Los fondos de cobertura se lanzan sobre el azúcar

Uno de los factores que han ayudado al repunte es la recuperación de las monedas de Brasil e India

Sugar cane harvest in tropical Queensland, Australia

Los precios del azúcar cruda acumulan un alza de 39% desde el 24 de agosto, el mayor incremento del mercado desde 2011 y en medio de la caída generalizada de las materias primas. El volumen de transacciones en los mercados de futuros alcanzó un récord en septiembre y las apuestas a un aumento de los precios este mes ascendieron a su nivel máximo de los últimos dos años, según la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos (EE.UU.).

Tudor Investment Corp. y D.E. Shaw & Co. figuran entre los fondos de cobertura que han invertido en azúcar, luego de que Wall Street dejó el mercado abandonado a su suerte después de un descenso de varios años en los precios.

Los avances son impulsados, al menos en parte, por una mejora de los fundamentos del mercado. Este es el primer año en que la producción anual ha caído por debajo del consumo mundial, lo que ha contribuido a reducir el exceso de oferta que llevó en agosto los precios del azúcar a sus niveles más bajos de los últimos siete años. Uno de los factores que ha ayudado al repunte es la ligera recuperación de las monedas de productores importantes como Brasil e India frente al dólar.

Las oscilaciones de los precios, no obstante, también sirven como recordatorio de la tendencia de los inversionistas a abalanzarse sobre mercados que consideran promisorios cuando la disponibilidad de crédito abunda y los retornos son bajos. La semana pasada, los precios a futuro llegaron a subir 12% sobre los de las transacciones del mercado físico, según la proveedora de datos Platts, una señal que sugiere que los precios a futuro son muy altos, dicen algunos operadores.

Se ha producido un completo desacoplamiento del mercado físico, subraya David Martin, miembro gerente del fondo de cobertura Martin Fund Management, que administra cerca de $75 millones. Martin ha sido un participante activo en el mercado, pero cree que el repunte en el precio ha sido exagerado.

Los movimientos ya llamaron la atención del operador bursátil Intercontinental Exchange Inc., que el 5 de noviembre elevó el llamado requisito de margen en 19,5% para aumentar el costo de hacer apuestas con dinero prestado. Las ganancias ya han empezado a revertirse: El mercado registra un descenso de 9,7% desde su máximo reciente, alcanzado el 4 de noviembre.

Estamos observando un nuevo grupo de operadores que entran al mercado del azúcar, atraídos por su creciente tamaño y mayor volatilidad, dice Jeff Dobrydney, vicepresidente de Jenkins Sugar Group, una corredora de azúcar de Norwalk, Connecticut. Los inversionistas están aprovechando un mercado que se está moviendo.

El azúcar empezó a despertar la atención del mercado a comienzos de este año, cuando la devaluación del real provocó un derrumbe de los precios. Puesto que Brasil representa más de 40% de las exportaciones de azúcar cruda, un descenso de su divisa incentiva un aumento de la producción, lo que derriba los precios.

Algunos fondos de cobertura macro, que toman posiciones según las tendencias macroeconómicas, aprovecharon la situación y empezaron a vender azúcar como una manera más barata de apostar a una depreciación del real, que es caro de pedir prestado debido a las tasas de interés de casi 15% en Brasil, señalan operadores.

La divisa brasileña ha recuperado parte de sus pérdidas desde entonces, lo que ha llevado a los fondos a realizar enormes operaciones de cobertura. Algunos han empezado a apostar a una apreciación del real.

El azúcar nos ha hecho ganar dinero, dice Fred Schutzman, presidente ejecutivo de Briarwood Capital Management. El fondo de cobertura neoyorquino administra unos $30 millones.

Hay buenas razones para pensar que los precios del azúcar van a subir. La Organización Internacional del Azúcar proyecta que el mercado registrará su primer déficit estadístico este año, ya que la producción actual será 3,5 millones de toneladas inferior a la demanda. La entidad con sede en Londres no prevé una escasez mundial debido a los inventarios acumulados de sobreoferta desde 2011. Hemos visto un mercado a la baja durante un buen tiempo, observa Michael McDougall, director de materias primas de Société Générale en Nueva York. Es un gran barco que cuesta mucho darle la vuelta. Pero parece que finalmente está haciéndolo. 

Christian Berthelsen y Carolyn Cui
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia