Leyes de Trazabilidad y de Grano siguen pendientes

Leyes de Trazabilidad y de Grano siguen pendientes

Productores esperan su aprobación y el Gobierno sigue realizando las evaluaciones

Al parecer las leyes dirigidas al sector agropecuario  no son tratadas con la misma agilidad que se le confiere a legislaciones electorales o a la transformación de direcciones en nuevas  autoridades.
La Ley de Trazabilidad, por ejemplo, fue bajada a primer debate y la Ley de Granos aún no llega a la Asamblea Nacional de Diputados.
La Ley de Trazabilidad tiene un atraso, pero está caminando, señaló el director de Agricultura del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Sebastián Mirones.
Entre los elementos que han evitado la aprobación de esta legislación, vital para poder acceder a mercados como el de Estados Unidos, Mirones mencionó al hecho de que en un inicio se iban a presentar dos leyes de trazabilidad, una para el sector pecuario y otra para el sector agrícola, pero se tomó la decisión de unirla en una sola legislación.
Otro elemento tiene que ver con la dotación de los recursos para que los pequeños productores puedan implementar el sistema.
Cuando uno aprueba una Ley también debe tener la garantía de dónde se sacarán los recursos para poder darle sostenibilidad a lo que se quiere promover, expresó Mirones.
En ese sentido, el presidente de la Comisión de Asuntos Agropecuario de la Asamblea Nacional, Tito  Rodríguez, coincide  con Mirones y precisó que esta ley  no ha sido aprobada porque aún no se ha definido de dónde saldrán los fondos para poder implementarla.
Y tampoco se sabe con certeza cuánto se necesitaría, y es que según Rodríguez a los pequeños productores les sería muy difícil poder poner en práctica la trazabilidad si el Estado no le concede los recursos.
El proyecto llegó a segundo debate, pero fue bajado a primer debate, en espera de que se defina la parte económica.
Sin embargo, el parlamentario no descartó que el proyecto pueda ser incluido entre los que serían discutidos en sesiones extraordinarias, tomando en cuenta que se trata de una exigencia del Tratado de Promoción Comercial (TPC) firmado con Estados Unidos.
El  proyecto legal para promover la producción de grano aún no llega a la Asamblea, aunque se dijo que entraría en vigencia para el inicio del nuevo año agrícola, pero este empezó el pasado 1 de abril y el proyecto no llegaría a la Asamblea Nacional hasta el próximo periodo legislativo, que empieza el primero de julio.
Mirones informó que el pasado jueves se realizó una reunión con la participación de representantes del Mida, el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA), el Instituto de Seguro Agropecuario (ISA), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (Idiap) y del gerente del Banco Nacional de Panamá, Darío Berbey.
En 15 días debe estar el proyecto totalmente elaborado, para volver a presentarlo a consideración del Consejo de Gabinete, debido que se han incorporado nuevos elementos y otras entidades del Estado, explicó Mirones.
El proyecto propone el  otorgamiento de  un incentivo de $500 por cada hectárea adicional que siembre un productor y otro dólar por cada quintal que logre cosechar por encima de la media nacional del año anterior.
Este beneficio está destinado a los productores de arroz, maíz, poroto, frijol chiricano, sorgo y soja.
Para productores como Héctor Ortega, del Valle de Tonosí en la provincia de Los Santos, ambas leyes son muy buenas para el sector, siempre que se implementen y no vayan a quedar como la ley de clasificación de la carne, a la que nadie le hace caso.
También es de la opinión de que sin los recursos necesarios no se podrá incrementar la producción de grano ni aplicar la trazabilidad.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL