Los grandes desafíos de la digitalización global

Los grandes desafíos de la digitalización global

La digitalización de la industria global supondrá la desaparición de 7,1 millones de empleos

31402eb5-bbce-425d-b053-2dd7093f5c99

Cuando tuve la oportunidad de consultar el último informe de Davos del World Economic Forum, donde concluye que la digitalización de la industria global supondrá la desaparición de 7,1 millones de empleos, y la creación de 2,1 millones de nuevas posiciones para 2020. A simple vista esta previsión suscita un futuro nada tranquilizador para aquellos que consideran la Cuarta Revolución Industrial como un fenómeno circunscrito al ámbito tecnológico y automatización de procesos.

Para sustentar esta tesis con mayor fundamento, suelo remitirme a innumerables artículos y estudios sobre el impacto que ha tenido los nuevos modelos de negocio digital sobre la lista Fortune 500.

Desde el año 2000, el 52% de las compañías del Fortune 500 han desaparecido como consecuencia de fusiones, adquisiciones o quiebras, todo motivado por las perturbaciones y disrupciones que provoca la transformación digital y tecnologías emergentes sobre aquellas empresas que se aferran a modelos y esquemas tradicionales.

Hoy en día cualquier persona o una Startup puede enfrentarse, desde su casa o espacio coworking, a una todopoderosa multinacional del Fortune 500 o del índice S&P 500, ya que estos competidores no tradicionales están creando nuevos patrones de consumo, nuevas categorías de producto o nuevos medios y plataformas de comunicación, participación, intermediación, financiación y comercialización.

Este escenario está provocando una auténtica revolución en toda la cadena productiva de cualquier sector o industria, en los recursos humanos con nuevos perfiles y competencias digitales, nuevos horarios y nuevas dinámicas entre empleados, partners, proveedores y clientes – consumidores.

Es relevante señalar que esta nueva sociedad digitalmente aumentada está requiriendo un cambio en las bases educativas, se estima que el 65% de los alumnos de Educación Primaria trabajarán en empleos que no existen en la actualidad.

El nuevo Liderazgo y Management 3.0, Internet Móvil, Cloud Computing, Big Data, Redes Sociales, Crowdsourcing, Consumo Colaborativo, Plataformas P2P, Smart Cities, Internet of Things, Impresión 3D, Wearables, Robótica Avanzada, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Biotecnología.

Como es evidente, esta revolución es transversal para cualquier organización e influirá en las políticas de captación, retención y promoción del talento. Se debe potenciar la flexibilización de las plantillas, la educación continua (online & blended) y el rediseño de cada departamento en cuanto a funciones, responsabilidades y competencias.

Desde una economía global hasta una economía local de nicho, trata de adaptarse o desaparecer del nuevo entorno digital enlazando el mundo físico con el virtual. La digitalización de los procesos trae consigo, además de la competitividad de las empresas, nuevas oportunidades de negocio que aportan valor agregado para sus clientes.

Estamos creando una sociedad en red basada en el conocimiento compartido, se está replanteando el concepto de propiedad intelectual a través de la economía colaborativa, estamos democratizando las comunicaciones a través de plataformas de mensajería instantánea.

Se está expandiendo la libertad, la cultura y la igualdad de oportunidades en estratos de la sociedad que hace décadas era utópico plantear.

Esta transformación de nuestras vidas por efecto de la interacción constante y creciente con las tecnologías, supone un nuevo reto a estudiar, debatir y comprender en las famosas agendas digitales de las instituciones gubernamentales. Este proceso de cambio supone un profundo reajuste de las políticas públicas si queremos atacar la desigualdad, el desempleo, la contención del gasto y la contracción de las inversiones públicas provocado por la volatilidad e incertidumbre de los mercados financieros.

Ante este escenario creo conveniente destacar nuevos elementos que se deben introducir en los modelos de relación sociedad – ciudadano – empresa – marca – medios – cliente: Confianza, transparencia, integridad, privacidad y reputación.

Las nuevas generaciones de Millennials y Centennials están corroborando la importancia de estos elementos en la relación que tienen con las marcas comerciales e instituciones públicas.

El conocimiento y uso de las Redes Sociales están provocando la aparición de nuevas políticas y regulaciones adaptadas a la demanda de estas generaciones, que básicamente se traduce en nuevos contratos sociales para lograr su confianza, un acceso transparente al producto o servicio, cumpliendo las promesas de forma íntegra, protegiendo los datos de carácter personal y la privacidad de sus actividades, generando una fuerte vinculación (engagement) y lealtad (advocacy) que se puede tangibilizar en la reputación de la marca o institución con impacto positivo en la cuenta de resultados o en las finanzas públicas.

Estos desafíos son el principio de una auténtica revolución silenciosa sin precedentes, espero que sigan disfrutando como yo siendo protagonistas con pleno derecho a transformar nuestra sociedad y economía para un beneficio compartido.

Rafael Igual
Disruptive Innovator, Keynote Speaker, Digital Business Seeder
Founder & CEO – SocialBizFactory, Inc.
rafa@socialbizfactory.com

Más informaciones

Comente la noticia