Los “eduTubers” se apoyan en la tecnología para facilitar el acceso a la educación

Los “eduTubers” se apoyan en la tecnología para facilitar el  acceso a  la educación
Son los docentes los llamados a ser los principales influenciadores de la sociedad| Archivo

Estudió ingeniería civil, pero su sólida reputación la construyó en YouTube con un arma poderosa para edificar destinos: La educación.

Julio Alberto Ríos Gallego, conocido como “Julioprofe”, el reconocido “eduTuber” latinoamericano (por aquello de youtuber, pero aplicado a la educación) logró en febrero de 2019, 3 millones de suscriptores en su canal “Julioprofe”, 429 millones de reproducciones y 1,154 videos.

“Y lo logré sin pintarme pelo (es calvo) y sin quitarme la ropa, siendo yo mismo, es decir, clásico y conservador”, contó el famoso ingeniero civil y docente nacido en Cali, Colombia, quien comparte las tradicionales clases del salón con los reconocidos videos que han enseñado a toda una generación.

Julioprofe” narró su experiencia durante la I Jornada Nacional de Ciencias, Tecnología e Innovación de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), como embajador oficial de la calculadora Casio Classwiz.

Desde hace 10 años, enseña desde álgebra hasta trigonometría, cálculo y matemáticas a sus alumnos de salón y a los virtuales. Los mexicanos lideran las reproducciones de su sitio de YouTube, seguido de colombianos y chilenos.

Ríos Gallego expuso un dato de interés.

En el año 2014, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 40% de los jóvenes latinoamericanos que dejaban sus estudios, lo hacían por “desinterés”, seguido (23%) por “problemas económicos”.

El miedo a las matemáticas es una de las causas del desinterés, indicó el docente, quien lo sabía por sus alumnos.

Julio Alberto Ríos Gallegos

Estamos hablando del año 2009 y del inicio de una tendencia que comenzaba a ganar seguidores. Las principales universidades de Estados Unidos (EU) publicaban sus clases en YouTube y Ríos Gallego decidió que ese era el camino.

Julioprofe”, después de doble jornada de clases, y muy cerca de la medianoche, porque eran las horas que le quedaban libres, comenzó a grabar sus videos.

Hoy, una década después, también es su propio director y asistente. Un teléfono, un trípode, una buena luz, el pizarrón y marcadores de colores, así como programas de edición de videos, le permiten continuar esta tarea.

Forma parte del Movimiento realinfluencers.es que aspira a “revaluar la posición del maestro como el principal influenciador de la juventud”, precisó.

Ríos Gallego reconoce que actores, deportistas y cantantes, despiertan pasiones entre los jóvenes, pero “somos los docentes quienes estamos llamados a ser los principales influenciadores de la sociedad”.

No ha sido de un día para otro, pero la constancia ha dado sus frutos. En el  2018 Google lo nombró como uno de los principales influencer en Colombia.

Incluso, en 2016 (con un millón de suscriptores), ganó el Botón de Oro de YouTube y se convirtió en el primer canal de matemáticas en español de la red en conseguir esta distinción.

Considera fundamental que el maestro “busque otros caminos para decir lo mismo”, entusiasmar a los alumnos para que no pierdan la capacidad de dibujar, de localizar datos y comprender.

“La idea es que la tecnología sea un apoyo, un aliado, un soporte para hacer nuestro trabajo con mayor eficacia, pero no puede sustituir la emoción de un docente cuando ama su trabajo y quiere inspirar a sus estudiantes”, señaló a Capital Financiero.

“La misión antinúmero fobia”, es parte de su esfuerzo en el mundo “real” y “virtual”, en particular centrado en estudiantes de primaria, secundaria y los primeros años de la universidad.

César Lau, gerente de Casio Latinoamérica para actividades académicas; Guilmar Santamaría, representante de Casio Académico en Panamá y Alexander Sanz, gerente de ventas locales, comentaron que la calculadora es la herramienta básica de todo estudiante de matemáticas.

No necesita conectores, ni Internet; es una solución económica y viable”, indicaron al explicar que también es usada por los “eduTubers”.

En Panamá desarrollan el programa Casio Académico en alianza con la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y el Ministerio de Educación (Meduca) con el objetivo de formar a profesores y maestros para mejorar la enseñanza y el aprendizaje de la matemática, porque de nada vale contar con un recurso como la calculadora, puntualizaron, si se desconoce su funcionamiento.

Violeta Villar Liste
Violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia