Liberia e Isla Marshall ratifican convenio de Agua de Lastre, Panamá todavía no

Apunta a la eliminación de los efectos devastadores de las especies invasoras

aguas-de-lastre web

Los dos registros de naves competidores de Panamá, Liberia e Isla Marshall, se han sumado a la lista de los países que ya ratificaron el Convenio Internacional para el Control y Gestión del Agua de Lastre y Sedimentos (BWM, por sus siglas en inglés), sin embargo, Panamá aún no lo hace.

Hasta marzo de 2015, el tratado había sido ratificado por 44 Estados, con 32,86% del tonelaje mundial. El Convenio BWM entrará en vigor 12 meses después de su ratificación por 30 Estados, lo que representa 35% del tonelaje de la flota mercante mundial.

El agua de lastre es llevada a bordo por los buques para la estabilidad y puede contener numerosas especies acuáticas como plantas y animales, que pueden desplazarse a través del mundo. El agua de lastre no tratada lanzada en el destino de la nave podrían introducir nuevas especies acuáticas invasivas. Cientos de estas invasiones ya han tenido lugar, a veces con consecuencias devastadoras para los ecosistemas locales, los recursos y la infraestructura.
Otros de los dos países que ratificaron dicho convenio son Japón y Turquía, que suman 2,28% de la flota mundial. 

Este convenio aplica para todos los buques de tráfico internacional a fin de gestionar el agua de lastre y los sedimentos de un cierto nivel, de acuerdo con un plan de gestión específica del buque. Todos los barcos también tendrán que llevar un Libro de Registro del agua de lastre y un certificado de gestión del agua de lastre. Las normas de gestión se introducirán gradualmente durante un período de tiempo. Como solución intermedia, los buques deben intercambiar el agua de lastre en alta mar. Sin embargo, se espera que con el tiempo la mayoría de los barcos tengan que instalar un sistema de gestión del agua de lastre a bordo.

Uno de los cuestionamientos a nivel mundial y tal vez, la razón para que Panamá no haya ratificado el convenio, radica en la capacidad de los equipos requeridos abordo de las naves para el manejo de las aguas de lastre. Al ser Panamá el líder en naves registradas mundialmente, la disponibilidad de equipos técnicos para el manejo de las aguas de lastre es un tema importante. Para exigir a las naves de registro panameño que cumplan con los requisitos técnicos de manejo de aguas de lastre deben existir los equipos disponibles y las técnicas de manejo sin contaminación. 

Dicho convenio trae muchos beneficios, entre ellos: Una mayor protección del medio ambiente marino y la biodiversidad a través de la reducción al mínimo y, finalmente, la eliminación de los efectos devastadores de las especies invasoras.

Aplicación normalizada de una amplia gama de requisitos de gestión del agua de lastre en los buques extranjeros que entran en los puertos o terminales en alta mar bajo su Jurisdicción.

Participación en el proceso de enmiendas al Convenio del Agua de Lastre y sus requerimientos a través de los mecanismos establecidos.

El intercambio de nuevas investigaciones y el desarrollo de la información, mejores prácticas y experiencias prácticas en la gestión del agua de lastre y las especies invasoras acuáticas. 

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia