Los últimos glaciares tropicales del Pacífico, a punto de desaparecer

Los últimos glaciares tropicales del Pacífico, a punto de desaparecer
Cuando se midió la estaca en noviembre de 2015, se habían descubierto unos cinco metros de cuerda, lo que significa que la superficie del glaciar se estaba derritiendo a un ritmo de aproximadamente un metro por año| Archivo

Los últimos glaciares tropicales restantes entre el Himalaya y los Andes desaparecerán en la próxima década, y posiblemente antes, debido al cambio climático, según un nuevo estudio.

Los glaciares en Papua, Indonesia, son ‘los canarios en la mina de carbón’ para otros glaciares de montaña en todo el mundo, dijo Lonnie Thompson, uno de los principales autores del estudio publicado en PNAS.

“Estos serán los primeros en desaparecer; los otros ciertamente los seguirán”, dijo Thompson, distinguido profesor universitario de la Facultad de Ciencias de la Tierra y científico investigador principal del Centro de Investigación Polar y Climática Byrd de la Universidad Estatal de Ohio.

Los glaciares, en la cima de una montaña cerca de Puncak Jaya, en la mitad occidental de la isla de Nueva Guinea, se han estado derritiendo durante años, dijo Thompson. Pero ese derretimiento aumentó rápidamente debido en parte a un fuerte El Niño 2015-2016, un fenómeno que hace que el agua del océano tropical y las temperaturas atmosféricas se calienten. Los Niños son fenómenos naturales, pero sus efectos se han visto amplificados por el calentamiento global.

El estudio sugiere que el glaciar desaparecerá en los próximos 10 años, muy probablemente durante el próximo fuerte El Niño.

Thompson dijo que es probable que sigan otros glaciares tropicales, como los del Kilimanjaro en Tanzania y Quelccaya en Perú. “Creo que los glaciares de Papua, Indonesia, son el indicador de lo que sucederá en todo el mundo”, dijo Thompson.

Thompson y su equipo han estado monitoreando el glaciar desde 2010, cuando perforaron núcleos de hielo para determinar la composición y la temperatura de la atmósfera alrededor del glaciar a lo largo de la historia. Incluso entonces, el glaciar se estaba encogiendo. Ese derretimiento comenzó al menos hace 150 años, dijo Thompson, pero se aceleró en la última década.

Los investigadores encontraron signos de derretimiento tanto en la parte superior del glaciar como en la parte inferior.

Durante la expedición de perforación de 2010, el equipo instaló una cadena de secciones de tubería de PVC, conectadas por una cuerda, en el hielo. Su idea era medir cuánto hielo se había perdido midiendo periódicamente las secciones de la cuerda sin cubrir a medida que el hielo se derretía.

Cuando se midió la estaca en noviembre de 2015, se habían descubierto unos cinco metros de cuerda, lo que significa que la superficie del glaciar se estaba derritiendo a un ritmo de aproximadamente un metro por año. Un equipo regresó en mayo de 2016 y vio que se habían descubierto unos 4,26 metros adicionales de cuerda, un rápido aumento de la fusión en solo seis meses.

El equipo también midió la extensión del deshielo del glaciar midiendo su área de superficie, que se redujo en aproximadamente un 75 por ciento entre 2010 y 2018. El campo de hielo se había encogido tanto que para 2016 se había dividido en dos glaciares más pequeños.

Luego, en agosto de 2019, un alpinista que escalaba el pico tomó una foto del glaciar, mostrando su casi desaparición.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias