¿Llegaremos a ser un país de primer mundo?

¿Llegaremos a ser un país de primer mundo?

PANAM---Suspenden-ferias-del-IMA-en-el--aacute-rea-capitalina

Los gobernantes de Panamá, en los últimos años, han utilizado tanto la frase país de primer mundo, que ya estoy por creer que en verdad este país ya pertenece a este selecto grupo o que por lo menos está próximo a serlo.

Se jactan que se están haciendo infraestructuras similares a la de esos países, que la tecnología es de punta y que estamos a la par de estas naciones, y así un sinnúmeros de cosas que hacen soñar a cualquier ciudadano panameño, que no tenemos nada que envidiar a los países más avanzados del mundo.

Pero, cuando veo a mi alrededor la realidad es otra, y a todos esos que han asegurado que estamos cerca de ser un país de primer mundo, y a los que en un futuro nos quieran gobernar utilizando esa falacia, les tengo varias interrogantes.

Si estamos en el rango de país de primer mundo, por qué las personas tienen que madrugar para hacer interminables colas bajo sol y lluvia, para comprar comida más barata en las ferias del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA), sobre todo un saquito de arroz.

También es posible que en este país de primer mundo los hospitales no cuentan con los insumos necesarios, tienen desabastecimiento de medicamentos, carecen de especialistas que atiendan a los pacientes, y no tengan hospitales con suficientes camas para sus asegurados.

Y qué decir del sistema de transporte, el hecho que tengamos un Metro no quiere decir que contemos con un eficiente sistema de transporte público, ya que los ciudadanos de a pie y los que tienen autos, tardan más de dos horas para ir de sus casas al trabajo y viceversa.

En el sistema educativo, el mismo problema de todos los años, falta de educadores, escuelas cayéndose a pedazo y un pensum académico obsoleto, por lo que muchos estudiantes de las escuelas públicas culminan sus estudios con muchas deficiencias académicas, y a la hora de competir por una plaza de empleo en el mercado laboral, tienen todas las desventajas del mundo para obtener el puesto de trabajo.

Si sigo enumerando todas las deficiencias que hay en el país, a pesar de ser considerado de primer mundo, esta columna tendría que dividirla en varias entregas. Así que, ese cuento de que somos o estamos cerca de ser un país de primer mundo que se lo digan a otro, porque no es justo que a un pueblo traten de engañarlo con frases bonitas pero vacías y sepan bien que los países de primer mundo, no solamente lo son por tener edificios grandes y bonitos.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL