Los 12 desafíos de las agroempresas en Panamá

Los 12 desafíos de las agroempresas en Panamá
La agroempresa que está a la vanguardia es aquella que tiene una cuarta C que es fundamental: la creación o la innovación.| Pixabay

Gerardo Escudero ve, como pocos, a una agricultura pujante, renovada y de grandes oportunidades en Panamá.

A pesar de que ha ido bajando el aporte del agro al Producto Interno Bruto de Panamá, ya que, las últimas cifras hablan de apenas el 2.2%, el representante del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), no ve a una agricultura vieja y decrépita.

Por el contrario, difiere de algunos macroeconomistas que han hecho eco de los funcionarios de los distintos gobiernos en la historia de Panamá, y que destacan que el país no debe apostar por ésta sino aumentar las importaciones y canalizar las inversiones en otras actividades.

Para él la realidad es que ni la agricultura es el motor de una economía, ni la agricultura sirve para nada. “Sino preguntémosle a Chile que genera 22 mil millones de dólares en exportación, o México que genera más de 30 mil millones de dólares en exportación, o al vecino Costa Rica que exporta 8 mil millones de dólares de productos agrícolas”, argumenta Escudero.

Pero más allá de las opiniones pesimistas de algunos macroeconomistas y del poco apoyo de los diferentes gobiernos al agro panameño, el especialista del IICA se concentra en los retos que tienen los que se dedican a la actividad agropecuaria.

Estar a la vanguardia. Estar al día. Crear constantemente. No quedarse en el área de confort.

Señala Escudero, y agrega que entre los muchos desafíos de la agroempresa es que hay que ser agroempresario para manejarla.

“Y eso es de lo que más se carece en la región chiricana”, dice Escudero quien formó parte del que elaboró el Plan Maestro del Agro en la Región Occidental (Chiriquí, Bocas del Toro y comarca Ngäbe Bugle).

De allí que el representante del IICA enumere 12 desafíos o 12 C que deben tener las empresas dedicadas a la actividad agrícola para seguir manteniéndose en el mercado y a la vanguardia.

Consumidor

La empresa que necesita la región Occidental del país es aquella que conoce al consumidor, al mercado.

Escudero admite que durante 70 años América Latina y el Caribe vivió bajo el axioma de producir y luego ver a quién vendía. Esa mentalidad ha ido cambiando en la región, pero esa es aún la realidad de la mayoría de los productores en la provincia de Chiriquí.

“Estamos llenos de fracasos por no haber entendido este axioma. He escuchado constantemente: voy a producir tomate y luego voy a ver quién me lo compra. Esa no es la empresa que queremos. Lo que queremos es la empresa que apunta hacia un mercado y luego produce lo que éste está pidiendo”, subraya Escudero.

Conocimiento

Este es el segundo desafío o la segunda C. Y se refiere a que la agroempresa debe incorporar tecnología en sus procesos para producir.

Las empresas modernas no deben estar de espaldas a la tecnología, sino invertir en estas para estar a la vanguardia.

Competencia

Esta es la tercera C. La competencia es necesaria y vital para las agroempresas.

Lo que plantea Escudero es que se vea a los competidores como aliados, y no como enemigos.

Creación

La agroempresa que está a la vanguardia es aquella que tiene una cuarta C que es fundamental: la creación o la innovación.

Es la que le permite competir a una escala global. Sino –dice Escudero- miren los resultados del Índice de Competitividad donde Panamá perdió 8 puntos.

[Lea: CNC: Panamá cae 8 escaños, pero se mantiene entre los tres países más competitivos de Latinoamérica]

“Necesitamos una empresa constante que no se duerma en sus laureles. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Necesitamos una empresa que esté creando permanentemente, que se esté moviendo, que sea dinámica”, destaca el también doctor en Economía y Planificación con énfasis en Agricultura.

Cazadora

La agroempresa que la región Occidental requiere tiene que ser cazadora por definición: cazadora de oportunidades. Esta es la quinta C.

La oportunidad es como un pelo en la calvicie de alguien. No son fáciles de encontrar, pero están allí y hay que agarrarlas en el momento oportuno y tomarla completamente”.

Gerardo Escudero 

“A veces porque a un empleado o a un gerente se le olvidó enviar un e-mail o responder la llamada o el fax, se perdió la oportunidad de la empresa”, advierte.

Cantidad

Escudero reconoce que otra realidad es que la región Occidental no produce volumen y se pregunta ¿Cuántas oportunidades no se han perdido porque lo que nos pidieron eran 3 contenedores y lo que podemos hacer son 3 jabas (cesta hecha de tejido de junco o yagua)?

El volumen, la economía de escala de la empresa es una condición sine qua non para poder estar a la vanguardia.

“¿Para qué Panamá como región se va a poner a establecer estrategias, o a disputar mercados que solo los grandes países lo pueden hacer? No le conviene ir por esa línea. A Panamá le conviene enfatizar en los nichos de mercado donde hay mayor valor y donde se puede competir”, aconseja.

Hasta ahora la realidad ha sido que el 87% de los productores del agro son individualistas y bajo ese concepto no hay posibilidad de cooperación de unos con los otros.

Y así no se pueden lograr volúmenes, advierte Escudero.

Calidad

La séptima C de los desafíos de las empresas de la actividad agrícola es que lo que producen sea de calidad.

Y pone el ejemplo de una empresa que produce tomate verde del tamaño de los tomates rojos de mesa, cuando mercados como México lo que están pidiendo es tomates verdes pero pequeños.

“Eso es parte de la calidad”, señala.

Otro aspecto de la calidad es la presentación y el manejo post cosecha. Si bien hay un mercado interno maravilloso, se están entregando productos para la venta sin clasificar, sucios, con tierra y en malos transportes.

“Sabes cuánto se pierde en el manejo post cosecha por enviarlo en malos transportes. Al final el productor es el que paga las consecuencias”, reconoce.

Calendario

La octava C tiene que ver con la homologación del mercado panameño. El consumidor del patio es tan exigente como el norteamericano o el europeo.

El consumidor local quiere comer melón los 12 meses del año, sandía los 12 meses del año, guandú todos los meses del año y no solo en las fiestas decembrinas.

Es decir, el escalamiento de la producción es una condición fundamental en la agroempresa.
Cuando los países de Norteamérica no pueden producir en invierno, lo aprovechan otros países para exportar sus productos frescos.

Eso tiene una implicación importante en la agroempresa que debe incorporar tecnología y conocimiento para hacer el escalamiento correcto”.

Gerardo Escudero

Costo

La agricultura en Panamá está en el límite de la cero rentabilidad.

La diferencia entre el precio vendido y el costo de producción es por lo que todo productor lucha para que su actividad sea rentable. Una rentabilidad que paga hoy el consumidor o el Estado con subsidios.

“Es una vergüenza que un productor diga que su rentabilidad es lo que el Estado le da como subsidio. Esa agricultura no va a ningún lado”, enfatiza.

Escudero recomienda reducir costos unitarios de producción, y ese es el noveno desafío de las agroempresas.

Contratos

La décima C es formalizar los mercados a través de contratos.

“Según los estudios que hicimos del Plan Maestro del Agro, más del 89% de las transacciones que hace un productor hoy día es a la palabra y no a través de contratos”, asegura y se cuestiona “¿cómo una empresa de vanguardia puede sustentarse bajo ese riesgo? Puede pasar que le digan que solo le compran la mitad”.

Certificación

La onceava C es la certificación. “Una empresa a la vanguardia no puede dejar de lograr el papelito, el certificado que demuestra que es comercio justo, o producción orgánica, o que es kosher, o cualquier otro sello”, afirma el representante del IICA.

Capacidad

De acuerdo con Escudero, el doceavo desafío es el de a de veras.

De lo que habla el especialista es de la capacidad para poder manejar esa empresa, la capacidad empresarial, la capacidad de gestión, la capacidad técnica, la capacidad operativa y la capacidad para aguantar políticas que son absolutamente contrarias para el desarrollo de las agroempresas.

“En esta C última se juega el futuro de la agricultura y el de una empresa vanguardista; en la capacidad del ser humano de cambiar el chip y de poner a esa empresa a producir”, puntualiza.

Si bien la economía panameña ha sido muy dinámica en los últimos años, y se estima que se siga comportando de la misma forma en los próximos años, Panamá aún no ha sabido aprovechar los tratados de libre comercio.

Tratados que Escudero subraya, han sabido aprovechar países como Chile, Ecuador, México, Perú, Costa Rica, Nicaragua, logrando triplicar sus exportaciones.

Por otra parte, Escudero le quiere decir a los macroeconomistas que desprecian el agro “de qué me sirve un Canal que me genera mil millones de dólares, si se está importando alimentos por 8 mil millones de dólares”.

El representante del IICA insiste en que una de las mayores apuestas en el mundo es el agro.

Además, expresa que el problema del agro panameño no está en los mercados, estos existen y lo que hay que hacer es vincularse de mejor manera.

“La pelota está en la cancha de Chiriquí”, dice hablando en términos futbolísticos y agrega “los problemas que tenemos de rezago tecnológico, de caída de la productividad, de pérdida de competitividad, de un bajo nivel de rentabilidad en muchas de las actividades es producto de no tener esa agroempresa vanguardista que necesitan hacer y como el ave fénix resurgir”.

Nadie vendrá a resolver lo que ustedes no quieran resolver por sí mismos, y superar los 12 desafíos de la agroempresa”.

Gerardo Escudero 

Más informaciones

Comente la noticia

  • Juan

    Me parece fundamental que la industria agropecuaria invierta en tecnología ya que en los tiempos que corren cualquier producción necesita herramientas tecnológicas, creo que si se cumplen estos desafíos no solo los agropecuarios van ganar réditos sino el Sistema Financiero Panameño.

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL