Los proyectos para 2018 en materia de energía, telefonía e internet y TV en Panamá

Los proyectos para 2018 en materia de energía, telefonía e internet y TV en Panamá

El administrador general de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep), Roberto Meana, en “La Sobremesa CF” de diciembre hace un balance en el ocaso de este 2017 sobre los hechos más relevantes del año y también revela cuáles son los principales proyectos en materia de energía, telefonía e internet en Panamá para 2018.

Vea la entrevista completa aquí:


Energía: Mantenimiento ha sido el talón de Aquiles

Durante la entrevista, en la que también comenta cómo vivió uno de los principales apagones del año, Meana afirma que el problema de la falta del suministro eléctrico fue la ausencia oportuna de mantenimiento. Labor que calificó como “indispensable” para que el cliente final reciba un servicio óptimo por parte de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. y de las distribuidoras de energía.

El administrador de la Asep se refirió, además, a las multas millonarias que impuso la institución a distintos agentes del mercado eléctrico este año y al ajuste tarifario para el primer semestre de 2018.

Y aunque no puede afirmar que no habrá “apagones” en la temporada seca de 2018, sí dice que el problema se ha “minimizado”. Pero, agrega, “tenemos que ver qué sucede finalmente”.

Como “lo bueno” que ha ocurrido en el sector, Meana destaca el hecho de que el país está encaminado hacia una producción de energía limpia. “La energía eólica ha contribuido a que en el verano se produzcan entre 250 y 280 megavatios que antes se producían con búnker”, lo que permite que el país pueda tener un mayor control del nivel de los lagos.

Nuevas reglas para la portabilidad e internet, además del “apagón analógico”

Meana también revela cuáles son los proyectos que estarán en marcha durante 2018 en materia de telecomunicaciones. En este sentido, da detalles sobre los cambios en el mercado para mejorar la portabilidad numérica.

“Hemos bajado la tarifa de 3 a 2 centavos”, recuerda.

[Vea nota: A partir del 1 de enero reducirán el pago mensual por la portabilidad numérica en Panamá]

Sobre el servicio de internet, Meana anuncia que a partir de febrero de 2018 comienza una aplicación de normas de calidad. Con estas reglas ─dice─ el cliente podrá saber si recibe la velocidad de internet que contrató y podrá tener controles parentales para que los niños tengan restricciones de acceso a determinados sitios web.

“Hay algo básico y es que el cliente tenga un crédito (a su favor) si no ha recibido el servicio de internet que contrató”,

Roberto Meana

En cuanto al “apagón analógico”, es decir, el cese de las emisiones analógicas de los operadores de televisión, Meana comenta que en este 2018 un paso importante en esa dirección será que para el segundo semestre no se podrá importar televisores que no cuenten con el formato indicado.

[Vea notas: Asep fija plazo de seis meses para suspender la importación de televisores no aptos para la señal digitalSubsidio estatal de $30.8 millones frena alza en tarifa eléctrica en primer semestre de 2018]

Ahora bien, Meana aclara que con el “apagón analógico” lo que se busca es obtener resultados positivos, tanto para los clientes como para los operadores del servicio de televisión.

Por tal razón, el administrador de la Asep dice que “no podremos establecer que (el apagón) sea en 2018… esto sucederá cuando veamos que en las provincias de Panamá, Panamá Oeste y Colón el 90% de los clientes tengan el servicio digital”. Solo entonces estableceremos una fecha para cancelar el servicio analógico actual.

Soterramiento de cables: Hay avances en tres provincias

El proyecto de soterramiento de cables, que incluye el cambio de la red eléctrica y de telecomunicaciones de forma subterránea, está dividido en tres áreas: Ciudad de Panamá (área bancaria) y las provincias de Veraguas (vía comercial de Santiago) y Chiriquí (Ave. cuarta en David).

El administrador de la Asep dice que, al mes de diciembre de 2017, en ciudad de Panamá hay un 40% de avance; en Santiago, un 23% de avance; y en David, un 10% de progreso porque es el lugar donde las obras iniciaron recientemente.

“Son trabajos que no podemos hacer de forma rápida porque podemos provocar grandes embotellamientos con lo que esto repercute”, concluye Meana.

Más informaciones

Comente la noticia