Lo que debe saber antes de firmar una póliza de salud

Lo que debe saber antes de firmar una póliza de salud
Antes de firmar una pólizas de salud, el consumidor debe estar claro en las coberturas y exclusiones.|Pixabay

El seguro de salud privado es una alternativa que se suscribe con una aseguradora para contar con un  mayor y mejor acceso a atención médica u hospitalaria de forma más inmediata.

Según cifras de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá, a septiembre de este año hay 79 mil 655 pólizas vigentes de salud.

El acumulado en primas para este rubro durante los primeros nueve meses del año alcanzó los $214 millones, un crecimiento de 10% en comparación al mismo periodo de 2016.

Informarse

Antes de que el consumidor firme una póliza de salud debe comprender el producto que está adquiriendo; es decir, tipo de cobertura, amplitud de la misma, limitaciones de la póliza, red médica (si aplica) y exclusiones del producto. Así lo señala Raymond Juárez, vicepresidente de mercadeo de ASSA.

También debe evaluar aquellas que se ajusten más a su necesidad, así como a su presupuesto, ya que la prima de cada producto variará en base a la mayor o menor cobertura y los beneficios que brinde cada póliza, así como la suma asegurada.

En el mercado, las compañías de seguros tienen planes de cobertura que inician desde los 30 mil dólares hasta los 2 millones de dólares.

El monto de la cobertura dependerá de la capacidad económica del futuro asegurado, explica Jesús Valdés, jefe
del departamento de Protección al Consumidor de Seguros de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá.

Opciones

Actualmente existen dos modalidades que determinan el monto asegurado, una de ellas es la “suma asegurada vitalicia”, que es el modelo clásico, en el que la totalidad del dinero se irá consumiendo hasta que se agote la póliza durante la vigencia del contrato.

También está la opción de la “suma asegurada anual renovable” una modalidad más reciente, en el que la suma asegurada pactada se restituye al 100% a la renovación de la vigencia de la póliza, sin importar que durante la vigencia anterior dicha suma haya sido utilizada parcialmente o en su totalidad, comenta Valdés.

El consumidor debe conocer los co-pagos que debe realizar para acceder a las consultas con médicos, tratamientos, operaciones y hospitalizaciones.”

Jesús Valdés.

Lectura minuciosa

También es necesario que el consumidor revise si la póliza únicamente tiene cobertura local o también incluye el beneficio de cobertura internacional, lo que podría incrementa el costo del seguro.

Se debe verificar si la póliza cuenta con una red de proveedores médicos. De ser así, el asegurado solo podría utilizar a los médicos y hospitales que están dentro de dicho sistema.

En caso de utilizar otros proveedores que no estén en este listado la aseguradora no estará obligada a reembolsar el 100% de los gastos.

Otro aspecto que el asegurado debe revisar son las coberturas para que conozca cuales son las enfermedades cubiertas, el límite de cobertura para cada enfermedad o tratamientos, así como sus co-pagos.

Sin cobertura

Hay enfermedades que no tienen cobertura dentro de las pólizas de seguros .|Pixabay

El consumidor debe leer detenidamente las exclusiones de la póliza porque allí se detallan los tipos de reclamos que no estarán cubiertos.

Entre las exclusiones están: enfermedades preexistentes, tratamientos cosméticos, procedimientos médicos experimentales, entre otros.

También debe conocer si existen enfermedades con “periodo de espera” para su cobertura, como por ejemplo,  embarazo, que se activa después de 12 meses de estar vigente la póliza.

Antes de firmar

Al momento de contratar una póliza, ya sea de salud, de vida, auto, el asegurado debe ser transparente y honesto al momento de describir el bien asegurado.

De esta manera, la aseguradora tendrá la información necesaria para poder analizar el riesgo y aceptarlo tal cual es declarado, ya que el negocio del seguro descansa sobre el principio de buena fe, explica Valdés.

En caso de que el asegurado padezca algún tipo de enfermedad es recomendable declararla al momento de llenar el formulario de asegurabilidad.

La compañía evaluará la aplicación de exclusiones por condiciones pre-existentes a la contratación del seguro, especialmente para aquellas que son crónicas”.

Raymond Juárez.

De esta forma, la aseguradora pueda decidir si cubre la enfermedad con un sobrecargo a la prima, algún tipo de limitante u otra modalidad o si por el contrario se excluye la cobertura.

El asegurado que omita declarar dolosa o intencionalmente el padecimiento de una enfermedad previa a la suscripción del contrato, conllevará a que la aseguradora pueda cancelar el contrato.

 

Más informaciones

Comente la noticia

  • Enrique

    Es una gran información financiera, sin duda una póliza de salud es una inversión a largo plazo porque protege la seguridad económica de la familia del ciudadano. Esta nota es vital para que no exista estafa.

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL