Los jóvenes son la fuerza de la JMJ Panamá 2019

Los jóvenes son la fuerza de la JMJ Panamá 2019
Su entusiasmo hará posible este gran evento de la fe y la solidaridad| Archivo

Son jóvenes. Tienen menos de 30 años. Algunos estudian en el colegio; otros en la universidad o ya se graduaron, pero a cada uno lo acompaña idéntica determinación: Que el nombre de Panamá vibre jubiloso en los corazones de miles de peregrinos que nos visitarán a propósito de la Jornada Mundial de la Juventud.

Son jóvenes que trabajan por los jóvenes y cuyo testimonio da cuenta que de la mano de Dios nada es imposible.

La JMJ se vivirá en dos etapas.

La llamada Pre Jornada, del 17 al 20 de enero, con actividades en las parroquias del interior del país y como una manera de compartir de otra manera con los peregrinos.

La segunda fase tendrá lugar del miércoles 23 al domingo 27 de enero, con la presencia del papa Francisco y peregrinos que en la llamada fase II (registro y pago), ya alcanzan los 175,000, liderando Costa Rica, seguido de Estados Unidos (EU), Brasil, Panamá, Colombia, El Salvador, Guatemala, México y Polonia.

Custodiar los símbolos
El 9 de abril de 2017, el papa Francisco entregó a los jóvenes panameños la llamada Cruz de la JMJ y la réplica del cuadro de Nuestra Señora Salus Populi Romani, la advocación de la Virgen más venerada en Italia.

Por tradición, estos símbolos recorren los países cercanos al anfitrión de la JMJ, además de las parroquias de cada nación bendecida con este evento.

En el caso de Panamá los símbolos (la Cruz y el cuadro de la Virgen) han visitado la región y el 15 de enero culminarán el periplo por las diócesis de Panamá.

Jessie Ábrego participó en la JMJ de Polonia (año 2016). La experiencia fue tan maravillosa que apenas conocer la designación de Panamá, dijo: “Señor, si me lo permites, quiero servir en la Jornada en el país”.

Y vaya que está sirviendo: desde hace un año y 8 meses forma parte de la Dirección de Peregrinación de los Símbolos.

“Hacer este recorrido supone una manifestación de Cristo vivo, de la Madre que lo acompaña siempre. La Cruz nos recuerda el sacrificio de amor de Jesús y anunciarlo en las parroquias constituye una hermosa vivencia. La gente lo vive con una fe muy pura”.

Todo panameño debe saber, enfatizó Ábrego, que la JMJ es mundial y recibe a jóvenes sedientos de Jesús; de conocer a Dios. Es un evento religioso, pero también cultural porque cada delegación muestra sus tradiciones.

Debemos ser abiertos y demostrar una vez más que somos el puente del mundo y el corazón del universo”.

Subraya el papel de los jóvenes panameños, quienes han asumido “muy bien su rol de ser embajadores en el país y el mundo. Han tomado las riendas de sus parroquias y les han enseñado a los párrocos a ser pastores de la juventud”.

Aquiles Camaño, también voluntario en la Dirección de Peregrinación de los Símbolos, se conmovió al ver llegar la Cruz y la imagen de la Virgen a su parroquia (El Señor de los Milagros en Villa Lucre): “Sentí que Dios me llamó”.

Reconoce que estar cerca de los símbolos supone un momento de fe íntima y viva. Como parte del equipo de los custodios, debe apoyar en su cuidado, en el traslado y en el itinerario que cumplirán al llegar a cada parroquia.

Nuestra responsabilidad es muy grande, dijo, y debemos siempre luchar por nuestra fe.

Volver a la Iglesia
Jonathan Guerra forma parte de la parroquia Cristo Rey. Desde pequeño ha estado integrado a las actividades de la Iglesia por lo cual sumarse a la JMJ le resultó un proceso natural.

Explica que los jóvenes de cada parroquia se han esmerado en realizar distintas actividades (desayunos, rifas, conciertos…) para reunir recursos y así apoyar, entre otras tareas, la confección del kit del peregrino y a los jóvenes de menores recursos de otros países que se quieren sumar al espíritu de la JMJ.

“La JMJ ha permitido que el joven quiera volver a la Iglesia. Como evento, es una responsabilidad grande pero no imposible. Es cuestión de poner la mano y el hombro y tratar de ver en qué puedo ayudar”, reflexionó.

A los ciudadanos les pide que vean cuán fructífera es la JMJ: “Somos jóvenes buscando a Dios. Más allá de la religión de cada quien, estamos dedicados a una causa buena que quedará para el futuro”.

Embajadores de Panamá
Elaine Guerra siguió el ejemplo de su hermano Jonathan y su fe la motivó a involucrarse como peregrina panameña en la JMJ. Se acaba de graduar de secundaria en el Colegio Javier y estudiará Medicina.

“Cuando te unes a un grupo juvenil te das cuenta que es una manera muy bonita de acercarse a Dios”, comentó la joven, quien ha vivido muy de cerca la catequesis de la jornada, los días de reflexión y los convivios.

Me llena de felicidad, afirmó, saber que muchas personas conocerán nuestro país.

“Nos toca dejarlo en alto y en esta tarea los jóvenes somos los embajadores de Panamá para el mundo”

La alegría del panameño
Kelly Córdoba se enteró del proceso de la JMJ cuando hacía su confirmación.

Supo que sería una experiencia distinta: “Me hace ilusión saber los frutos que dejará la Jornada. No se trata de unas vacaciones; tampoco de ver al Papa. Es conocer a Dios con otras personas. Cuando termine la JMJ seremos personas diferentes”.

El mensaje a todos es que la juventud no está perdida. Sí hay jóvenes que quieren un cambio en la vida, aportar y compartir con los peregrinos de otros países la alegría y la bondad que nos caracteriza como panameños”, subrayó.

Amor y tolerancia
Kristell Vergara acaba de salir del bachillerato y estudiará Mercadeo y Negocios Internacionales en la UTP.

Cuando se enteró de la JMJ le emocionó conocer la magnitud del compromiso de atender y convivir con personas de tantos países.

Este hecho la animó a integrarse como peregrina panameña en la JMJ.

Espero que Panamá se una más porque a pesar de ser un país pequeño, recibiremos un evento enorme”.

Tenía cerca de dos años sin ir a la Iglesia: “Me hacía falta Dios y fue una gran alegría reencontrarlo. Espero que ese sentimiento siga creciendo en mí”.

Ante la Jornada pide ser tolerantes por la diversidad de culturas que vendrán con cada peregrino: “Como anfitriones debemos apoyarlos y demostrarles que siempre serán bienvenidos”. 

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias