Lo que nos espera a corto plazo

Lo que nos espera a corto plazo

Ampliación-del-Canal-de-Panamá8 web

Creo que los panameños no hemos dimensionado todavía el impacto que la ampliación del Canal tendrá en la economía del país a corto y mediano plazo.

Muchos no atinamos a salir del asombro que nos causó ver ese gran buque, el Cosco Shipping Panama, atravesando las nuevas esclusas de Agua Clara o Cocolí, y nos quedamos atónicos cuando la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) asegura que ya cuenta con más 170 reservas de naves que tienen interés de utilizar este nuevo carril de nuestra vía toda agua.

Sin embargo, debemos despertar si queremos estar preparados para aprovechar las oportunidades que ya comienzan a presentarse en torno al Canal ampliado y que van más allá de los planes de la propia ACP para establecer un puerto de contenedores, un puerto de carga rodante (roro), un parque logístico y una planta de almacenamiento y comercialización de Gas Natural Licuado (GNL).

Y es que tan solo la semana pasada las embajadas de Chile y Turquía, dieron a conocer su interés por utilizar a Panamá como una plataforma para potenciar el crecimiento de sus exportaciones a Norte., Centro y Sur de América.

Chile piensa en un Hub de alimentos, que permita a los exportadores chilenos acopiar y procesar productos en Panamá, para acceder a los mercados de Estados Unidos (EE.UU.), Canadá, México, Centroamérica y el Caribe, incorporando así a nuestro país a su cadena de valor, generando ahorro y eficiencia en sus operaciones de exportación.

Por su parte, Turquía quiere ubicar en Panamá un centro de negocios como el que tiene en algunos países europeos, con facilidades para el almacenamiento, manejo y exhibición de productos de todo tipo. Pero también con la posibilidad de contar con fábricas que no solo le permitan darle a esos productos valor agregado local, sino cumplir con las normas de origen y poder así aprovechar las ventajas arancelarias de que goza el país en los principales mercados internacionales gracias a su selecta red de acuerdo comerciales.

EE.UU. y Brasil también han expresado su interés por establecer en Panamá facilidades para acopiar y reexportar sus productos a los mercados internacionales, a provechando la conectividad marítima y área del país, así como sus facilidades logísticas.

Todo esto significa que Panamá está a las puertas de una nueva ola de inversión extranjera impulsada por la ampliación del Canal y la posibilidad de generar nuevas economías de escala a partir del paso buques más grandes por esa vía acuática.

Lo que vale la pena preguntarnos es si estamos preparados para ese flujo de capitales. En lo personal creo que no. Recordemos que según estudios realizados por el Consejo Empresarial Logístico (Coel), el país está necesitando a unas 35.000 personas capacitadas para trabajar en el sector logísticos, mientras que la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) ha ubicado en 25.000 personas la demanda de mano de obra calificada para la industria hotelera en los próximos años. Y la verdad es que es poco probable que semejante cantidad de puestos de trabajo puedan ser ocupados por panameños si las cosas siguen como van.

Por ello, pienso que los panameños debemos comenzar a entender que el futuro del país ya está aquí, que este es nuestro momento y que quienes no lo han hecho ahora tendrán la oportunidad de subirse al tren del desarrollo y la movilidad social, pero para ello debemos prepararnos, estudiando y trabajando con fuerza y ahínco, porque de lo contrario terminaremos viendo como esos miles y miles de puestos de empleo que se generarán con el Canal ampliado terminarán en manos de extranjeros que sí cuentan con la formación que el mundo de hoy nos demanda a todos.

Hitler Cigarruista
Director
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL