Conozca los cambios al impuesto de inmuebles en Panamá aprobados por el pleno legislativo

Conozca los cambios al impuesto de inmuebles en Panamá aprobados por el pleno legislativo
Está previsto que el lunes 18 de septiembre se realice el tercer debate del proyecto de ley 509 en la Asamblea Nacional.| Cortesía Asamblea Nacional de Panamá

Después de varias reuniones entre diputados, representantes del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y sector privado, finalmente, se llegó a un acuerdo sobre los cambios al Código Fiscal que regirán a partir de 2019 en Panamá, relacionados con el impuesto de inmuebles.

El pleno legislativo aprobó en segundo debate, este 14 de septiembre de 2017, el proyecto de ley No. 509 que modifica artículos del citado Código y que, se espera, sea aprobado en tercer debate sin nuevas modificaciones el próximo lunes 18 de septiembre.

Entre los principales cambios destacan: La introducción de la figura de vivienda “principal”, un ajuste en las tasas según el rango de valor de la propiedad y la exoneración del pago del impuesto de inmueble por la primera compra de una vivienda, entre otros ajustes que fueron bien vistos por los distintos sectores.

Nuevas tasas: Residencia principal

El diputado panameñista Miguel Salas, vicepresidente de la Comisión legislativa de Economía y Finanzas, explicó a ElCapitalFinanciero.com que la nueva tabla de impuestos aprobada quedó fijada en dos categorías: Una para las tasas que aplicarán para la residencia principal, y la que aplicará para otras viviendas y para comercios.

En el caso de la residencia principal, se aprobó mantener la exoneración del pago de impuesto para las propiedades cuyo valor no supere los $120,000. Por aquellas que se encuentren en el rango de los $120,001 hasta $700,000, se deberá pagar 0.5%.

Y, en esta categoría de residencia principal, se incluyó un nuevo rango: Por las viviendas con un valor superior a los $700,000 se deberá pagar 0.7%.

Para Salas, estos ajustes beneficiarán a la mayoría de la población, ya que más del 80% posee viviendas que entrarían en el rango de la exoneración del pago del impuesto de inmueble.

La otra “novedad”, dijo el diputado del circuito 3-1 (Colón), es que estos montos y tasas se revisarán cada cinco años, lo que dará la posibilidad de ver la necesidad de volver a ajustar el tope del monto exonerado en función de lo que esté pasando en el mercado.

Segunda vivienda y comercios

En el caso de la otra categoría (otras viviendas y comercios), Salas comentó que también se hicieron ajustes. Si el monto no supera los $30,000, entonces no se pagará el impuesto de inmueble. Si la segunda vivienda o comercio está en el rango de los $30,000 y $250,000, se deberá pagar un impuesto del 0.6%. Si está en el rango de $250,000 a $500,000, el impuesto será del 0.8%.

Y si supera los $500,000, la tasa impositiva a pagar será del 1%. Se trata de tasas con las que se está  buscando ser más equitativos con la población y sus realidades de ingresos y deudas, dijo el diputado.

“No es lo mismo tener un solo apartamento de $200,000, que tener una segunda vivienda hasta por un monto de $400,000”, agregó.

“Tienes que tener registrados los ingresos necesarios que te permitan tener más de una propiedad… y, si fuera así, entonces estarías en capacidad de pagar impuestos en consecuencia”, indicó Salas.

Lo que ocurre es que hay que ponerse a pensar en las realidades de ingresos y en las posibilidades de pagar impuestos de cada quien, continuó. “No nos pongamos populistas cuando hay quienes se están escondiendo detrás del populismo” y pretenden pagar impuestos igual que una persona que no está en capacidad o no puede tener varias viviendas, apuntaló.

Agente de retención

Otro de los cambios introducidos al proyecto de ley 509 tiene que ver con los “agentes de retención” del impuesto de inmuebles, en el que se autoriza a los bancos, entidades financieras, cooperativas y demás instituciones, que financien la adquisición de viviendas o bienes raíces en general, a que se garanticen con préstamos hipotecarios o fideicomisos de garantía.

Sobre este tema, el diputado Leandro Ávila, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), explicó que hubo acuerdos porque se excluyó el agente de retención para la vivienda principal.

De acuerdo con Ávila, el agente de retención solo aplicará para la segunda vivienda no en el caso de la vivienda principal, que no estará obligada. De alguna forma u otra, esto también ayudará a la población porque de lo contrario “se afectaría el flujo de efectivo”, añadió el diputado del circuito 8-6 (Panamá).

Empresa privada, satisfecha

Por su parte, Severo Sousa, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), manifestó su satisfacción porque las sugerencias planteadas por el sector privado fueron escuchadas. Se hicieron cambios por el bien de todos, agregó.

Se logró la reducción de impuestos para el bien de todos”

Severo Sousa, presidente del Conep

De hecho, entre los ajustes realizados al proyecto de ley 509 se incluyó que se mantenga la exoneración del impuesto de inmuebles a las empresas establecidas dentro de las zonas francas y del Área Panamá-Pacífico.

Sobre este tema, se aprobó mantener los 30 años de exoneración pendientes (de los 40 que se habían aprobado en el pasado) y que aún están vigentes en la legislación actual. Y también se decidió equiparar con este beneficio a todas las empresas que se encuentren en cualquier zona franca del país, añadió el vicepresidente de la Comisión legislativa de Economía y Finanzas.


Primera compra: Exoneración por tres años

En el proyecto de ley 509 aprobado en segundo debate se incluyó una modificación para la exoneración del impuesto de inmueble cuando se adquiera una vivienda por primera vez.

En estos casos, no se pagará el impuesto siempre y cuando la vivienda que se adquiera no supere los $300,000. Ahora bien, de acuerdo a la aprobado, la medida aplicará para la vivienda que se registre como “patrimonio familiar” o “vivienda principal”.

La nueva condición es que la exoneración se puede aplicar tanto para una vivienda de primera mano o como para una usada, siempre y cuando se trate de la primera compra de vivienda del beneficiario.


Moratoria hasta diciembre de 2017

El pleno legislativo también aprobó este 14 de septiembre, en segundo debate, una moratoria hasta el 31 de diciembre de 2017 para el pago del impuesto de inmuebles vigente.

Esto obedece a que hay contribuyentes que no han pagado a tiempo, ya sea por descuido o por confusión debido a que cuando se hizo una modificación a la legislación en el año 2010, se dividió la finca de la mejora, explicó el diputado Quibián Panay (circuito 8-9). Es decir, añadió, hay un impuesto causado por la finca que se debe pagar porque lo que estaba exento eran las mejoras que se hicieron a la vivienda solamente.

En estos casos, los contribuyentes podrán ponerse al día hasta este año sin tener que pagar los intereses o sanciones que se hayan generado por el atraso en los pagos, explicó el diputado.


Consulte aquí la cobertura completa de las discusiones sobre los “Ajustes al Código Fiscal panameño”

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL