Luz verde para primera subida de tasas de la FED

Mientras las bolsas europeas registraban pérdidas cercanas al 4%

The Federal Reserve building in Washington DC superimposed on a twenty dollar bill and a grunge texture background

La divergencia en la política monetaria entre Estados Unidos (EE.UU.) y Europa ha sido el tema principal en los mercados financieros internacionales en los últimos meses. Esta semana, obtuvimos más evidencia que la Reserva Federal de EE.UU. (FED, por sus siglas en inglés) muy pronto va a anunciar la primera subida de tasas en casi 10 años.

El factor determinante es la fortaleza del mercado laboral en los últimos dos meses. En noviembre, se crearon 211.000 nuevos empleos, superando las expectativas de 200.000.

Adicionalmente, la cifra de octubre fue revisada de 271.000 a 298.000, mientras la tasa de desempleo se mantuvo en 5,0%.

En nuestra opinión, la mejora de la situación laboral sobre compensa datos decepcionantes en recientes encuestas empresariales. Por eso pensamos que es prácticamente un hecho que la FED va subir su tasa de referencia por 25 puntos básicos en su próxima en la  reunión el 15/16 de diciembre.

Mario Draghi decepciona

En contraste total con la política monetaria de la FED, el Banco Central Europeo (BCE) anunció nuevas medidas de estímulo monetario, rebajando la tasa de depósito desde el -0,20% hasta el -0,30, y extendiendo las compras de bonos hasta al menos marzo de 2017.

Al mismo tiempo se comprometió de reinvertir  los vencimientos de las compras y aumentó la tipología de activos a comprar. Si bien son medidas importantes, no son lo suficientemente grandes para cumplir con las altas expectativas de los inversionistas. En concreto, muchos analistas esperaban un recorte de la facilidad de depósito todavía más agresiva, y también había expectativas   que  el ritmo de compras aumentara significativamente, que actualmente se encuentran en 60.000 millones de euros mensuales.

En nuestro último Newsletter ¿Habrá rally de fin de año en las bolsas?, indicamos que el posicionamiento de muchos inversionistas y gestores de fondos era extremo y gran parte de la divergencia monetaria ya estaba descontada y que cualquier decepción podía causar rebotes importantes. Por eso no nos sorprende la fuerte reacción del mercado después del comunicado del BCE.

El euro se apreciaba con fuerza frente al dólar, cerca de un 3% en algunos momentos. Por otro lado, las bolsas europeas registraban pérdidas cercanas al 4%, siendo el DAX alemán el índice más castigado.

Liquidez y alternativos

Es evidente que inseguridades macroeconómicas, geopolíticas y la divergencia en las políticas monetarias van a aumentar la volatilidad en los mercados. Por lo tanto, pensamos que el 2016 se va a parecer mucho a los últimos meses, con fuertes caídas y rebotes, los cuales ofrecen oportunidades de inversiones.

Probablemente, el repunte del euro y la corrección actual en las bolsas europeas es temporal y represente una oportunidad de compra.

En la renta variable, preferimos Europa y Japón sobre EE.UU. Los sectores que más nos gustan son la tecnología, bancos, salud y energía. Seguimos negativos sobre prácticamente todos los activos ligados a precios de metales y minería. En la renta fija, recomendamos reducir riesgos (duración y crédito, sobre todo en emergentes). Seguimos recomendando mantener suficiente liquidez para aprovecharse de futuras correcciones.

Es muy recomendable aumentar la exposición a inversiones alternativas líquidas en una manera prudente y diversificada, para reducir la exposición al mercado de renta fija y renta variable. 

Pascal Rohner, CFA
Director Inversión Panamá
Private Investment Management

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL