“Los países que han venido adoptando tratamiento a la economía digital son países innovadores”, asegura el especialista tributario José Luis Galíndez  

“Los países que han venido adoptando tratamiento a la economía digital son países innovadores”, asegura el especialista tributario José Luis Galíndez  

José Luis Galíndez Narváez tiene más de 15 años de experiencia manejando el tema de los precios de transferencia.

Se ha desempeñó como consultor externo en la Dirección General de Ingresos (DGI) de Panamá brindando asistencia técnica a la administración tributaria en la implementación práctica del régimen de precios de transferencia (2015-2018).

Tiene una maestría en Gerencia Tributaria de la Empresa de la Universidad Metropolitana en Caracas, Venezuela y una maestría en Administración Fiscal de la Universidad Paris I Sorbonne y Universidad Paris Dauphine.  Además, cuenta con un doctorado sobre el régimen fiscal de precios de transferencia en la industria petrolera de la Universidad Paris Dauphine.

Se ha desempeñado como tutor de precios de transferencia del Centro Interamericano de Administración Tributaria (CIAT), además de haber impartido clases como profesor invitado en la Universidad del Externado de Colombia y dictado conferencias en América Latina y ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCCE). Adicionalmente, es autor de diversas publicaciones del CIAT y ha sido consultor externo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esta es la personalidad que compartió con Connectax Capital Financiero sus conocimientos y experiencia en materia tributario en un animado Business Talk con Reynado Díaz, en el que se abordaron los temas de mayor actualidad en materia tributaria, desde precios de transferencia hasta el impuesto a las transacciones que se realizan en las plataformas digitales. 

El socio de la firma Galíndez, Medrano y Asociados, nos explica de forma diáfana y directa estos temas que aunque parecen complicados son de total actualidad para la comunidad empresarial. 

-¿Cuéntanos como iniciaste tu carrera?

Comencé en el Sistema Nacional Integrado de Administración Tributaria (SENIAT) de Venezuela teniendo 19 años, estando en la universidad, conseguí una pasantía e me incorporé como funcionario de carrera del SENIAT,  un proceso bastante interesante, era el proceso de modernización tributaria en Venezuela, y comencé a incursionar en el área de tecnología de la información, todo el proceso de declaración electrónica en Venezuela, todo el proceso de modernización tributaria, tuve mis primeros años una visión importante de cómo la tecnología de la información iba a ser la columna vertebral de los procesos de la administración tributaria.

“Ya en el 2007 a través de un proceso con el BID desarrollo un plan piloto en la administración venezolana en precios de transferencia, y esos fueron mis primeros pasos en precios de transferencia, hasta que decidí profundizar mis estudios en tributación internacional en París viendo como evolucionaba la tributación en el mundo, después de la crisis financiera del 2008 vi que iba a ver muchos cambios en la tributación internacional, y dije era el momento de seguir esos cambios desde las discusiones dentro de los foros públicos de la OCDE.

“En el 2011, estuve haciendo estudios en la Universidad París Sorbona en administración tributaria y en el 2012 comencé a desarrollar una tesis doctoral, eso me llevó a profundizar la temática de los precios de transferencia”.

-¿A raíz de ese doctorado entonces tienes la opción que el BID te contrate como consultor y de allí te desplazas a Panamá?

Sí en 2015, una experiencia muy interesante, yo estaba en la biblioteca de la universidad, haciendo una publicación para la revista del CIAT, sobre la problemática BEPS de América Latina, casualmente con un colega argentino Alfredo Sosa, y recibo la grata llamada del BID para preguntarme si estaba interesado en una consultoría en Centroamérica, no sabía que era en Panamá.  

Estaba bastante contento, ya estaba en mi segundo año de doctorado, quería volver a la práctica, porque una cosa es la teoría en precios de transferencia y otra cosa es la práctica. Y bueno tengo la grata noticia que el BID me llama un mes después y me dice que fui seleccionado para el proceso en Panamá y bueno allí agarré mis maletas y muy contento de integrarme en la implementación de las mejores prácticas de las auditorías de los grupos multinacionales hasta conceptos normativos y la capacitación de los auditores, este programa en Panamá con el BID fue coordinado del economista del BID Alberto Barreix, que era uno de los líderes del BID en el plano fiscal,  este programa es muy parecido al programa que tiene la OCDE y el PNUD a través del Programa de Inspectores Fiscales sin Frontera (IFSF).

-¿Qué viniste a hacer a Panamá y qué lograste?

Fue un proceso muy interesante porque la DGI no había implementado la normativa de precios de transferencia, que nace en 2010 a través de las recomendaciones de la OCDE. Ya en el 2012 se aplicaba los precios de transferencia, a los países que tenían suscritos acuerdos de doble tributación y después viene un ámbito de aplicación general. 

Un reto bastante interesante porque Panamá no tenía equipo consolidado y entonces el MEF decidió seleccionar sus mejores becarios en economía y finanzas para que lo formase. Había becarios del INCAE, London School Economic, del Instituto Tecnológico de Monterrey (TEC), Cornell University, Universidad Católica de Chile, un equipo espectacular, un equipo fabuloso, con ganas de aprender, ese fue el equipo que se formó, incluso cuando se terminó el programa, el equipo siguió liderando las auditorias de MNE.  

“Fue una metodología aprendiendo- haciendo, donde el equipo aprendía los conceptos prácticos de la dinámica de los precios de transferencia a tener resultados bastante exitosos dentro de los modelos de cooperación sur-sur del BID.

“Hablamos de que el informe de 2018, que es la última información pública del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) se habían ajustado más de $500 millones de transacciones de partes relacionadas y alrededor de $49 millones de Impuesto Sobre la Renta (ISR) a pagar. 

“Adicionalmente, con el equipo observamos cifras incrementos considerables en las declaraciones de rentas que, por supuesto dada la cuantía de los litigios era difícil  ver la efectividad inmediata de esa recaudación en el corto plazo, sin embargo, en el corto plazo se veían el incremento del cumplimiento tributario como consecuencia del riesgo subjetivo,  se observó que las empresas multinacionales que tenían operaciones con partes relacionadas, según cifras de la DGI se veía aumentaba su impuesto causado del impuesto sobre la renta e el impuesto complementario y la mejora en la calidad de la información presentada al fisco.” 

“Ya hay sentencias firmes en la materia y se ve que la parte técnica de ese trabajo que se hizo en la DGI con el BID, inclusive después retomado por el CIAT en el 2018 con el proyecto de Factura Electrónica, sin duda alguno fue uno de los programas pilares de cooperación tributaria regional.

-¿Entiendo que hubo un fallo digamos histórico, es como el primer fallo en esa área?

Casualmente no es el primer fallo, pero sí es importante por varias cosas. Sabemos que en Panamá existe el Tribunal Administrativo Tributario (TAT), que nosotros también se trabajó una formación con el BID y el CIAT. El TAT se ha venido formando en la materia, ha sido una práctica muy inteligente del TAT de formarse en un área tan especial, pero es la más importante de ese fallo, es que el pleno del Tribunal Administrativo Tributario respalda a través de su resolución lo hecho por el trabajo  de auditoria de la DGI, estamos hablando de un ajuste de precios de transferencia mayor a $30 millones, ese ajuste ha sido discutido por el tema de los comparables, de la calidad de la revisión técnica de esas comparables, ese trabajo hecho por la DGI se discute a nivel doctrinal en  Latinoamérica, ha sido uno de los temas que se discute en los foros de discusión de precios de transferencia en AL, como TP Minds América. 

Los que son especialistas de tributación internacional y en materia de precios de transferencia, han evidenciado calidad técnica de ese fallo, y eso lo demuestra esa jurisprudencia donde el pleno del Tribunal Administrativo Tributario le da la razón en los hechos y el derecho a la DGI.

-¿Una vez que eres consultor dejaste esto rodando con resultados exitosos, y entonces te vas a la práctica privada o pasas un proceso adicional?

Los buenos resultados que se dieron en Panamá, me llevó a formar parte en un proceso la DGI de Nicaragua a través de un programa mucho más corto que dieron los primeros inicios en materia de formación de auditores y declaración informativa.  

“Yo te hable de los éxitos desde el punto de vista de recaudación y el fomento a la cultura de cumplimiento tributario, pero después del programa con el BID y retomé consultorías de corto plazo con el CIAT en África. Además con el proyecto BID  también se logró la reglamentación de la ley de precios de transferencia a través del decreto 390,  donde se actualiza y estandariza a través del estándar del proyecto Beps de la Ocde, acción 13 y a través de dos niveles de documentación: el archivo maestro y el archivo local, también con base a las recomendaciones en el 2017 se actualizó el formulario de precios de transferencia 930 que hace una serie de preguntas que permite a la administración evaluar los niveles de riesgo, inclusive dentro de ese formulario y así incluye una sesión para evaluar los temas de intercambio de información del reporte país por país.

“Con respecto, una vez terminada esta fase con los multilaterales sigo trabajando con otras multilaterales, actualmente funjo como consultor del Foro de Administración Tributaria de África (ATAF, por sus siglas en inglés), y también estoy en el roster para temas tributarios del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD),   también estoy  orgulloso de ser parte de la plantilla de tutores del CIAT.

“También en Panamá terminando el proyecto del BID se trabajó un borrador de los proyectos de acuerdos anticipados de precios de transferencia de la mano  del CIAT (2018) que casualmente en las próximas jornadas en Costa Rica del Instituto Costarricense de Derecho Tributario hablaré sobre la importancia de los acuerdos anticipados y los programas de cumplimiento tributario corporativo”.

-¿Continúas siendo consultor externo de los multilaterales ? ¿Cómo funciona eso, puedes estar en un momento trabajando en el BID, ATAF o en el PNUD o en cualquier otro?

Puedes ser consultor externo de estos organismos multinacionales, replicando las buenas prácticas que ha venido implementando en los últimos años, como te digo, por lo general estos organismos cuentan con una plantilla de consultores externos los cuales desarrollan política tributaria, asistencia técnica a los países en materia de recaudación o cobros de impuestos o la implementación de estándares.

-¿Siguiendo la historia, te animas y armas la firma, hoy por hoy estás con la firma privada desde Panamá y prestar servicios para la región?

Sí, de hecho, la idea que tuvo Frida Medrano, ella me invitó a crear una firma de precios de transferencia por varias razones: somos especialistas en precios de transferencia, somos unos de los lideres a nivel de buenas practicas en Panamá, como innovadores estamos ubicados en Ciudad del Saber, trabajamos a nivel regional en el cumplimiento en precios de transferencia.  

“Como sabrás la mayoría de los países de América Latina adopta los criterios de la OCDE y eso nos permite a nosotros ser responsables en el manejo de nuestras opiniones y recomendaciones para el cumplimiento de precio de transferencia.

“Uno de nuestros pilares de nuestra firma es la innovación en la materia de contar con criterios técnicos que permitan o faciliten a las empresas el cumplimiento tributario y evitar los riesgos y problemas fiscales, por ejemplo, por una mala documentación en precio de transferencia”.  

-Sin embargo, en los últimos foros que he visto no solo has estado en los temas de precio de transferencia, te has venido destacando mucho en el tema de economía digital.  ¿Qué importancia te dio ese tema?

La economía digital es el proyecto de acción número 1 del proyecto Beps de la Ocde, han pasado del 2012 a la fecha y todavía no hay con consenso al respecto, después de la cumbre del G-7 y después respaldada al G-20 y al parecer ha hay un consenso para gravar la tributación directa de la economía digital, como sabrán debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19) todos los negocios tienden a digitalizarse, inclusive la gente ve a las denominadas “GAFA” como modelo solamente de negocios digitales, pero sin embargo, vemos la industria financiera, o la industria extractiva que también tiende a digitalizarse y con la implementación de los dos pilares del proyecto Beps, el pilar 1 que trata de someter o trasladar la tributación a la jurisdicción del mercado, y el pilar 2 que busca un impuesto mínimo global que definitivamente que de implementarse en el mediano plazo,  desde mi punto de vista tiende a limitar la competencia fiscal que es el centro del debate de la actualidad internacional.

“Yo creo que los países que han venido adoptando tratamiento a la economía digital son países innovadores. 

Observamos que, a través de la factura electrónica, a través de los desarrollos del proyecto BEPS, donde este último cuenta con más de 500 páginas dentro de los borradores de consulta de la OCDE. Y  la oportunidad de estar en las consultas públicas de la OCDE, hemos  seguido bastante el proceso, sin duda alguna es el tema que representa el mayor reto de las administraciones tributarias y los grupos multinacionales en el presente y en el futuro, porque la economía digital llegó para quedarse y todos debemos esta presente en esa discusión de cómo impulsar el crecimiento económico y que a la vez esos actores tecnológicos contribuyan con su aporte a cada país, que es lo natural en la evolución del derecho tributario”.

¿Crees que se logrará esto en un corto plazo, estas hablando de un par de años todavía, dos o tres, lo que sea que tu consideres para lograr este consenso y lograr que los países lleguen a establecer esta estandarización mundial?

-Los niveles de deuda han aumentado bastante, es insostenible el nivel de deuda no solo en América Latina, sino a nivel global, y es necesaria una solución, como señaló el secretario general del CIAT en un foro de Connectax, el Lic. Marcio Verdi, el tema no es cuándo, sino cómo vamos a gravar la economía digital, según lo que he leído de la información pública de la OCDE como de los comunicados del G7 y del G20 al parecer ya existe un consenso.  

“Pero existe todavía mucha incertidumbre, dentro del seno de la UE todas las decisiones tienen que ser unánimes, pero hay países que tienen reservar como Irlanda, hay que ver cómo se desenvuelve la diplomacia esta problemática

Se apuesta a una solución multilateral porque lo que hemos visto es que las soluciones unilaterales han venido creando rencillas comerciales y creo que en estos momentos con la crisis a los países no les conviene tener ese tipo de rencillas.

“Si creo que para el 2023 va a ver una solución, en América Latina el BID tiene un programa piloto, y también el CIAT tiene unas recomendaciones cómo implementar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la tributación indirecta que es donde hay más consenso internacional, y el tema es el impuesto sobre la renta, pero sin duda alguna es un tema que a todos nos interesa porque no solo va a impactar la economía digital, por ejemplo, con el tema del pilar 1 se excluyen las actividades extractivas y financieras, pero con el pilar 2 no, tanto los responsables de política fiscal como las empresas multinacionales y los asesores,  están interesando en el desarrollo del proyecto Beps 2.0.

“Yo creo los esquemas de cumplimiento deben tomar en cuenta los pilares del proyecto BEPS, creo que desde el punto de toda estructura fiscal que contemple esos tres niveles de cumplimiento no tendrá los litigios innecesarios o apertura de procedimientos de evasión fiscal ,   creo la época que estamos viviendo en la actualidad es fabulosa porque se están replanteando modelos tributarios desde la Sociedad de Naciones ( 1920).  

Por eso, para mí, es apasionante el tema de la economía digital tiene muchas implicaciones en materia de precio de transferencia y también los temas de la industria extractiva y financiera, como formulador y diseñador de política fiscal para el sector extractivo (petróleo, gas y minería), la digitalización impacta los esquemas de cumplimiento tributario en mundo cambiante”.

-¿Qué pasa con las empresas que están por debajo de esos montos en ventas?  Digamos no soy Google, Amazon, Facebook, que me puede suceder, qué visualizas con empresas por debajo de monto.

“El pilar 2 que es el impuesto mínimo a las empresas multinacionales, tiene un umbral de 750 millones de euros. El pilar 1 que asigna la jurisdicción de mercado también aplica a los grupos multinacionales que tengan ingresos superiores a 20,000 millones de euros, que es un grupo reducido que pueda que cumpla el umbral del pilar 1 y el pilar 2.

Además, con la adopción del reporte país por país es las administraciones tributarias disponen de una visión panorámica de cómo se conforman la planificación de los grupos multinacionales y para las pequeñas empresas que son startups o están creciendo, el tema no seguir de cerca esta discusión los pudiera llevar a problemas de doble imposición.  

“Entonces la discusión de  los modelos de negocios digitales  en las PYMES si bien es cierto que no lo pudiese estar alcanzada con el pilar 1 o el 2, también van a estar en el radar de las administraciones tributarias, porque por ejemplo, tener una lista de clientes y transformar un modelo de negocio digital, existe una parte de la doctrina que creen que no tienen una consecuencia jurídica tributaria, sin embargo, si tiene por qué estás trasladando un activo a otra subsidiaria o filial, y probablemente el país donde se desarrolló ese marketing de sus clientes vaya a requerir una remuneración al respecto”.

-¿Alguna primicia o proyecto que quisieras compartir?

-Bueno vamos a dejar eso en suspenso, se vienen varias iniciativas con Connectax, y varios proyectos internacionales y noticias positivas, el esfuerzo que se ha venido realizado en los últimos años está rindiendo frutos.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias