieras del Ministerio de Comercio e Industria para ejercer el negocio de arrendamiento financiero podrán ejercer la actividad”.

Dijo que las empresas interesadas en solicitar ejercer el negocio de arrendamiento financiero de bienes inmuebles, deben cumplir varios requisitos ante la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), entre otros:

-Demostrar que tienen la capacidad técnica, administrativa y financiera y el personal necesario.

-Cumplir con los requisitos establecidos en esta Ley (Ley 179) y el reglamento aprobado por la Superintendencia de Bancos.

-¿Podrá la Ley de Leasing Inmobiliario dinamizar el mercado inmobiliario panameño?

-En lo personal consideramos que sí debe ayudar a dinamizar la economía, toda vez que esta modalidad de financiamiento para la adquisición de un bien inmueble implica cumplir con condiciones más flexibles que las que se requieren para la aprobación de una hipoteca.

Recordó que a finales del año 2019, se aprobó una modificación al regimen de intereses hipotecarios preferenciales, elevando el valor de la propiedad hasta $ 180,000.00 con el objetivo de promover la adquisición de un inventario de propiedades.

Considera que ahora, con el leasing inmobiliario, se podrá identificar con claridad “que las autoridades están haciendo los esfuerzos necesarios para que el sector inmobiliario cuente con más alternativas de adquisición de propiedades habitaciones o comerciales”.

Miviot aclara dudas

Cabe señalar que las diferentes partes involucradas en la reglamentación de la Ley 179 de noviembre de 2020 que regula la actividad de arrendamiento financiero de bienes inmuebles, mantienen encuentros.

Al respecto, José Batista, viceministro de Ordenamiento Territorial, en representación del ministro de Vivienda, Rogelio Paredes, citado en comunicado de prensa, explicó que “se están atendiendo algunas interrogantes de entidades que por ley pueden participar como los bancos y las nuevas entidades que se van a incorporar al régimen de arrendamiento inmobiliario con opción de compra”.

De hecho, se han atendido consultas de la Asociación Bancaria de Panamá y de otros sectores que se convertirán en arrendadores financieros.

Reconoció que el leasing inmobiliario es un tema muy técnico que tiene implicaciones de orden fiscal, por lo cual participa en los encuentros la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

De igual modo, tiene aspectos de orden operativo vinculado con la Superintendencia de Bancos de Panamá y aspectos regulatorios de comercio que atiende el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI).

El viceministro destacó que al nuevo régimen se puede incorporar cualquier sociedad anónima dedicada a los bienes raíces, siempre que cumpla con la normativa.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias