Limpiar la imagen del país lo proyectará como destino ideal para hacer negocios

Limpiar la imagen del país lo proyectará como destino ideal para hacer negocios
El plan Misión Panamá promueve a la nación como jurisdicción financiera competitiva y cooperante| Cortesía

Implementación efectiva de la ley, adecuaciones normativas e impulso del plan Misión Panamá, forman parte de las estrategias del Gobierno para mantener la competitividad del país, proyectar una imagen positiva que favorezca la inversión, sacarlo de listas indeseadas y evitar que vuelva a entrar.

Erika Mouynes, viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores, invitada por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) a su encuentro mensual, reconoció que la propuesta de Panamá debe procurar un balance.

“Si aceptamos todas las imposiciones, el impacto económico será devastador porque siempre habrá un requisito nuevo. Panamá debe decidir cómo mantenerse competitivo con un control efectivo de los flujos ilícitos”, afirmó Mouynes.

Advirtió que al país no le interesa el dinero del evasor fiscal “porque no representa ni desarrollo social ni es un indicador de más inversión”.

Los pilares del Gobierno para alcanzar sus objetivos en esta materia apuntan a lograr una implementación efectiva de la ley “con un trato igualitario de todos los sectores y con la integración de esfuerzos públicos y privados”, precisó la viceministra.

En materia de normativas fiscales, recordó la aprobación del proyecto de Ley número 169 que crea un Registro Único de Beneficiarios Finales de Personas Jurídicas y las adecuaciones que buscan garantizar la transparencia en la información.

Mouynes detalló que la Misión Panamá, como estrategia, se orienta a contar la versión de Panamá ante los organismos internacionales, “construir un perfil positivo que nos muestre como un país con una jurisdicción financiera competitiva cooperante y apegada al Estado de Derecho”.

Desde el Gobierno consideran que “el éxito de Misión Panamá” apoyará el “desarrollo social y económico del país”.

En marzo de 2020, se emprenderá una gira de alto nivel por Alemania para proyectar los esfuerzos del país en materia de cumplimiento.

Julio De La Lastra, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), dijo a Capital Financiero que si el país logra mejorar su imagen internacional, “los inversionistas reconocerán que Panamá es el lugar ideal para hacer negocios y todo lo demás vendrá por añadidura”.

Apoyó la hoja de ruta trazada y considera que “Gobierno y empresa privada debemos trabajar en la misma dirección. Si es así, lograremos grandes resultados”.

Panamá fue incluida en el año 2014 en la lista gris del Grupo de Acción Financiera (Gafi). Al año siguiente se crea la Ley 23 de 2015 que adopta medidas para prevenir el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva. El nuevo marco regulatorio permite que el país salga de la lista gris en el año 2016, pero en junio de 2019, durante la plenaria del Gafi, el país vuelve a quedar bajo observación intensificada y se adopta un plan de acción.

David Saied, director de la Unidad de Análisis Financiero (UAF), detalló a Capital Financiero que durante el reciente encuentro del equipo negociador de Panamá con Gafilat, “nos fue muy bien”.

El plan de acción, dijo, tiene varios puntos que debemos tener concluidos en mayo. Se está avanzando en función de la plenaria del organismo, prevista en el mes de junio, pero Gafi, de ser necesario, nos da flexibilidad hasta septiembre.

Explicó que uno de los grandes logros ha sido la creación de la Superintendencia de Sujetos no Financieros.

La UAF ha dictado varios talleres a los involucrados, con el objetivo de mejorar la comunicación y orientar sobre el cumplimiento de los procesos.

Luis Laguerre, socio del área de Impuestos para KPMG en Panamá y presidente del I Congreso para Sujetos Obligados no Financieros que promovido por Apede se realizará en el mes de junio de 2020, recordó que las empresas deben estar en capacidad de documentar de manera apropiada que conocen al cliente con el cual trabajan y tienen los controles para evitar que sea usada en blanqueo de capitales.

Una de las recomendaciones de Gafi fue aplicar un enfoque basado en riesgo en la supervisión de este sector.

Alejandro Ferrer, segundo vicepresidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), dijo que las empresas asociadas y que forman parte de los 11 sectores supervisados, hacen su parte al aplicar la política de conoce a tu cliente, pero también consideran apropiado que las autoridades ofrezcan un diagnóstico sobre su desempeño como sujetos no financieros. 

Roberto Brenes, presidente de Canal Securities, reflexionó que además de cumplir la legislación, debemos desarrollar productos que sostenga la base de los servicios ofrecidos por el país y que no tengan problema con Gafi ni con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde).

“La ventaja fiscal de Panamá es importante, pero tiene otras fortalezas como su centro logístico. Es además un país dolarizado y quienes vienen a invertir no lo hacen necesariamente porque están tomando ventajas fiscales, sino porque operar desde un país dolarizado y con una banca relativamente buena, le ofrece garantías”, puntualizó Brenes.

Se inclinó por crear bases tecnológicas que permitan flexibilizar el sistema financiero “sin dejar de cumplir y siempre con la transparencia que nos exigen”. 

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias